Frases de El palacio del deseo

El palacio del deseo

13 frases de El palacio del deseo de Naguib Mahfuz... Un padre y una nación que vivían anclados en el islamismo tradicional asisten en pocos años a la corrosiva influencia de la sociedad moderna occidental. Un entresijo de pasiones amorosas e ideológicas estalla en el seno de la familia.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Naguib Mahfuz son: importancia de la familia, colonialismo, pasión prohibida, islam, cultura árabe, amor por los libros, fanatismo ideológico, relaciones humanas, cultura occidental, ambientada en el cairo (egipto), sharía.

Frases de Naguib Mahfuz Libros de Naguib Mahfuz

Frases de El palacio del deseo Naguib Mahfuz

01. Sin literatura mi vida sería desgraciada.


02. Ni tampoco olvido mi desolación al recibir el anuncio de tu partida de esa boca iluminada por la alegría, como quien recibe un veneno escondido en un ramo de flores de agradable perfume. No puedo olvidar tampoco mi envidia de las cosas que habían podido hacerte feliz, habiendo sido yo incapaz de conseguirlo, cosas que habían logrado tu amor, estando yo privado de él. ¿No notaste mi desolación en el momento de la despedida? ¡Claro que no! No notaste nada. No porque yo estuviera solo entre la multitud, sino porque tú, amada mía, no veías nada.


03. El Cairo está vacío sin ti, desbordante de tristeza y soledad, como si fuera el desecho de la vida y los vivos. Hay paisajes y vistas, pero nada dicen al amor, ni avivan el corazón; como si las injusticias y los recuerdos del mundo estuvieran enterrados en una intacta sepultura faraónica. No hay un sitio que me prometa consuelo, diversión o alegría. Hace que me sienta a veces asfixiado, a veces prisionero y otras perdido y extraviado, sin ser echado de menos. ¡Qué maravilla! ¿Acaso tu presencia me había proporcionado una esperanza de la que la distancia me ha privado? ¡No! ¡Ay, mi suerte y mi destino! Pero tú eres como el deseo, bajo cuyas alas se encuentra frescor y paz, aunque sea aferrarse a un imposible. ¿Acaso el que mira anhelante la oscuridad del cielo se contenta con saber que la luna llena brilla sobre otro lugar de la tierra? ¡Claro que no! , aunque no supiera cómo poseerla. Yo sólo ambiciono de la vida su esencia y su embriaguez, aunque sea a costa de penosos sufrimientos. Es más, tú participas en aquello que hace latir mi corazón y favorece esa criatura mágica: la memoria.


04. No pretendas haber explorado la esencia de la vida si no has amado. El oído, la vista, el gusto, la seriedad, la diversión, el amor y el triunfo son alegrías que se elevan en aquel cuyo corazón está colmado de amor, desde la primera mirada.


05. ¿Hubo antes un tiempo en que mi corazón carecía de amor y mi alma no poseía aquella imagen divina? Es posible que la felicidad te embriague hasta el punto de llorar por lo que se perdió en un pasado estéril, y quizá te queme el dolor hasta el punto de fundirte en lamentos por esa paz que se fue. Entre una cosa y otra, tu corazón no encuentra el medio de estar tranquilo; sigue adelante buscando la curación con las diversas medicinas del alma, obteniéndolas a veces de la naturaleza, a veces de la ciencia, a veces del arte, y casi siempre de la adoración a Dios. Un corazón que ha despertado haciendo explotar una pasión ávida de goces divinos...


06. El amor realmente maravilloso es mi amor por ti. Es un acto de fe en el universo, frente a sus pesimistas enemigos; un amor que me enseñó que la muerte no es lo más horrible que podemos temer y que la vida no es lo más alegre que podemos desear, pues en la vida hay cosas que la vuelven dura y la empobrecen hasta el punto de hacer buscar la muerte, y cosas que la vuelven tierna y la enriquecen hasta hacer anhelar la eternidad.


07. El amor es una barca con dos timones diferentes, y ha sido creado para ser llevado entre dos...


08. No me angustia el mundo. Es la suerte y el destino...No busco ni dinero ni prestigio...Me basta con una buena familia y una buena moral...


09. Feliz aquel que ni piensa en el suicidio ni desea la muerte. Feliz aquel en cuyo corazón anida la llama del entusiasmo. Y eterno sea quien trabaje o se prepare sinceramente para el trabajo.


10. Sabemos lo que significa la muerte, pero cuando su sombra aparece a lo lejos, la Tierra gira en torno a nosotros. Con todo, las punzadas del dolor se apoderarán de nosotros cuantas veces perdamos a nuestros seres queridos. Tú también morirás dejando las esperanzas tras de ti. La vida es atractiva, aun si sufres por el amor.


11. Lo extraordinario del virus del tifus, como del resto de los virus, es su increíble insignificancia; los ojos no pueden verlo, pero él puede detener el curso de la vida, decidir el destino del hombre, y hacer pedazos, si lo desea, una familia.


12. Dios no cambiará la condición de un pueblo mientras éste no cambie lo que en sí tiene.


13. La vida es todo eso a la vez: lucha e intriga, sabiduría y belleza. Y si ignoras alguno de esos aspectos, pierdes la oportunidad de comprenderla de forma global, y tu capacidad de influir en ella con algo que la oriente hacia un camino mejor.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El palacio del deseo" de Naguib Mahfuz.

Libros parecidos

Síguenos