Frases de El libro de las ilusiones

El libro de las ilusiones

16 frases de El libro de las ilusiones (The book of illusions) de Paul Auster... Relato de David Zimmer, profesor universitario, que, tras perder a su mujer e hijos en un accidente de aviación, cae en una rutina de depresión y aislamiento... Hasta que publica un libro sobre la vida del actor Hector Mann.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Paul Auster son: sentido de la vida, ausencia, depresión, indiferencia, voluntad de vivir, aislamiento, paso del tiempo, culpabilidad, accidente aéreo.

Frases de Paul Auster Libros de Paul Auster

Frases de El libro de las ilusiones Paul Auster

01. Estaba ausente incluso estando presente.


02. Todos queremos creer en lo imposible, supongo, convencernos de que pueden ocurrir milagros.


03. Vivo la vida que es posible para mí.


04. La gente, la menor alusión a alguna actividad humana, brillaba por su ausencia.


05. Un momento después me sentí lleno de dudas, y al instante siguiente empecé a dudar de aquellas dudas.


06. Lo que importa no es la habilidad para evitar los problemas, sino la manera en que se enfrenta uno a ellos cuando se presentan.


07. Lo que me rodeaba también estaba dentro de mí, y para ver el mundo sólo tenía que mirar en mi interior.


08. Pensar en algo suponía pensar en su contrario, y en cuanto esta última idea destruía la primera surgía una tercera que aniquilaba la segunda.


09. Aquella noche había vislumbrado una idea, y gracias a dos minutos de película y a una breve carcajada decidí recorrer el mundo en busca de comedias mudas.


10. Llevar todo aquello al sótano era como enterrarlo bajo tierra. No era el final, quizá, pero sí el principio del fin, el primer jalón en el camino hacia el olvido.


11. Durante su ausencia, puso la música, apagó las luces y encendió velas en media docena de sitios diferentes de la estancia. Era teatro sin teatro, una cruda representación de la vida misma.


12. No era aficionado al cine. Empecé a enseñar literatura a los veintitantos años, cuando realizaba el doctorado, y desde entonces mi trabajo sólo había tenido que ver con libros, la lengua, la palabra escrita.


13. La única persona con la que sabía cómo comportarme era conmigo mismo; pero verdaderamente yo ya no era nadie, no estaba realmente vivo. Sólo era alguien que fingía estar vivo, un muerto que pasaba el tiempo traduciendo el libro de un muerto.


14. Lo que busco es la inconsciencia, doctor, no la muerte. Las pastillas me harán dormir, y mientras esté inconsciente no tendré que pensar en lo que estoy haciendo. Estaré y al mismo tiempo no estaré allí, y en la medida en que no esté allí, estaré protegido.


15. Me sentía enteramente tranquilo y absolutamente enloquecido, totalmente preparado para aceptar lo que ofrecía el momento. Es rara una indiferencia de tal magnitud, y como sólo puede lograrla alguien que esté dispuesto a dejar de ser lo que es, exige respeto. Inspira un temor reverente en quienes la contemplan.


16. El mundo estaba lleno de pequeñas cavidades, aberturas sin sentido, vacíos microscópicos que la mente podía cruzar, y una vez que se estaba al otro lado de esos huecos, uno se liberaba de sí mismo, se liberaba de la vida, se liberaba de la muerte, se liberaba de todo lo que le pertenecía.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El libro de las ilusiones" de Paul Auster.

Libros parecidos

Síguenos