Frases de Tus zonas mágicas

Tus zonas mágicas

26 frases de Tus zonas mágicas (Real Magic) de Wayne Dyer... ¿Solo existe la realidad tangible, la que reconocemos por nuestro sentidos? El autor afirma la existencia de una realidad mágica en cada uno, que esperando ser descubierta.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Wayne Dyer son: desarrollo personal, búsqueda de conocimiento, sentidos, propósito, espiritualidad, alcanzar la plenitud, conexión emocional, cambiar nuestra realidad.

Frases de Wayne Dyer Libros de Wayne Dyer

Frases de Tus zonas mágicas Wayne Dyer

01. El maestro está en todas partes.


02. Todo tu pasado, así como tu futuro, están dentro de ese reino del pensamiento.


03. Es tu disposición la que hace que el maestro pueda ayudarte. Los maestros aparecen bajo diversas formas.


04. En una relación espiritual no hay superior e inferior, ambos son iguales, y esta igualdad se respeta.


05. Todas las cosas que has llegado a considerar con convencimiento como límites son producto del modo en que has aprendido a pensar.


06. Acercándonos a otra persona con amor en el corazón, sin pedir nada sino tan sólo ofreciendo ese amor, creamos relaciones milagrosas.


07. La relación espiritual es una relación entre iguales. No hay necesidad de demostrar que el otro está equivocado. No hay un modo "acertado" ni un argumento "vencedor".


08. Las personas que creen sólo en lo que pueden ver o demostrar científicamente se ven limitadas por el actual nivel de complejidad de nuestros dispositivos de medición.


09. La premisa básica de una pareja espiritual es un compromiso sagrado entre ambos miembros para ayudar uno al crecimiento espiritual del otro. Los compañeros espirituales reconocen su igualdad.


10. Y lo que ocurre es que no es preciso comprender por qué una persona actúa y piensa como lo hace. No darás mayor comprensión que diciendo: "No lo entiendo, y está bien así".


11. Intenta cultivar la conciencia de la fuerza vital invisible que impregna toda forma del universo (... ). Esta fuerza invisible carece de límites y dimensiones, al igual que tus pensamientos, sentimientos, imaginaciones, sueños, fantasías y emociones.


12. Toda persona que haya superado alguna dificultad o efectuado algún cambio positivo en su vida, al enfrentarse a lo que ha sido su vida ha tenido que dejar atrás el viejo hábito por propia voluntad.


13. Nadie quiere sentirse como una posesión. Nadie quiere ser dominado ni controlado. Todos aparecimos aquí con un propósito, y este propósito se ve menoscabado cuando otro ser humano intenta interferir con nuestra heroica misión.


14. Tú eres el creador de tus emociones, que tienen su origen en tu pensamiento. Esas reacciones emocionales son en realidad de naturaleza física. Cualquier emoción que elijas con tu pensamiento tomará carta de residencia en tu cuerpo.


15. Un individuo sigue siendo un individuo, no sólo desde el nacimiento hasta la muerte sino, en realidad, desde mucho antes del nacimiento hasta muchísimo después de la muerte.. .Jamás perdemos nuestra individualidad ni nuestra unidad...


16. Procura gozar de tu parejo, no poseerla. Jamás podrás experimentar el milagro de una relación mágica si te crees poseedor de la otra persona o si, de algún modo, sientes que tienes derecho a dominarla o controlarla.


17. Toda persona tiene derecho a su propia opinión. Si quieres ver cómo empiezan a producirse milagros en tu vida debes abandonar por unos días la necesidad de demostrar que el otro está equivocado y ver cómo las cosas cambian para ti.


18. Sería una redundancia tener a mi lado a alguien igual que yo. Respeto esa parte de ella que me resulta incomprensible. La amo no por lo que entiendo sino por esa alma invisible: que está detrás de ese cuerpo y de todas esas acciones.


19. Ocupará un lugar principal en tu mente el modo en que puedes servir a las necesidades de quienes te rodean centrándote siempre en sus necesidades y lo que les corresponde. Tener un propósito significa, de manera general, estar en paz contigo mismo, y esta paz es lo que puedes dar.


20. Las relaciones poderosas son aquellas en que dos individuos centrados se comprometen a amarse incondicionalmente y a apoyarse mutuamente en el crecimiento hacia su pleno potencial. Ambos dan abiertamente, sin motivos egoístas y sin el deseo de encerrar la relación en una forma determinada. No hay límites cuando nos abrazamos plenamente.


21. La privacidad y el espacio constituyen regalos maravillosos que puedes hacerle a tu pareja. Si te niegas a dárselos verás cómo se deteriora tu relación y todos tus esfuerzos por mantenerla se frustran. Puede parecer irónico, pero cuanto más espacio permitas y fomentes dentro de la relación más florecerá ésta.


22. Deja que haya espacio en vuestra unión. De nuevo, se trata de amar incondicionalmente y de dar en lugar de tomar. Cuando se ama a alguien por lo que es y no por lo que tú crees que debería ser, o por la medida en que te complace, el permitirle privacidad y espacio viene de manera automática.


23. No se pueden superar la debilidad o las limitaciones pensando. No llegarás al lugar de armonía interior necesario para crear realidad mágica esforzándote por superar tus viejas conductas negativas. Lo que sí puedes aprender es a dejar atrás esa etapa de tu vida y cruzar la puerta que lleva a un nuevo modo de ser.


24. Recuerda que las relaciones pacíficas y afectuosas proceden en primer lugar y primordialmente de tu estado mental. Tú mandas en tu mente y creas todo cuanto reside en tí. Una vez estés en posesión de este conocimiento, podrás entregarte y simplemente dejar atrás el conflicto existente en cualquiera de tus relaciones. Porque el conflicto no puede sobrevivir sin nuestra participación. Tu decisión de no participar en el conflicto puede venir en un momento transformador.


25. La mente es tan poderosa que no necesita ser distraída constantemente por actividades foráneas. Puedes entrenar tu mente para que se concentre, razón por la que te he alentado a que aprendas a meditar. Da a tu mente la misma preparación mental que das a tu cuerpo cuando deseas que éste tenga una forma física al máximo. No tienes por qué ser esclavo de tus sentidos. Puedes crear una atmósfera en la que la mente esté despejada y libre de distracciones, sin tolerar interrupciones.


26. Tener un propósito en el trabajo que se hace o en las actividades cotidianas de la vida significa saber que el propósito es dar sin ocuparse de los resultados. Cuando seas capaz de hacer que tu conciencia interior pase al modo en que puedes servir a los demás y cuando hagas de esto el centro de tu vida estarás en una posición adecuada para vivir auténticos milagros en tu progreso hacia la prosperidad. No habrá límite alguno en cuanto a lo que puedas recibir a cambio de tu generosidad, cuando esta generosidad sea todo cuanto tienes para dar.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Tus zonas mágicas" de Wayne Dyer.

Libros parecidos

Síguenos