Frases de Sobre la fotografía

Sobre la fotografía

35 frases de Sobre la fotografía (On photography) de Susan Sontag... Ensayo donde la autora aborda la relación entre la cámara y la literatura, la pintura, el cine y la sociología con una inteligencia que brilla en cada párrafo.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Susan Sontag son: filosofía, viaje a través del tiempo, belleza estética, valorar las diferencias, fotografía, historia del arte, cámara fotográfica, poder de la imagen.

Frases de Susan Sontag Libros de Susan Sontag

Frases de Sobre la fotografía Susan Sontag

01. Fotografiar es conferir importancia.


02. Fotografiar es apropiarse de lo fotografiado.


03. Todas las fotografías son memento mori.


04. La manera de mirar moderna es ver fragmentos.


05. Cuando sentimos miedo, disparamos. Pero cuando sentimos nostalgia, hacemos fotos.


06. Todo uso de la cámara implica una agresión.


07. Todas las fotografías atestiguan la despiadada disolución del tiempo.


08. La fotografía se transforma en rito de la vida familiar...


09. La fotografía no se limita a reproducir lo real, lo recicla.


10. El fotógrafo saquea y preserva, denuncia y consagra a la vez.


11. La fotografía es, por su misma naturaleza, una manera promiscua de ver.


12. La mayor vocación de la fotografía es explicar el hombre al hombre.


13. Las cámaras son máquinas que cifran fantasías y crean adicción.


14. La cámara ha terminado por promover enérgicamente el valor de las apariencias.


15. La fotografía es, antes que nada, una manera de mirar. No es la mirada misma.


16. Lo que mueve a la gente a hacer fotografías es el hallazgo de algo bello.


17. Las fotografías son una interpretación del mundo tanto como las pinturas y los dibujos.


18. Algo feo o grotesco puede ser conmovedor porque la atención del fotógrafo lo ha dignificado.


19. La fotografía -insuperable modalidad del viaje, del turismo- es el principal medio moderno de ampliación del mundo.


20. No hay modo de suprimir la tendencia intrínseca de toda fotografía a dar valor a sus temas.


21. El tiempo termina por elevar casi todas las fotografías, aun las más inexpertas, a la altura del arte.


22. No es del todo erróneo afirmar que no existe una mala fotografía, sino solo fotografías menos interesantes, menos relevantes, menos misteriosas.


23. La necesidad de confirmar la realidad y dilatar la experiencia mediante fotografías es un consumismo estético al que hoy todos son adictos.


24. La reducción de la opción política libre al consumo económico libre requiere la producción y el consumo ilimitado de imágenes.


25. La fotografía, que tiene tantos usos narcisistas, también es un instrumento poderoso para despersonalizar nuestra relación con el mundo; y ambos usos son complementarios.


26. El viaje se transforma en una estrategia para acumular fotografías. La actividad misma de fotografiar es tranquilizadora, y atempera esa desazón general que se suele agudizar en los viajes.


27. El resultado más importante del empeño fotográfico es darnos la impresión de que podemos contener el mundo entero en la cabeza, como una antología de imágenes.


28. La cámara tiene el poder de sorprender a la gente presuntamente normal de modo que la hace parecer anormal. El fotógrafo selecciona la rareza, la persigue, la encuadra, la procesa, la titula.


29. Si acaso hay un modo mejor de incluir el mundo de las imágenes en el mundo real, se requerirá de una ecología no solo de las cosas reales, sino también de las imágenes.


30. Según la perspectiva que nos define como modernos, hay un número infinito de detalles. Las fotografías son detalles. Por lo tanto, las fotografías se parecen a la vida. Ser moderno es vivir hechizado por la salvaje autonomía del detalle.


31. Así tenemos en la cámara fotográfica el recurso más confiable para el inicio de la mirada objetiva. Todos serán obligados a ver lo que es ópticamente cierto, explicable en sus propios términos, objetivo, antes de poder llegar a cualquier posible posición subjetiva.


32. El método seduce especialmente a gentes sometidas a una ética laboral implacable: alemanes, japoneses y norteamericanos. La utilización de una cámara aplaca la ansiedad que sufren los obsesionados por el trabajo por no trabajar cuando están en vacaciones y presuntamente divirtiéndose. Cuentan con una tarea que parece amigable imitación del trabajo: tomar fotografías.


33. Una sociedad capitalista requiere una cultura basada en imágenes. Necesita suministrar muchísimo entretenimiento con el objeto de estimular la compra y anestesiar las lesiones de clase, raza y sexo. Y necesita reunir cantidades ilimitadas de información para poder explotar mejor los recursos naturales, incrementar la productividad, mantener el orden, hacer la guerra, dar trabajo a los burócratas.


34. Todo lo que quiero decir es que lo extrañamos. Yo lo extraño. Usted sigue marcando una diferencia. Estamos entrando en una era extraña, el siglo XXI. Pondrá a prueba el alma de maneras inéditas. Pero, le prometo, algunos de nosotros no vamos a abandonar la Gran Biblioteca. Y usted seguirá siendo nuestro modelo y nuestro héroe (a Jorge Luis Borges).


35. La omnipresencia de las cámaras insinúa de modo persuasivo que el tiempo consiste en acontecimientos interesantes, dignos de fotografiarse. Esto a su vez permite sentir fácilmente que a cualquier acontecimiento, una vez en marcha, y sea cual fuera su carácter moral, debería permitírsele concluir para que algo más pueda añadirse al mundo, la fotografía. Una vez terminado el acontecimiento, la fotografía aún existirá, confiriéndole una especie de inmortalidad (e importancia) de la que jamás habría gozado de otra manera.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Sobre la fotografía" de Susan Sontag.

Libros parecidos

Síguenos