Frases de El aroma del tiempo

El aroma del tiempo

29 frases de El aroma del tiempo (Duft der Zeit) de Byung-Chul Han... El tiempo se escapa porque nada concluye, y todo, incluido uno mismo, se experimenta como efímero y fugaz. Esta obra sigue el rastro, histórica y sistemáticamente, de las causas y síntomas de esta disincronía.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Byung-Chul Han son: experiencias enriquecedoras, obsesión por el tiempo, sociedad de consumo, aislamiento, paso del tiempo, filosofía oriental, búsqueda de la libertad, banalidad.

Frases de Byung-Chul Han Libros de Byung-Chul Han

Frases de El aroma del tiempo Byung-Chul Han

01. El presente ha sido reducido a picos de actualidad.


02. El quehacer acelerado nos deja un profundo y duradero vacío.


03. La atomización y el aislamiento se extienden a toda la sociedad.


04. Ser libre no significa tan solo ser independiente o no tener compromisos.


05. Si una cosa se aparta de su lugar, es devuelta a su sitio.


06. El mundo se origina en la oscilación entre el aquí y el allí.


07. Las prisas, el ajetreo, la inquietud, los nervios y la angustia caracterizan la vida actual.


08. La aceleración actual tiene su causa en la incapacidad general para acabar y concluir.


09. Todos quieren lo mismo, todos son iguales: quien tiene sentimientos distintos marcha voluntariamente al manicomio.


10. El tiempo aprieta porque nunca se acaba, nada concluye porque no se rige por ninguna gravitación.


11. En la actualidad, cada vez se desmoronan más estructuras sociales que antes proporcionaban continuidad y duración.


12. Hoy en día, las cosas ligadas a la temporalidad envejecen mucho más rápido que antes.


13. Ahora es el hombre libre, y no Dios, el amo del tiempo. Liberado del estar arrojado, diseña lo venidero.


14. La gente se apresura, más bien, de un presente a otro. Así es como uno envejece sin hacerse mayor.


15. Olo las formas temporales del final generan, contra la terrible infinitud, una duración, un tiempo pleno, lleno de significado.


16. La producción y el consumo como única actividad posible del sujeto trabajador se contraponen a la demora contemplativa en las cosas.


17. La salud, que hoy se erige en valor absoluto, en religión. (...) Al final la vida sana y larga, pero aburrida, les resultará insoportable.


18. Dios, que durante mucho tiempo funcionó como fundador de un presente eterno, estabilizador, en todo sentido, se va despidiendo poco a poco del tiempo.


19. Hacen que el pasado esté disponible al momento. Nada debe impedir el acceso instantáneo. Se eliminan los intervalos, que se oponen a la instantaneidad.


20. El ocio no tiene que ver con no hacer nada, sino que es más bien lo contrario. No está al servicio de la dispersión.


21. El tiempo comienza a tener aroma cuando adquiere una duración, cuando cobra una tensión narrativa o una tensión profunda, cuando gana en profundidad y amplitud, en espacio.


22. Si se observa con detenimiento, la aceleración se descubre como una inquietud nerviosa que da tumbos de una posibilidad a otra. Nunca se llega a la tranquilidad, es decir, a un final.


23. La sociedad del consumo y del tiempo libre presenta una temporalidad particular. El tiempo sobrante, que se debe a un aumento de la productividad, se llena con acontecimientos y vivencias superficiales y fugaces.


24. Las prácticas sociales tales como la promesa, la fidelidad o el compromiso, todas ellas prácticas temporales que crean un lazo con el futuro y limitan un horizonte, que crean una duración, pierden importancia.


25. Noche de insomnio: para esto puede haber alguna fórmula capaz de hacer olvidar la vacía duración, las horas penosas que se prolongan en inútiles esfuerzos pareciendo que nunca llegará el fin con el alba.


26. En la sociedad del consumo se pierde el demorarse. Los objetos de consumo no dan lugar a ninguna contemplación. Se usan y se consumen lo más rápido posible, para dejar lugar a nuevos productos y necesidades.


27. Cualquier espíritu que se vacíe de lo "inútil" tiene acceso a un tiempo bueno. Vaciar el espíritu, liberarlo de los deseos, da profundidad al tiempo. Y esta última vincula cada punto temporal con el Ser entero, con su aroma imperecedero.


28. La aceleración es el intento de hacer desaparecer el intervalo temporal necesario para la superación del intervalo espacial. Desaparece la prolífica semántica del camino. Es más, el propio camino desaparece. Este ha perdido su aroma. La aceleración conlleva un empobrecimiento semántico del mundo.


29. La temporalidad de lo bello es muy distinta de la del "desfile cinematográfico de las cosas". La época de las prisas, su sucesión "cinematográfica" de presentes puntuales, no tiene ningún acceso a lo bello o lo verdadero. Solo cuando uno se detiene a contemplar, desde el recogimiento estético, las cosas revelan su belleza, su esencia aromática.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El aroma del tiempo" de Byung-Chul Han.

Libros parecidos

Síguenos