Frases de Donde el corazón te lleve

Donde el corazón te lleve

42 frases de Donde el corazón te lleve (Va' dove ti porta il cuore) de Susanna Tamaro... Una abuela le deja a su nieta, a la que crio, una serie de cartas donde habla de la historia familiar, sus sentimientos y lo que es importante en la vida.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Susanna Tamaro son: importancia de la familia, abuelos, esencia de la vida, huérfanos, conflictos familiares, muerte por accidente, secuelas infancia infeliz, cartas, matrimonio sin amor.

Frases de Susanna Tamaro

Frases de Donde el corazón te lleve Susanna Tamaro

01. Renunciar a uno mismo lleva al desprecio.


02. El corazón es el centro del espíritu.


03. La comprensión nace de la humildad, no del orgullo del saber.


04. El carácter es mucho más apreciado en el mundo que la personalidad.


05. El amor no conviene a los perezosos, para existir en plenitud exige gestos fuertes y precisos.


06. Nunca podré creer en los dogmas, en las historias que han inventado otros hombres como yo.


07. Al primer impacto lo nuevo da miedo, para conseguir avanzar es necesario superar esa sensación de alarma.


08. Cometer errores es natural, irse sin haberlos comprendido hace que se vuelva vano el sentido de una existencia.


09. Los pensamientos de un viejo no tienen futuro, por lo general son tristes, y si no tristes, melancólicos.


10. Es cómico, pero justamente la distracción es lo que nos permite llegar al centro de las cosas.


11. La vida no es una carrera, sino un tiro al blanco, lo que importa no es el ahorro de tiempo, sino la capacidad de encontrar una diana.


12. Entender de dónde venimos, qué hubo antes de nosotros, es el primer paso para poder avanzar sin mentiras.


13. En la lejanía, ni siquiera los amores más grandes, los más absolutos, se libran de la duda.


14. Podrás comprenderme solamente si has llevado a cabo ese misterioso recorrido que conduce desde la intransigencia a la piedad.


15. Es extraño, pero a menudo ocurre que determinadas personas, importantes en nuestra existencia, al principio no nos gustan nada.


16. Los muertos pesan, no tanto por la ausencia, como por todo aquello que entre ellos y nosotros no ha sido dicho.


17. Luchar por una idea sin tener una idea de uno mismo es una de las cosas más peligrosas que se pueden hacer.


18. Sólo el dolor hace crecer, pero el dolor hay que enfrentarlo directamente; quien se escabulle o se compadece está destinado a perder.


19. El corazón se parece a una cámara de combustión. Allí dentro hay tinieblas, tinieblas y fuego.


20. Cuando somos niños nos gusta mucho subir a los desvanes, en la vejez no tanto. Todo lo que era misterio, descubrimiento aventurero, se vuelve dolor del recuerdo.


21. Desconfíe de quien es perfecto, de quien tiene las soluciones ya listas en el bolsillo, desconfíe de todo, salvo de lo que le dice su corazón.


22. El corazón del hombre es como la Tierra, una mitad iluminada por el sol y la otra en la sombra. Ni siquiera los santos tienen luz en todas partes.


23. En la vida hace falta tener generosidad: cultivar el pequeño carácter propio sin ver nada más de lo que hay alrededor significa seguir respirando pero estar ya muerto.


24. En el rostro está todo. Está tu historia, están tu padre, tu madre, tus abuelos y bisabuelos, tal vez incluso algún tío lejano del que ya nadie se acuerda.


25. Las lágrimas que no brotan se depositan sobre el corazón, con el tiempo lo cubren de costras y lo paralizan como la cal que se deposita y paraliza los engranajes de la lavadora.


26. Nos robábamos las palabras de la boca, pensábamos las mismas cosas, las decíamos de la misma manera, parecía que nos conociéramos desde hacía años y no desde hacía dos semanas.


27. En la vida de cada hombre, sólo existe una mujer con la cual puede conseguir una unión perfecta, y en la vida de cada mujer sólo hay un hombre con el que ella puede ser completa.


28. Lo que no supimos decir nos dolerá eternamente y sólo el valor de un corazón abierto podrá liberarnos de esta congoja. Nuestros encuentros en la vida son un momento fugaz que debemos aprovechar con la verdad de la palabra y la sutileza de los sentimientos.


29. Entre nuestra alma y nuestro cuerpo hay muchas pequeñas ventanas, y a través de éstas, si están abiertas, pasan las emociones, si están entornadas se cuelan apenas; tan solo el amor puede abrirlas de par en par a todas y de golpe, como una ráfaga de viento.


30. Las cosas que nos ocurren nunca son finalidades en sí mismas, gratuitas; cada encuentro, cada pequeño suceso encierra un significado, la comprensión de nosotros mismos nace de la disponibilidad para recibirlos, la capacidad de cambiar de dirección en cualquier momento, de dejar la vieja piel como las lagartijas al cambiar la estación.


31. Por el simple hecho de que existe el cuerpo, somos sombras de todas maneras, somos anfibios como las ranas: una parte de nosotros vive aquí, en lo bajo, y la otra tiende hacia lo alto. Vivir es tan sólo tener conciencia de esto, saberlo, luchar para que la luz no desaparezca derrotada por la sombra.


32. La resolución de los problemas proviene de la experiencia cotidiana, del hecho de ver las cosas como verdaderamente son y no como deberían ser según otros. En el momento en que empezamos a arrojar el lastre, a eliminar lo que no nos pertenece, lo que proviene del exterior, es cuando ya estamos bien encaminados.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Donde el corazón te lleve" de Susanna Tamaro.

Libros parecidos

Síguenos