Frases de El hombre duplicado

El hombre duplicado

27 frases de El hombre duplicado (O homem duplicado) de José Saramago... ¿Qué sucede cuando Tertuliano Máximo Afonso descubre que en su ciudad vive un individuo que es su copia exacta y con el que no le une ningún vínculo de sangre?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de José Saramago son: identidad, búsqueda de la verdad, absurdo, esencia del ser humano, venganza, clonación, realismo mágico, misterio.

Frases de José Saramago Libros de José Saramago

Frases de El hombre duplicado José Saramago

01. El caos es un orden por descifrar.


02. La luz que decimos de la Luna, luz de Luna no es, más siempre, y únicamente luz del Sol.


03. Cuanto más te disfraces más te parecerás a ti mismo.


04. Para ganar una batalla a veces es necesario perderla.


05. En el fondo de mí misma, sé que no sabes nada de mí.


06. No olvides que lo que llamamos hoy realidad fue imaginación ayer.


07. La manía que ciertas personas tienen de dar consejos sin que nadie se los haya pedido...


08. Los enemigos no nacen de nuestra voluntad de tenerlos y sí del irresistible deseo que tienen ellos de tenernos a nosotros.


09. Una de las formas secundarias de la ceguera de espíritu es precisamente la estupidez.


10. Ser hombre no debería significar nunca un impedimento para actuar como un caballero.


11. Estar de acuerdo no siempre significa compartir una razón, lo más normal es que las personas se acojan a la sombra de una opinión como si fuera un paraguas.


12. Lo que tenga que ser, será. Conozco esa filosofía. Suelen llamarle predestinación, fatalismo, hado, pero lo que realmente significa es que harás lo que te dé la real gana, como siempre.


13. Leer es también una forma de estar ahí.


14. Las mejores invenciones, nunca estará de más insistir en ello, son las de quien no sabía.


15. No sé si fue él, pero que valió la pena, vaya que valió.


16. Nunca finjas conmigo una sed que no sientas.


17. Ojalá ella esté todavía cuando tú despiertes.


18. Todos andamos por ahí. Más o menos todos somos figuras públicas, lo que difiere es el número de espectadores.


19. Hay momentos en que lo mejor es que una persona se contente con lo que ya tiene, no sea que lo vaya a perder todo.


20. Las personas equilibradas son así, acostumbran a simplificarlo todo, y después, pero siempre demasiado tarde, las vemos asombrándose de la copiosa diversidad de la vida.


21. Tiene respuestas para todo. También usted las tendría si se encontrara en la necesidad de mentir tanto como yo he mentido en los últimos días.


22. Necesitamos tanto echar las culpas a algo lejano, cuanto valor nos falta para enfrentar lo que tenemos delante.


23. Tanto si se quiere, como si no, el hábito es lo mejor que existe para hacer al monje.


24. Hubo un tiempo en que las palabras eran tan pocas que ni siquiera las teníamos para expresar algo tan simple como "ésta boca es mía, o "esa boca es tuya" y mucho menos para preguntar "porqué tenemos las bocas juntas".


25. No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar.


26. Hemos llegado al momento de usar las frases de los políticos, ni confirmo ni desmiento. Ese es un truco que no engaña a nadie porque cualquier persona ve enseguida que la frase se inclina más hacia la confirmación que hacia el desmentido.


27. El alma humana es una caja de donde siempre puede saltar un payaso haciéndonos mofas y sacándonos la lengua, pero hay ocasiones en que ese mismo payaso se limita a mirarnos por encima del borde de la caja, y si ve que, por accidente, estamos procediendo según lo que es justo y honesto, asiente aprobadoramente con la cabeza y desaparece pensando que todavía no somos un caso perdido.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El hombre duplicado" de José Saramago.

Libros parecidos

Síguenos