Frases de Elena sabe

Elena sabe

18 frases de Elena sabe de Claudia Piñeiro... Poco después de que su hija Rita aparece muerta en la iglesia que suele frecuentar, la investigación se da por cerrada, y su madre, jaqueada por la enfermedad, es la única que no renuncia a esclarecer el crimen.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Claudia Piñeiro son: libertad de elección, hipocresía, lucha contra la enfermedad, asesinato, crimen sin resolver, relación madre-hija, autoritarismo, duelo psicológico, enfermedad de parkinson, silencio, vivir la vida.

Frases de Claudia Piñeiro Libros de Claudia Piñeiro

Frases de Elena sabe Claudia Piñeiro

01. ¿Seguirá siendo madre ahora que no tiene hija? Se pregunta.


02. Vine a buscar la parte de la historia que me falta...


03. Cuando alguien muere como murió Rita, todos se sienten invitados a su funeral.


04. Nadie puede conocer tanto de su hija como ella, piensa, porque es madre, o porque fue madre.


05. La memoria de los detalles, Elena sabe, es sólo para gente valiente, y ser cobarde o valiente no puede elegirse.


06. Y la vergüenza de no querer ser madre, porque todos, los que dicen saber, aseguran que una mujer tiene que querer ser madre.


07. Ella sólo quiere que la escuchen, y que recuerden y que digan lo que sepan, pero nadie sabe nada, nadie sospecha de nadie.


08. Voy a llorar recién cuando sepa toda la verdad, cuando sepa quién hizo que mi hija terminara ese día como lo terminó.


09. ¿O es el pensamiento mismo, algo que no se puede ver ni tocar fuera de ese órgano rugoso guardado dentro del cráneo como un tesoro?


10. Elena sabe que a su hija la mataron. No sabe quién ni por qué. No encuentra el móvil de su muerte. No puede verlo.


11. Hoy no quiere encontrarse con nadie. Nadie que le pregunte por su salud ni que le dé el pésame tardío por la muerte de su hija.


12. Jamás no es una palabra aplicable a nuestra especie, hay tantas cosas que creemos que jamás haríamos y sin embargo, puestos en ese lugar, las hacemos.


13. (...) Y también no cuenta con ningún vecino del pueblo, debido a que sólo ella piensa que Rita fue asesinada, los demás intentan convencerla de que se suicidó.


14. Y se pregunta si al Parkinson habría que tratado de él o de ella, porque aunque el nombre propio le suena masculino no deja de ser una enfermedad, y una enfermedad es femenina.


15. Por eso está subida a ese tren, para que ese otro cuerpo, el de esa mujer que no ve desde hace veinte años, la ayude a buscar la verdad que al suyo se le niega.


16. Pobre, así que usted no tiembla, dicen que el Parkinson que no tiembla es el peor, el que avanza más rápido, le dijo la señora que tenía sentada al lado y que temblaba como una hoja.


17. ¿Qué es uno cuando no es su brazo que no se mueve para calzarse una campera, ni su pierna que no se eleva en el aire dispuesta a dar un paso, ni su cuello que no se yergue impidiéndole andar de cara al mundo? Si uno no tiene un rostro para enfrentar el mundo, ¿Qué es? ¿Uno es el cerebro, que no puede mandar a nadie pero sigue pensando?


18. Debería haberse emborrachado alguna vez en la vida, y aprendido a manejar, y usado biquini, piensa. Un amante, también tendría que haber tenido un amante, porque el único sexo que conoce es el que tuvo con Antonio, y eso era un orgullo, haber sido sólo de un hombre, pero hoy, vieja y doblada, caída sobre su brazo, sabiendo que nunca más habrá sexo para ella, Elena no siente orgullo, siente otra cosa, tampoco pena, ni bronca, siente un sentimiento que no sabe qué nombre tiene, eso que uno siente cuando se descubre tonto. Haber guardado la virginidad para quién, haber sido fiel por qué, haberse mantenido casta después de viuda con qué motivo, con qué esperanza, creyendo qué.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Elena sabe" de Claudia Piñeiro.

Libros parecidos

Síguenos