Frases del libro "El limonero real" de Juan José Saer

El limonero real

Disfruta de estas 12 frases de "El limonero real"... El asado, ese ritual quintaesencial de la identidad culinaria argentina se vuelve, en este libro, el hábitat introspectivo de Wenceslao, personaje central que a pesar de estar marcado por la pérdida, sigue adelante.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "El limonero real", de Juan José Saer son: amor por la naturaleza, pérdida de un ser querido, soledad, ambientada en argentina.

Frases de "El limonero real"

01. (...) Como si la niebla, en vez de retroceder, se abriera para después cerrarse, devorándolos.


02. De a ratos se me aparece todo otra vez. Primero está todo borrado, negro. Después menos borrado.


03. Isla y agua están, a su vez, dentro de otro anillo, el del verano, que asimismo está dentro del gran anillo del tiempo.


04. Los viejos ocuparán el centro del cuadro, sentados, tiesos y erguidos, en pose perfecta, y el resto se acomodará en torno a ellos: en la misma fila.


05. En el patio no hay nada más que el frente del rancho, árido y débil como un telón pintado, el paraíso y "la mesa".


06. Usté vea caminaba hasta el borde y podía ver igualito que ahora el agua dos metros más abajo. Así se formó la barranca, que el agua come.


07. La llovizna es tan leve que ni siquiera perturba la superficie plateada del agua, que vista de cerca revela una turbulencia parda por debajo de esa apariencia de argéntea impasibilidad.


08. Parece que el paraíso cambia de lugar en el fondo saltando primero para un lado y después para el otro y después otra vez para el otro lado y después para el otro.


09. Ahora las hojas de los árboles casi no brillan porque la luz solar no resbala sobre ellas sino que, menos vertical, atraviesa la fronda y proyecta entre las hojas manchones pálidos de una claridad débil.


10. El limonero real está siempre lleno de azahares abiertos y blancos, de botones rojizos y apretados, de limones maduros y amarillos y de otros que todavía no han madurado o que apenas si han comenzado a formarse.


11. El montecito está lleno de pájaros. Wenceslao queda otra vez atrás pero ahora su sombra no roza los talones de Rogelio porque las sombras van a los costados de los cuerpos, sobre el pasto y los yuyos polvorientos, paralelas, ágiles.


12. Y cómo le puedo decir, no hay trabajo que rinda más y más pronto que el del fuego. Se hace como quien dice rico en seguida. Y si usté le quiere disparar, él va siempre más ligero que usté. No se olvide que usté descansa y él no. No se olvide que la misma fogata que usté acaba de apagar, otro la está soplando del otro lado del camino.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "El limonero real", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Juan José Saer.

Libros parecidos

Síguenos