Frases de Eleanor & Park

Eleanor & Park

24 frases de Eleanor & Park (Eleanor & park) de Rainbow Rowell, libro de 2013.... Eleanor usa ropa que no combina, tiene un alocado cabello rojo y una caótica vida familiar. Park es un chico silencioso y cuidadoso... Ellos se enamoran de la forma en que te enamoras la primera vez, con nada y todo que perder.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Rainbow Rowell son: conflictos familiares, mayoría de edad, música, pobreza, primer amor, relaciones personales, ser diferente, valorar las diferencias.

Frases de Rainbow Rowell

Frases de Eleanor & Park Rainbow Rowell

01. No te estoy pidiendo que te cases conmigo -le explicó él-. Lo que digo es que...Te quiero. Y no me imagino un final...

Final


02. Eleanor tenía razón. No era guapa exactamente. Emanaba algo artístico, y el arte no busca ser bonito; busca despertar tus sentimientos.

Guapa


03. ¿Qué posibilidades hay de conocer a alguien que te inspire esos sentimientos? , se preguntó Park. ¿Una persona a la que amar por siempre, alguien que te quiera por toda la eternidad? ¿Y qué haces si esa persona ha nacido a medio mundo de distancia?

Conocer


04. Cuando la veía, no podía pensar en nada. Salvo en tocarla. Salvo en hacer cuanto pudiera o fuera necesario para verla feliz.

Feliz


05. La nueva inspiró profundamente y siguió avanzando. Nadie la miraba. Park intentó hacer lo mismo, pero la chica atraía su mirada como lo haría un accidente ferroviario o un eclipse.

Accidente


06. Cuando la escuchaba, Eleanor tenía la sensación de que todo, el mundo entero, no era como ella había creído hasta entonces. Y eso era bueno. Eso era genial.

Genial


07. Park tendría que guardar aquel beso para siempre. Aquel beso lo guiaría de vuelta a casa. Tendría que evocarlo cuando se despertara asustado en mitad de la noche.

Asustado


08. -No te enfades conmigo -dijo, suspirando-. No lo soporto. -Yo nunca me enfado contigo -repuso Eleanor. -Ya. -No estoy enfadada. -Solo te enfadas cerca de mí.

Enfado


09. Ya no intentaba evocar su recuerdo. Ella volvía cuando quería, en sueños, en mentiras y en sensaciones vagas de algo ya vivido.

Sensaciones


10. Una cree que si abraza a alguien con todas sus fuerzas, lo tendrás más cerca. Una cree que se puede abrazar a alguien con tanta fuerza como para seguir sintiendo su presencia, grabada en ti, cuando te separas.

Abrazo


11. - ¿Dónde estás ahora? - ¿En qué parte de la casa? -Sí, dónde. - ¿Por qué? -preguntó Eleanor, en un tono que no llegaba a ser desdeñoso, pero casi. -Porque estoy pensando en ti -repuso él, exasperado. - ¿ Y? -Porque quiero tener la sensación de que estoy contigo.

Sensación


12. -¿Por qué Romeo y Julieta ha sobrevivido a lo largo de cuatrocientos años? Park detestaba hablar en clase. Eleanor lo miró enfurruñada y luego desvió la vista. Él se sonrojó. -Porque... -dijo Park con voz queda y la mirada clavada en el pupitre-. ¿Porque todo el mundo quiere recordar lo que significa ser joven? ¿Y estar enamorado?

¿Qué es el amor?


13. -No me gustas -le dijo-. Te necesito.

Te necesito


14. Pase lo que pase- dijo Park-, te quiero.

Te quiero


15. Sostener la mano de Eleanor era como sostener una mariposa. O un latido. Como tener en la mano algo completo y vivo.

Manos


16. - ¿Tengo pinta de vagabundo? -Peor aún -replicó Park-. De payaso vagabundo. - ¿Y a ti te gusta? -Me encanta.

Payaso


17. Lo que pasó antes de conocerte no cuenta -afirmó él-. Y no me puedo imaginar un después.

Antes de ti


18. No estoy listo para que dejes de ser mi problema.

Problemas


19. Tiene usted la clase de voz que uno imagina surgiendo de un carro tirado por dragones.

Dragones


20. -No. Venga. No vale la pena. -Sí -replicó él, furioso-. Tú vales la pena.

Pena


21. Era tan hermosa como la reina de un cuento de hadas.

Hada


22. ¿Qué si lo echaba de menos? Quería perderse en él. Rodearlo con los brazos como un torniquete.

Perderse


23. Sus ojos eran de un verde tan intenso que habrían podido transformar el dióxido de carbono en oxígeno.

Oxígeno


24. Me pareces... Hermoso. Arrebatador. Como esas bellezas de los mitos griegos capaces de hacer que un dios renuncie a su condición divina.

Hermoso

Síguenos