Frases de La enfermedad mortal

La enfermedad mortal

23 frases de La enfermedad mortal (Sygdommen til Doden) de Soren Kierkegaard... Obra escrita bajo el seudónimo de Anti-Climacus, que trata sobre el concepto de la desesperación, el cual el autor equipara con el concepto cristiano de pecado, particularmente el pecado original.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Soren Kierkegaard son: teología, dios, envidia, cristianismo, angustia, existencialismo, filosofía de la religión, vida y muerte, espiritualidad, desesperación, pecado original.

Frases de Soren Kierkegaard Libros de Soren Kierkegaard

Frases de La enfermedad mortal Soren Kierkegaard

01. Lo real es lo virtual destruido


02. Morir quiere decir que todo ha terminado.


03. La envidia es una admiración que se disimula.


04. Quien desespera quiere, en su desesperación, ser él mismo.


05. La personalidad es una síntesis de posible y de necesidad.


06. Para el cristiano, la muerte misma es un pasaje a la vida.


07. Del mismo modo que existen enfermedades imaginarias, también existe una salud imaginaria.


08. La necesidad de soledad prueba siempre en nosotros la espiritualidad y sirve para medirla.


09. La admiración es un feliz abandono de uno mismo; la envidia una desgraciada reivindicación del yo.


10. El criterio es el siguiente: todo le es posible a Dios. Verdad de siempre y, por lo tanto, de cualquier instante.


11. La pérdida de lo temporal no es en sí desesperación y, sin embargo, habla de ella y la llama desesperar.


12. El hombre es una síntesis de infinito y finito, de temporal y eterno, de libertad y necesidad, en resumen, una síntesis.


13. En el lenguaje de los hombres, la muerte es el fin de todo y como ellos dicen, mientras dura la vida, dura la esperanza.


14. Comprender es el alcance humano, la relación del hombre con el hombre; pero creer es la relación del hombre con lo divino.


15. El común de la gente comete un gran error viendo la excepción en la desesperación, pues, por el contrario, es la regla.


16. No hay posibilidad de verse a si mismo en un espejo, sin conocerse ya, pues sino no es verse, sino ver sólo a alguien.


17. En un hombre sin voluntad no existe el yo; pero cuanta más hay en él, también tiene más conciencia de sí mismo.


18. Toda inocencia, no obstante su seguridad y su paz ilusorias, es angustia, y nunca la inocencia tiene tanto miedo como cuando su angustia carece de objeto.


19. Lo que más falta hace cuando se sufre un descarriamiento, es siempre aquello en lo que menos se piensa y esto es evidente, pues, pensar en eso, sería volverse a encontrar.


20. La verdadera ciencia del escándalo no se aprende sino estudiando la envidia humana, un estudio fuera de programa, pero que a pesar de todo he hecho y a fondo, de lo cual me congratulo.


21. En lo posible, el creyente retiene el eterno y seguro antídoto de la desesperación, pues Dios lo puede todo en cualquier instante. Es ésta la salvación de la fe, que resuelve las contradicciones.


22. La juventud vive en la ilusión, esperando de la vida y de ella misma lo extraordinario; por el contrario, en los viejos la ilusión redúcese a menudo a su manera de recordar la juventud.


23. El hombre es espíritu. ¿Pero qué es el espíritu? Es el yo. Pero entonces, ¿Qué es el yo? El yo es una relación que se refiere a sí misma o, dicho de otro modo, es en la relación, la orientación interna de esa relación; el yo no es la relación, sino el retorno a sí misma de la relación.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La enfermedad mortal" de Soren Kierkegaard.

Libros parecidos

Síguenos