Frases del libro "Capitanes intrépidos" de Rudyard Kipling

Capitanes intrépidos

Disfruta de estas 14 frases de "Capitanes intrépidos"... Harvey es un niño malcriado, impertinente y maleducado, pero todo cambia cuando naufraga y es recogido por unos pescadores. Su vida en el barco pesquero le obligará a aprender un oficio para poder comer, y le enseñará nuevos valores.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Capitanes intrépidos", de Rudyard Kipling son: aventura, lealtad, el bien y el mal, huérfanos, supervivencia, valores compartidos, barcos, marinero.

Frases de "Capitanes intrépidos"

01. En cuanto a mí, quiero libertad o muerte.


02. No voy a negar lo que parece que así va siendo.


03. Los hombres que están habituados a comer en mesas diminutas durante terribles tormentas tienen costumbres muy limpias y delicadas.


04. Se os oprimirá el corazón de tanto llorar. Dios sabe que yo tengo también mis razones para llorar y no lo hago...


05. - ¿Dónde están los peces? -Dicen que en el mar; en los botes rogamos nosotros -respondió Harvey repitiendo un refrán de pescadores.


06. Estoy vigilando el viento...Lo que es yo no veo ningún indicio...Vámonos a favor de la niebla...Detrás de la niebla hay viento.


07. Los peces son cada vez más pequeños y tú has ido a pescar el halibut más grande que podríamos encontrar en este viaje.


08. Conste (...) que las cosas deben venir a cuento en todas las ocasiones...La luz de su nuevo argumento iluminó la mirada de Salters, que estaba desmigando tabaco para su pipa.


09. Es inútil prohibirme que haga lo que me da la gana...Los jóvenes siempre tan corteses con los mayores y los mayores siempre tan dispuestos a estimar esta cortesía.


10. Las personas más indiferentes a todo no pueden menos de fijar su atención en los detalles de la vida a bordo, mucho más cuando ésta continúa por mucho tiempo.


11. Los hombres jóvenes y guapos de a bordo, como yo, como tú, Manuel y Pennsy, somos la segunda tanda. Comemos después que han terminado los primeros. Son peces viejos, pequeños y arrugados. Por eso se les sirve primero, cosa que no merecen.


12. Con sólo la impresión del viento en la cara, gobernaba en cualquier tiempo, prestándose a los caprichos de la goleta...Cumplía tan maquinalmente como cuando trepaba a las gavias, y su bote formaba parte integrante de su voluntad y de su cuerpo.


13. El sol que estaba entonces en su punto más bajo del horizonte daba al agua una coloración purpúrea con destellos de oro en las crestas de las grandes olas adquiriendo tonos azules y verdosos en sus puntos más profundos. Parecía como si cada embarcación de pesca atrajese hacia sí sus propios botes mediante invisibles cadenas.


14. Esto es lo que he sido. Ahora, te diré lo que nunca he sido. Esto no te ilustrará gran cosa, pero no quiero que llegues a mi edad sin estar advertido. Sé manejar a los hombres y no soy un imbécil en lo relativo a mis negocios; pero,...No puedo rivalizar con el hombre que ha aprendido. Me he formado por aluviones, aquí y allá, y esto se transpira en mi persona.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Capitanes intrépidos", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Rudyard Kipling.

Libros parecidos

Síguenos