Frases del libro "Mirarse de frente" de Vivian Gornick

Mirarse de frente

Disfruta de estas 30 frases de "Mirarse de frente"... Recuento de las vivencias y reflexiones de Vivian Gornick, con esa mezcla de ingenio, frescura y sabiduría que ha hecho de ella una escritora valiente, feroz y empática.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Mirarse de frente", de Vivian Gornick son: memorias, relaciones personales, soledad, nueva york, mujer independiente, comunicación, melancolía, conversación, relaciones humanas, silencio.

Frases de "Mirarse de frente"

01. Estar receptiva es sentirse expresiva.


02. La soledad es áspera al tacto.


03. Valorar la cruda verdad por encima del romance.


04. Los quiero por la conversación que compartimos.


05. Quiero hincarle el diente a la estructura oracional de sus cabezas.


06. La ausencia de respuesta se convirtió en una presencia en mi vida.


07. La fuerza empezó a hacerme sentir independiente. La independencia me permitió pensar.


08. Decía que cocinar era una forma de crear arte y dar amor.


09. Hice entonces lo que hago siempre que me siento confundida: ponerme muy digna.


10. Se trata de una población en un estado perenne de apego intermitente.


11. Vi lo aislada que estaba, sola dentro de las palabras que acababa de decir.


12. Anhelar es letal. Anhelar te vuelve sentimental. El sentimentalismo te hace caer en el romanticismo.


13. Quería, en resumidas cuentas, narrar, no trasmitir; extenderme sobre el momento; moldearlo, lograr una forma.


14. Me siento libre. Libre para empezar y terminar conmigo misma. Libre para imaginar el mañana.


15. En la amistad como en el amor, la paz es tan necesaria como la emoción.


16. Los que ansiamos lo expresivo pero no logramos sacudirnos la melancolía nos pateamos las calles.


17. El lenguaje expresivo ha dejado de ser moneda corriente; la gente habla para trasmitir información, no para conectar.


18. A veces parecía entrar en trance, tan hipnotizada estaba por la belleza de mi propia interpretación inquebrantable.


19. Un buen día me di cuenta de que estaba sola, y no solamente en casa sino en el mundo.


20. Escoger entre una y otra es como escoger entre el trabajo y el amor: sea como sea, es media vida.


21. La revelación de por sí no me salvaría. Tendría que despejar cada día como el primero.


22. El placer y la tranquilidad residen precisamente en la velocidad con la que se establece la conexión y luego se pierde.


23. Sigo forcejeando con el amor: forcejeo para poder querer a la vez a mi corazón con callos y a otro ser humano.


24. Me había pasado la mayor parte de la vida dando tumbos, sintiendo como si me impidieran el paso a mi propia mente.


25. Era una ideóloga nata: me sentaba de maravilla tener una postura. Y ahora tenía una: vivir sola es plantarle cara a la soledad.


26. La quietud se me venía encima. El piso retumbaba con su propio silencio. El silencio se intensificaba. La soledad se convirtió en un problema.


27. Cuando pensaba, me sentía menos sola. Me tenía a mí de compañía. Me tenía a mí, y punto. Sentí el poder de la sabiduría renovada.


28. Estaba tan deprimida que empecé a sentirme irreal en mi propia piel. Angustiada, recurrí al mar en busca de consuelo, pero hasta su encanto se había vuelto una abstracción.


29. La idea de que los hombres, por naturaleza, se toman en serio sus cerebros, mientras que las mujeres, por naturaleza, no, es una creencia, no una realidad; esta idea está al servicio de la cultura imperante; y nuestras vidas parten de esa base.


30. Lo que más me afecta es el silencio. Se va acrecentando conforme se acumulan las semanas y los días: se me hunde en las carnes, me comprime los huesos, me provoca una presión en los oídos que me devuelve un zumbido.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Mirarse de frente", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Vivian Gornick.

Libros parecidos

Síguenos