Frases de No te muevas - 2

23. Sé que no puedo sorprenderla, pero no parece algo tan horrible. La ausencia de sorpresa nos da confianza, vamos camino de un bienestar distribuido con equidad. Lo nuestro es un adagio tan preciso como el tictac del reloj de la mesilla. Nuestros cuerpos están calientes, nuestros sexos son una pulsión pausada, son músculos bien educados.


24. ¿Era a ti a quien quería? ¿O más bien era un amor que pretendía del destino, que aún pretendo? Volveré a irme de paseo por el mundo, y poco importa si la nostalgia hace temblar mi corazón como un diente en una encía dolorida. Todo el mundo tiene un pasado que ha olvidado a su espalda.


25. Tener una mujer tan elegante al lado siempre me ha llenado de orgullo. Sin embargo, esta mañana su elegancia me pone triste. El enésimo disfraz. La periodista de viaje, confortable y femenina. Hasta sus gestos me molestan, es resolutiva, hasta un poco ruda. Ya se ha metido en el papel que tendrá que mantener ahí fuera, entre los canallas de sus colegas.


26. Tiene un amigo, un escritor berlinés, que luce boinas, bombines, panamás, bicornios. A él le quedan bien, es excéntrico, bisexual, inteligentísimo. El escritor berlinés seguramente la habría hecho más feliz. Es probable que queden en algún café literario, él dejará su sombrero o su colbac sobre la silla, le leerá sus textos y ella se emocionará. Sí, es madura en la medida justa, burguesa en la medida justa para tener un amante bisexual.


27. (...) Ahora hay que ir directo a la sangre. Y esperemos que el hematoma no haya comprimido demasiado el cerebro. Me gustaría ser un padre cualquiera, uno de esos hombres crédulos que se fían de una bata y retroceden como si se tratase de un hábito sacro. Pero no puedo fingir que no sé lo poco que puede la voluntad de un cirujano magnífico contra el desenlace de un destino. Los brazos de los hombres están agarrados a la tierra, hija mía. Dios, si existe, está detrás de nosotros.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "No te muevas" de Margaret Mazzantini.

Libros parecidos

Síguenos