Frases del libro "La actitud mental positiva" de Napoleón Hill

La actitud mental positiva

Disfruta de estas 23 frases de "La actitud mental positiva"... Historia fascinante de cómo una actitud negativa tiene el poder de alejar las cosas positivas, y de cómo una actitud positiva tiene el poder de atraer todas las cosas beneficiosas que nos rodean.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "La actitud mental positiva", de Napoleón Hill son: búsqueda de la felicidad, educación financiera, desarrollo personal, habilidades de liderazgo, administración, administración del tiempo, coaching, poder del pensamiento positivo.

Frases de "La actitud mental positiva"

01. La grandeza es para aquellos que desarrollas un ardiente deseo de alcanzar objetivos elevados.


02. La grandeza está reservada para aquellos que adquieren un ardiente deseo de alcanzar altos objetivos.


03. El esfuerzo y el trabajo pueden resultar divertidos cuando se fijan unos determinados objetivos deseables.


04. El pensamiento no es creativo a no ser que vaya seguido de la acción.


05. Cuando uno sabe lo que quiere, es más probable que lo reconozca cuando lo vea.


06. Para convertirse en un experto en cualquier actividad humana hace falta práctica... Práctica... Práctica.


07. El fracaso lo experimentan aquellos que cuando sufren una derrota dejan de seguir buscando ese algo más.


08. ¡Lo que la mente del hombre puede concebir y creer, es lo que la mente del hombre puede lograr!


09. Cuando me enfrento con un problema que implica malentendidos con otras personas tengo que empezar primero por mí mismo.


10. Su éxito o su fracaso al afrontar los problemas planteados por los desafíos del cambio estarán determinados por su actitud mental.


11. Si se encuentra usted en el umbral del éxito sin poder franquearlo, trate de añadir algo más. No tiene por qué ser mucho.


12. Cuanto más se comparte, tanto más se tiene. Y, si usted comparte la felicidad con los demás, la felicidad crecerá, en su interior.


13. La felicidad empieza en su casa. Los componentes de su familia son personas. Estimúlelos a ser felices, de la misma manera que un buen vendedor estimula a sus presuntos clientes a comprar.


14. ¿Tiene usted un problema? ¡Estupendo! ¿Por qué? Porque las repetidas victorias sobre sus problemas constituyen los peldaños de la escalera que le conducirá al éxito. A cada victoria aumenta su sabiduría, su situación y su experiencia.


15. No cometa el error de creer que, por el hecho de moverse frenéticamente de un lado para otro, es usted más eficaz y eficiente. No suponga que pierde el tiempo cuando lo dedica a pensar. La reflexión es la base sobre la que el hombre construye todo lo demás.


16. (...) Comprenda que el nivel de energía y las capacidades de otra persona tal vez no sean los mismos que los de usted. Es posible que la otra persona no piense igual que usted. Trate de comprender por qué lo que a ella le gusta tal vez no coincida con lo que le gusta a usted.


17. Su día consta de 1.440 minutos. Dedique un uno ciento de ese tiempo al estudio, la reflexión y la planificación. Y se asombrará de lo que estos 14 minutos le reportarán. Porque le sorprenderá descubrir que, tras adquirir esta costumbre, se le ocurrirán ideas constructivas casi en cualquier momento o lugar en que pueda encontrarse: mientras lava los platos, mientras lee en el autobús o mientras se baña.


18. El hombre es el único exponente del reino animal que, mediante el funcionamiento de su conciencia, puede controlar voluntariamente sus emociones desde dentro, en vez de verse obligado a hacerlo así por las influencias externas. Sólo él puede cambiar deliberadamente sus hábitos de respuesta emocional. Cuanto más civilizado, culto y refinado sea usted, tanto más fácil le será controlar sus sentimientos y emociones... Si se decide usted a hacerlo.


19. Impóngase unas normas elevadas. Parece existir una relación directa entre la facilidad con la cual se alcanza un objetivo y la fuerza de su motivación...Cuanto más alto apunte en su objetivo principal, hablando en términos generales, tanto más concentrado será el esfuerzo que usted realice para alcanzarlo. La razón: la lógica le obligará a apuntar por lo menos a un objetivo intermedio, así como a otro inmediato. Por consiguiente, apunte alto.


20. Thomas Edison llevó a cabo más de diez mil experimentos antes de conseguir la lámpara incandescente. Pero tras cada derrota sufrida seguía buscando algo más, hasta que al final encontró lo que andaba buscando. Cuando lo desconocido se convirtió para él en conocido, pudieron empezar a fabricarse innumerables bombillas eléctricas. Para ello bastó con aplicar las leyes universales que siempre habían existido, pero que antes no se habían considerado aplicables a un invento concreto.


21. Uno de los secretos de la satisfacción laboral consiste en "ver algo más allá de la rutina". Consiste en saber que el propio trabajo conduce a alguna parte. Ello es cierto tanto si es usted un ama de casa como si es un archivero, un empleado de una gasolinera o el director de una gran empresa. Hallará usted satisfacción en las tareas rutinarias sólo cuando las considere como "peldaños". Cada tarea es una piedra que permite avanzar en la dirección que usted ha elegido.


22. El temor, por ejemplo, es bueno en determinadas circunstancias. De no ser por el temor al agua, muchos niños se ahogarían. No obstante, es muy posible que desperdicie usted su energía mental y espiritual en esta u otras emociones erróneas. En tal caso, puede usted girar un interruptor y dirigir su energía hacia canales más útiles. ¿Cómo? Centrando su mente en las cosas que quiere hacer y apartándola de las cosas que no quiere hacer. Sus emociones están inmediata mente relacionadas con la acción. Por consiguiente, entre en acción. Sustituya un sentimiento negativo por otro positivo. Y si es usted miedoso y quiere ser valiente, ¡Actúe con valentía!


23. Tiene usted que ser lo suficientemente audaz como para pedirle a la vida más de lo que quizá considere que se merece en estos momentos, pues está comprobado que las personas tienden a crecerse para poder estar a la altura de las exigencias que se les plantean. Aunque sería extremadamente deseable que usted proyectara su programa desde el principio hasta el final, ello no siempre es factible. Uno no siempre conoce todas las respuestas a las preguntas que se plantean entre el principio de una gran empresa o un viaje y su final. Sin embargo, si sabe usted dónde está y dónde quiere estar y se pone en marcha desde donde está para dirigirse al lugar donde quiere estar, seguirá avanzando paso a paso, siempre que esté adecuada mente estimulado, hasta alcanzar su meta.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "La actitud mental positiva", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Napoleón Hill.

Libros parecidos

Síguenos