Frases de El corazón es un cazador solitario

El corazón es un cazador solitario

21 frases de El corazón es un cazador solitario (The heart is a lonely hunter) de Carson McCullers... Historia de un hombre sordo que no puede hablar, llamado John Singer, y la gente con la que se encuentra en una ciudad industrial en el estado de Georgia en la década de 1930.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Carson McCullers son: soledad, historias cruzadas, racismo, valor de la amistad, mayoría de edad, ambientada en georgia (estados unidos), sociedad americana.

Frases de Carson McCullers

Frases de El corazón es un cazador solitario Carson McCullers

01. ¿Y cómo pueden los muertos estar realmente muertos si siguen viviendo en el alma de aquellos que dejaron detrás?


02. En nuestro interior hay un propósito fuerte, firme, y si fracasamos en llevarlo a cabo, nos habremos perdido para siempre.


03. Porque, bajo este sistema, los cerdos son valiosos y los hombres no. No se pueden hacer costillas y salchichas de cerdo de los flacuchos niños de las hilanderías.


04. Todo el sistema del mundo está construido sobre una mentira. Y aunque todo esto es tan evidente como el mismo sol..., Los ignorantes han vivido tanto tiempo con esa mentira que ya no son capaces de verla.


05. Y podría tocar la sinfonía de Beethoven siempre que lo deseara. Tenía una misteriosa sensación con respecto a esta música oída el otoño anterior. La sinfonía se hallaba presente siempre en su interior e iba creciendo poco a poco. La razón era ésta: tenía toda la sinfonía en su mente.


06. (...) Pero mire lo que la iglesia ha hecho con jesús durante los últimos dos mil años. Qué han hecho de él. Cómo han desfigurado cada palabra que pronunció para servir a sus malvados propósitos. Jesús estaría en la cárcel, si viviera hoy.


07. ¿Pero cómo podía haber estado tan segura de que la idea funcionaría? ¿Cómo podía haber sido tan torpe? Quizá cuando la gente desea tan desesperadamente una cosa, esa misma ansia les hace creer en cualquier cosa que pueda proporcionársela.


08. Parecía estar tranquilo pero meditativo, algo que a menudo se descubre en las caras de las personas muy tristes o muy juiciosas. Pero seguía vagando por las calles de la ciudad, siempre silencioso y solo.


09. Al principio había empezado a escribir un poema junto con la música, pero la verdad es que no se le ocurrían ideas que encajaran. También resultó difícil encontrar una palabra para la tercera línea que rimara con qué. Esta nueva canción la hacía sentir triste y excita y feliz al mismo tiempo. Era difícil trabajar con una música hermosa como aquella. Lo cierto es que era difícil escribir cualquier canción. Algo que se podía tararear en dos minutos podía significar una semana entera de trabajo antes de ser vertido en la libreta de notas...


10. (...) Quizá uno o dos de nosotros sea propietario de la casa en que vive, o haya podido ahorrar un par de dólares..., pero no poseemos nada que no contribuya directamente a mantenernos vivos. Todo lo que poseemos es nuestro cuerpo. Y vendemos nuestro cuerpo cada día. Lo vendemos cuando vamos por la mañana a trabajar y cuando trabajamos todo el día. Nos vemos obligados a venderlo a cualquier precio, en cualquier momento, para cualquier fin. Nos vemos obligados a vender nuestro cuerpo para poder comer y vivir. Y el precio que nos pagan es sólo suficiente para permitirnos conservar la fuerza y así trabajar más tiempo en beneficio de ellos. Hoy no nos ponen en las plataformas y nos venden en la plaza del palacio de justicia. Pero nos vemos obligados a vender nuestra fuerza, nuestro tiempo, nuestra alma durante cada hora de nuestra vida. Nos hemos liberado de una clase de esclavitud sólo para caer en otra. ¿Es esto libertad? ¿Somos ya hombres libres?


11. Pero ¿Qué ocurre con un hombre que sabe? Ve el mundo tal como es y mira miles de años atrás para ver cómo se produce todo. Observa la lenta aglutinación de capital y poder, y cómo ha llegado hoy a su cúspide. Ve América como una casa de locos. Ve cómo los hombres tienen que robar a sus hermanos para poder vivir. Ve cómo los niños se mueren de hambre y las mujeres trabajan sesenta horas por semana para ganarse la comida. Ve a todo ese maldito ejército de parados y los miles de millones de dólares y miles de kilómetros de tierra desperdiciada. Contempla cómo se aproxima la guerra. Contempla cómo cuando la gente sufre tanto se vuelve mala y fea, y algo muere en ella. Pero lo más importante que ve es que todo el sistema del mundo está construido sobre una mentira. Y aunque todo esto es tan evidente como el mismo sol..., los ignorantes han vivido tanto tiempo con esa mentira que ya no son capaces de verla -la roja y perlada vena de la frente de Jake se hinchaba con furia. Agarró el cubo de carbón que estaba junto al hogar y lo descargó sobre el fuego. Se le había dormido un pie, y golpeó con él tan fuertemente el suelo que éste tembló-. He recorrido este lugar. He caminado por todas partes. Les hablé. Traté de explicarles. Pero ¿Qué he conseguido?


12. Mire, es como si yo fuera dos personas al mismo tiempo. Una de ellas es un hombre instruido. He estado en algunas de las bibliotecas más importantes del país. Leo. Leo continuamente. Leo libros que hablan de la más pura verdad. Ahí en mi maleta, tengo libros de Karl Marx y Thorstein Veblen y escritores así. Los leo una y otra vez, y cuanto más los estudio, más furioso me pongo. Conozco todas y cada una de las palabras impresas en sus páginas. La verdad es que me gustan las palabras: Materialismo dialéctico...Tergiversación jesuítica...-Jake desgranaba las sílabas en su boca con amorosa solemnidad-. Propensión teleológica -el mudo se secó la frente con un pañuelo cuidadosamente doblado -. Pero lo que quiero decir es esto: cuando una persona sabe, y no puede conseguir que los demás comprendan, ¿Qué puede hacer? -Singer se esforzó en coger un vaso de vino, lo llenó hasta el borde y lo puso firmemente en la magullada mano de Jake - emborracharme, ¿Eh? -dijo Jake con una sacudida de su brazo que derramó gotas de vino sobre sus blancos pantalones- ¡Pero escuche! Dondequiera que uno mire, hay mezquindad y corrupción. Esta habitación, esta botella de vino de uvas, estas frutas de la cesta, son todos productos de ganancias y pérdidas. Nadie puede vivir sin prestar su aceptación pasiva a la mezquindad. Alguien tiene que agotarse por completo por cada bocado que comemos y cada pedazo de tela que llevamos puesto...Y nadie parece darse cuenta. Todo el mundo está ciego, mudo, obtuso..., estúpido y mezquino.


13. Soy un extranjero en tierra extraña.


14. Yo no tengo ningún hogar. Así que, ¿Por qué iba a sentir nostalgia?


15. Por cada hombre rico, hay un millar de pobres que trabajan para que este rico se haga más rico.


16. Te necesito; es una soledad que no puedo soportar.


17. Las palabras no dichas le pesaban más en el corazón.


18. Después de la música, la cerveza era lo mejor.


19. Cuando conocen la verdad, ya no pueden seguir siendo oprimidos.


20. No podemos quedarnos quietos después de saber, sino que tenemos que actuar.


21. Siempre es divertido observar cuánta gente puede reunirse procedente de ninguna parte cuando sucede algo fuera de lo corriente.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El corazón es un cazador solitario" de Carson McCullers.

Síguenos