Frases de Los condenados de la tierra

Los condenados de la tierra

42 frases de Los condenados de la tierra (Les damnés de la terre) de Frantz Fanon... Exposición de las consecuencias que trae a los nuevos pueblos la imitación de las instituciones europeas, las desventuras de la conciencia nacional, la impulsividad que lleva a la guerra por la liberación.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Frantz Fanon son: liberación, independencia, colonialismo, exploración, burguesía, lucha organizada, cultural colonial, anticolonialismo.

Frases de Frantz Fanon Libros de Frantz Fanon

Frases de Los condenados de la tierra Frantz Fanon

01. El nuevo día que ya se apunta debe encontrarnos firmes, alertas y resueltos.


02. La condición del indígena es una neurosis introducida y mantenida por el colono entre los colonizados, con su consentimiento.


03. Cada generación, dentro de una relativa opacidad, tiene que descubrir su misión, cumplirla o traicionarla.


04. Todo puede explicarse al pueblo a condición de que se quiera que comprenda realmente.


05. La cultura es, en primer lugar, expresión de una nación, de sus preferencias, de sus tabús, de sus modelos.


06. La burguesía occidental ha levantado suficientes barreras y alambradas para no temer realmente la competencia de aquellos a quienes explota y desprecia.


07. Mientras que los políticos inscriben su acción en la realidad, los hombres de cultura se sitúan en el marco de la historia.


08. Luchar por la cultura nacional es, en primer lugar, luchar por la liberación de la nación, matriz material a partir de la cual resulta posible la cultura.


09. Una lucha que moviliza todas las capas del pueblo, que expresa las intenciones y las impaciencias del pueblo, que no teme apoyarse casi exclusivamente en ese pueblo, es necesariamente victoriosa.


10. Creemos que la lucha organizada y consciente emprendida por un pueblo colonizado para restablecer la soberanía de la nación constituye la manifestación más plenamente cultural que existe.


11. Para el pueblo colonizado, el valor más esencial, por ser el más concreto, es primordialmente la tierra: la tierra que debe asegurar el pan y, por supuesto, la dignidad.


12. La situación colonial paraliza, casi totalmente, la cultura nacional. No hay, no podría haber cultura nacional, vida cultural nacional, inventos culturales o transformaciones culturales nacionales en el marco de una dominación colonial.


13. Liberación nacional, renacimiento nacional, restitución de la nación al pueblo, Commonwealth, cualesquiera que sean las rúbricas utilizadas o las nuevas fórmulas introducidas, la descolonización es siempre un fenómeno violento.


14. Tras un siglo de dominio colonial se encuentra una cultura rígida en extremo, sedimentada, mineralizada. El deterioro de la realidad nacional y la agonía de la cultura nacional mantienen relaciones de dependencia recíproca.


15. Nuestra misión histórica, para nosotros que hemos tomado la decisión de romper las riendas del colonialismo, es ordenar todas las rebeldías, todos los actos desesperados, todas las tentativas abortadas o ahogadas en sangre.


16. La confrontación fundamental, que parecía ser la del colonialismo y el anticolonialismo, es decir, el capitalismo y socialismo, pierde importancia. Lo que cuenta ahora, el problema que cierra el horizonte, es la necesidad de una redistribución de las riquezas.


17. La independencia no es una palabra que deba exorcizarse, sino una condición indispensable para la existencia de hombres y mujeres realmente liberados, es decir, dueños de todos los medios materiales que hacen posible la transformación radical de la sociedad.


18. El problema está en saber el sitio que esos hombres piensan reservar a su pueblo, el tipo de relaciones sociales que decidan instaurar, la concepción que tienen del futuro de la humanidad. Eso es lo que cuenta. Todo lo demás es literatura y mixtificación.


19. Los campesinos desconfían del hombre de la ciudad. Vestido como un europeo, hablando su lengua, trabajando con él, viviendo a veces en su barrio es considerado por los campesinos como un tránsfuga que ha abandonado todo lo que constituye el patrimonio nacional.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Los condenados de la tierra" de Frantz Fanon.

Libros parecidos

Síguenos