Frases de Arena y espuma - 2

33. Tú eres ciego, y yo soy sordomudo, así que, toquémonos las manos, y comprendámonos.


34. Si abrieras realmente los ojos, y vieras, verías tu imagen en todas las imágenes.


35. El odio es una cosa muerta. ¿A quién de vosotros le gustaría ser una tumba?


36. La humanidad es un río de luz, que corre desde la ex eternidad hasta la eternidad.


37. La importancia del hombre no reside en lo que logra, sino en lo que ansía lograr.


38. Vivimos sólo para descubrir la belleza. Todo lo demás es una forma de la espera.


39. El Gobierno es un acuerdo entre tú y yo. Y, a menudo, tú y yo nos equivocamos.


40. Todos somos reclusos de alguna prisión, pero algunos estamos en celdas con ventanas, y otros no.


41. La muerte no está más cerca del anciano que del recién nacido; tampoco la vida.


42. La fe es un oasis en el corazón, al que nunca llegará la caravana del pensar.


43. Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.


44. Cuando llegues al final de lo que debes saber, estarás al principio de lo que debes sentir.


45. La fe es un oasis en el corazón, que nunca será alcanzado por la caravana del pensamiento.


46. Y si abrieras tus oídos para oír, oirías tu propia voz en todas las voces.


47. Cava la tierra y hallarás un tesoro, sólo que debes cavar con la fe de un labriego.


48. Si revelas tus secretos al viento no le eches la culpa al viento por revelárselo a los árboles.


49. El hombre más digno de lástima es el que convierte sus sueños en oro y plata.


50. Ignoro la verdad absoluta. Pero soy humilde ante mi ignorancia, y en ello residen mi honor y mi recompensa.


51. Hay un espacio entre la imaginación y los logros del hombre que sólo puede atravesar su ansiedad.


52. Si un árbol escribiera su autobiografía, ésta no sería diferente de la historia de toda una raza.


53. Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes.


54. El paraíso está ahí, detrás de esa puerta, en la habitación contigua; pero he perdido la llave.


55. Cuando alguien está embriagado con una visión, cree que la vaga expresión de ella es el vino mismo.


56. La canción que alienta silenciosa en el corazón de una madre, canta en los labios de su hijo.


57. Siembra una semilla y te dará una flor. Eleva tu sueño al cielo y te devolverá al ser amado.


58. ¡Qué tonto es el que quiere ocultar el odio que asoma por sus ojos con la sonrisa de sus labios!


59. La mitad de lo que digo carece de significado; pero lo digo, para que la otra mitad pueda llegar a ti.


60. La generosidad consiste en dar más de lo que puedes, y el orgullo, en tomar menos de lo que necesitas.


61. El Demonio murió el mismo día que naciste. Ahora, no tienes que pasar por el infierno para conocer a un ángel.


62. Cuando llegues al corazón de la vida, descubrirás belleza en toda cosa; incluso en los ojos ciegos a la belleza.


63. Un poeta es un rey destronado que se sienta entre las cenizas de su palacio, tratando de formar una imagen con esas cenizas.


64. Puedes juzgar a los demás cuando te conozcas a ti mismo. Ahora dime: ¿Quién entre nosotros es culpable y cuál inocente?

Obras parecidas a "Arena y espuma", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Gibran Jalil Gibran.

Libros parecidos

Síguenos