Frases de Un artista del mundo flotante

Un artista del mundo flotante

25 frases de Un artista del mundo flotante (An artist of the floating world) de Kazuo Ishiguro... La Segunda Guerra Mundial ha terminado y Japón comienza a recuperarse. Ono, un anciano pintor, recuerda su vida y reflexiona sobre su carrera artística, en un intento por comprender una realidad cada día más ajena.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Kazuo Ishiguro son: compromiso, vejez, segunda guerra mundial, democracia, pintor, nostalgia, japón, ideales.

Frases de Kazuo Ishiguro Libros de Kazuo Ishiguro

Frases de Un artista del mundo flotante Kazuo Ishiguro

01. Todos deberíamos respetar a un artista que se niega a sacrificar la calidad por la rapidez.


02. Siempre hay vecinos a quienes damos los buenos días, sin más, y claro, es una pena.


03. Lo mejor en la vida, me decía siempre, se vive una noche y desaparece con el día.


04. Cuando nuestras convicciones llegan a ser muy profundas, hay un momento en que es imposible disimular sin inspirar desprecio.


05. Sensei, mi conciencia me dice que algún día tendré que dejar de ser un artista del mundo flotante.


06. El olor a quemado me sigue molestando (... ). Hasta hace poco aún lo asociábamos al fuego y a las bombas.


07. Lo mejor en la vida, me decía siempre, se vive una noche y desaparece con el día. Ono, eso que la gente llama el mundo flotante, es un mundo que Gisaburo sabía apreciar muy bien.


08. Creo que por las noches, después de unas cuantas copas, se complace en imaginar que sigue siendo el joven artista discípulo mío que antaño fue.


09. (...) Trato con muchos artistas y, en general, formáis un grupo de gente terriblemente decadente. A veces, más ajenos a las cosas de este mundo que un niño.


10. En tiempos como los que corren, los artistas deben aprender a valorar otras cosas más tangibles y dejar a un lado placeres que desaparecen con la luz del día.


11. Parece que, a pesar de los errores cometidos, nuestro país puede todavía enmendar su destino. A estos jóvenes, por lo tanto, no nos queda más que desearles lo mejor.


12. Reconozco que, a veces, tomábamos decisiones demasiado audaces y, a menudo, actuábamos sin pensar en las consecuencias, obsesionados por una idea; pero más vale eso que no atreverse a expresarla por falta de voluntad o coraje.


13. Reconozco que en aquella época pensé que su comportamiento no era más que puro teatro, como ha ocurrido otras veces. Según ella, iba a casarse "por amor", de modo que cuando el compromiso se vino abajo, se vio forzada a comportarse en consecuencia. Quizá no todo fuera teatro.


14. En épocas como esta en que la gente es cada día más pobre y los niños que vemos por la calle están cada día más enfermos y hambrientos, lo último que debe hacer un artista es encerrarse a pintar cuadros de prostitutas.


15. Ahora mismo nuestro país es como un niño que está aprendiendo a andar y a correr. Pero insisto en que lo que hay detrás es positivo. Un niño que está creciendo corre, se cae, pero no por ello vamos a encerrarlo, tenemos que dejarle hacer.


16. No recuerdo a ningún colega que se hiciese un autorretrato con total honradez. Por muy fiel y detalladamente que uno quiera plasmar la imagen que de sí mismo ve en el espejo, la personalidad que queda representada corresponde pocas veces a la realidad que ven los demás.


17. Está bien que haya democracia, pero eso no implica que los ciudadanos tengan derecho a organizar una revolución cada vez que no están de acuerdo con algo. A los japoneses nos han enseñado a comportarnos como niños, y ahora tenemos que aprender el sentido de responsabilidad que supone la democracia.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Un artista del mundo flotante" de Kazuo Ishiguro.

Libros parecidos

Síguenos