Frases del libro "Pensar bien, sentirse bien" de Walter Riso

Pensar bien, sentirse bien

Disfruta de estas 34 frases de "Pensar bien, sentirse bien"... Muchas veces sufrimos por recuerdos distorsionados, por pensamientos negativos que no nos permiten apreciar la realidad. Cada frase crea pensamientos motivadores que nos permiten una vida saludable y en armonía.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Pensar bien, sentirse bien", de Walter Riso son: autoestima, expresar los sentimientos, depresión, inteligencia emocional, equilibrio entre cuerpo y mente, poder del pensamiento positivo, sentido del humor, autocontrol, creencias irracionales, arriesgarse a ser feliz.

Frases de "Pensar bien, sentirse bien"

01. La realidad es curativa per se, si somos capaces de dejar que la experiencia penetre hasta la base de datos sin excusas.


02. Nada justifica el sufrimiento innecesario. Una propuesta seria y fundamentada para empezar a pensar en uno mismo de una manera más racional y saludable, y lograr desarrollar nuestro potencial humano plenamente.


03. No se nos enseña a perder. El mundo es de los ganadores, de los que nunca se dan por vencido, de los poderosos. Es una educación anti sabiduría que alimente la idea absurda de que sólo el éxito conduce a la felicidad. Por el contrario, reconocer la derrota y saber aceptarla es señal de inteligencia. Resignarse cuando algo escapa de nuestro control es sabiduría, desprenderse del futuro es trascendencia.


04. La mente no es un sistema de procesamiento de la información amigable, predecible y fácilmente controlable, como ocurre con muchos computadores, nuestro aparato psicológico tiene intencionalidad, motivos, emoción y expectativas de todo tipo.


05. Cuando estamos en el modo del ser, no competimos, no necesitamos mostrar ningún récord ni pavonearnos con nada, hay alegría esencial, hay una forma de satisfacción que se basta a sí misma: somos auténticos.


06. El cambio requiere que desechemos durante un tiempo las señales de seguridad de los antiguos esquemas que nos han acompañado durante años, para adoptar otros comportamientos con los que no estamos tan familiarizados ni nos generan tanta confianza. Crecer duele y asusta.


07. La perseverancia se considera una cualidad de los grandes triunfadores y la recomendamos a los cuatro vientos. Me pregunto, ¿Y qué hay de la importancia de aprender a perder o deponer las armas a tiempo? ¿Dónde queda el atributo que define al buen perdedor?


08. La novedad produce dos emociones encontradas: miedo y curiosidad. Mientras el miedo a lo desconocido actúa como un freno, la curiosidad obra como un incentivo (a veces irrefrenable) que nos lleva a explorar el mundo y a asombrarnos.


09. El camino es aquietar la mente e inducirla a que se mire a sí misma de manera realista. Una mente madura, equilibrada y que aprenda a perder. Una mente humilde, pero no atontada. Una mente abierta al mundo, vigorosa y con los pies en la tierra,


10. Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices. Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.


11. (...) El paquete desesperanzador está constituido por una serie de sesgos y actitudes cercanas a la depresión: descalificar lo positivo, magnificar lo negativo y estar preparado siempre "para lo peor". Como resultado obvio, la aplicación de este estilo hace que la vida pierda su encanto. Si el mundo es un campo de batalla y el futuro es negro, el presente puede llegar a ser insoportable. El fanatismo mata la risa y la esperanza razonable.


12. ¿Y el ideal de felicidad? No existe. La felicidad, tal como la entendemos en la cultura industrial occidental, es el deseo de sostener el placer indefinidamente, llámese Paraíso o Nirvana. Es la quimera de la alegría eterna, de la no frustración definitiva y del control total. Como resultado obvio, semejante creencia a lo único que puede conducir es a ser esclavos de una felicidad inalcanzable, a una carga más que a un alivio. Una idea más razonable y práctica de la felicidad supone ubicarla en el aquí y en el ahora y despojarla de esa falsa aureola sacrosanta. ¿Qué significa? Estar feliz mientras hago lo que quiero. Desear lo que tengo o lo que hago, mientras lo tengo y lo hago, disfrutar de lo que no me falta.


13. Las palabras "nunca", "siempre", "todo" o "nada" son peligrosas porque no dejan opciones.


14. Le creemos demasiado a las creencias, porque es más cómodo no cuestionarnos a nosotros mismos.


15. A las personas pesimistas las envuelva un halo de amargura. Su vida oscila entre la desilusión y la tristeza.


16. Pensar bien implica dirigir la preocupación a lo que de verdad vale la pena.


17. Somos espectadores participantes de la existencia, pero el universo no necesita de nosotros para existir.


18. Coherencia y flexibilidad, la clave de todo crecimiento personal: intentar ser consecuente pero abierto al cambio.


19. Lo que somos nada tiene que ver con lo que tenemos.


20. Una forma de maltratar al prójimo es no considerarlo un interlocutor válido.


21. Creemos que lo incomprensible es signo de genialidad y confundimos dificultad con profundidad.


22. Siempre es posible explicar lo difícil de una manera más fácil y amigable.


23. El conocimiento te instruye, la sabiduría te transforma.


24. La sabiduría es un conocimiento más vasto, más fundamental: se trata de cómo vivir mejor, estando bien con uno mismo y con los demás. No tiene pretensiones académicas, no busca portadas ni aplausos, sólo tranquilidad.


25. La ética nos induce a pensar antes de actuar, a ser prudentes, a decidir sobre lo que está bien y lo que está mal de acuerdo con nuestros códigos y en relación con el mundo que habitamos.


26. Elogiamos más fácil los muebles y la ropa de alguien que su inteligencia o su bondad.


27. Quizás el único camino para alcanzar cierta paz interior sea desaprender en vez de aprender, dejar de hacer fuerza.


28. El apego, que no es otra cosa que la incapacidad de retirarse a tiempo.


29. ¿Que nunca hay que darse por vencido? No es cierto; muchas veces no hay nada qué hacer más que rendirse.


30. Nuestra cultura gira alrededor de las tres "p", como ya he señalado en otros escritos: poder, prestigio y posición.


31. Ambos, razón y emoción, deben estar juntos para asegurar que tu pensamiento sea adaptativo.


32. (...) Es una educación antisabiduría que alimenta la idea absurda de que; sólo el éxito conduce a la felicidad.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Pensar bien, sentirse bien", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Walter Riso.

Libros parecidos

Síguenos