Frases de Ve y pon un centinela

Ve y pon un centinela

26 frases de Ve y pon un centinela (Go, set a watchman) de Harper Lee... Jean Louise Finch viaja desde Nueva York a visitar a su padre Atticus. Con el trasfondo de la lucha por los derechos civiles y los disturbios políticos en Alabama, se entera de perturbadoras verdades.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Harper Lee son: tolerancia, discriminación, ficción histórica, política, democracia, justicia, el sueño americano, racismo, valor de la amistad, clases sociales, autoritarismo, relación padre-hija, ficción con abogados, ambientada en alabama (estados unidos).

Frases de Harper Lee Libros de Harper Lee

Frases de Ve y pon un centinela Harper Lee

01. En Nueva York puedes vivir a tu aire. Puedes extender los brazos y abarcar todo Manhattan en medio de una dulce soledad, o puedes irte al infierno si te apetece.


02. Lo único que me da miedo de este país es que su gobierno se vuelva algún día tan monstruoso que la persona más insignificante pueda ser pisoteada.


03. Puede parecer que uno forma parte de algo que en apariencia no es del todo bueno, pero no te arrogues el derecho de juzgarlo a menos que también conozcas sus motivos.


04. Ciega, eso es lo que estoy. Nunca he abierto los ojos. Nunca se me ha ocurrido mirar en el corazón de la gente, siempre he mirado solamente sus caras. Ciega como una piedra...


05. No, solo nos gusta parecer extrañas y misteriosas. Por debajo de la boa de plumas, todas las mujeres quieren un hombre fuerte que las conozca como a la palma de su mano, y que no solo sea su amante, sino Dios Todopoderoso. Qué tontería, ¿Verdad?


06. Estaba casi enamorada de él. "No, eso es imposible", pensó. "O estás enamorada o no lo estás. El amor es lo único de este mundo que es inequívoco. Hay distintas clases de amor, pero todas se sienten o no se sienten".


07. Lo único que sigue siendo excepcional de América, en medio de este mundo agotado, es que aquí uno aún puede llegar tan lejos como lo lleve su inteligencia o puede irse al infierno si así lo desea.


08. Por eso nos encontramos metidos en el mismo atolladero. La historia se está repitiendo, no hay duda, y tan seguro como que el hombre es hombre, la historia será el último sitio donde la gente busque respuestas.


09. Supongo que es como un avión: ellos son la resistencia aerodinámica y nosotros el impulso, y juntos lo hacemos volar. Si nosotros somos demasiados, nos inclinamos de morro; si ellos son demasiados, nos inclinamos de cola. Es cuestión de equilibrio. No puedo vencerlo ni unirme a él...


10. Eres capaz de decir cualquier cosa que se te pase por la cabeza, pero lo que no puedo entender es que se te ocurran esas cosas. Me gustaría abrirte el cráneo, meterte dentro algún dato real y ver cómo recorre los recovecos de tu cerebro hasta salirte por la boca.


11. Tú les niegas la esperanza. Cualquier hombre en este mundo, Atticus, cualquier hombre que tenga cabeza, brazos y piernas, nació con esperanza en el corazón. Eso no vas a encontrarlo en la Constitución, yo lo aprendí en la iglesia, en alguna parte. Son personas sencillas, la mayoría de ellos, pero eso no les hace menos humanos.


12. El otoño llega tarde en Alabama. Incluso en Halloween, se pueden guardar las sillas del porche sin necesidad de abrigarse mucho. Los crepúsculos son largos, pero la oscuridad llega de repente: el cielo cambia de un naranja opaco a un azul oscuro en cuestión de segundos, y, al irse con la luz el último rayo de calor del día, empieza a refrescar. El otoño era su estación favorita.


13. Solamente intento hacerte ver los motivos de la gente, más allá de sus actos.


14. ¿Qué hace un fanático cuando se encuentra con alguien que cuestiona sus opiniones? No ceder. Se mantiene inflexible. Ni siquiera intenta escuchar, se limita a atacar.


15. Soy como todas las demás mujeres, y si me caso con quien no debo me convertiré en una arpía gritona en tiempo récord.


16. Según sus cálculos, el bebé llegaría en octubre, y el día treinta de septiembre ella se quitaría la vida.


17. Los prejuicios, una palabra sucia, y la fe, una palabra limpia, tienen algo en común: ambas comienzan donde termina la razón.


18. Cuando más te necesitan tus amigos es cuando se equivocan..., no cuando tienen razón.


19. Uno puede estar hirviendo de rabia por dentro, pero sabe que una respuesta serena da mejor resultado que un estallido de ira.


20. La isla de cada ser humano, el centinela de cada uno, es su conciencia. Eso de la conciencia colectiva no existe.


21. Pensar en vivir sin ellos, aunque fuera en el paraíso, por muy hermoso que fuera, le parecía intolerable.


22. "Vete", decían los vetustos edificios. "Aquí no hay sitio para ti. No te queremos. Tenemos secretos".


23. ¿Cómo puedes vivir con tu conciencia? Es relativamente fácil. Simplemente, a veces no voto según mis convicciones, eso es todo.


24. Siempre es fácil mirar atrás y ver lo que éramos ayer o hace diez años. Ver lo que somos ahora, en cambio, es muy difícil.


25. Matarme. O matarlo. Tenía que matarlo para vivir...


26. Supongo que cuando estás dolida, tu primer impulso es hacer daño.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Ve y pon un centinela" de Harper Lee.

Libros parecidos

Síguenos