Frases de El mar

El mar

37 frases de El mar (03.06.2005) de John Banville... Novela sobre el regreso de un historiador de arte a un pueblo costero tras la muerte por enfermedad de la esposa. A base de vueltas entre el pasado y el presente, reflexiona sobre el paso del tiempo, la vida y la muerte buscando consuelo.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de John Banville son: muerte, esencia de la vida, nostalgia, tristeza, enfermedad, paso del tiempo, sensualidad, irlanda, duelo psicológico, búsqueda de consuelo.

Frases de John Banville

Frases de El mar John Banville

01. El pasado late en mi interior como un segundo corazón.


02. Me llevó mucho tiempo, noches y noches, identificar lo que queda de mí.


03. Cómo se desboca la fantasía cuando no la vigilan...


04. (...) Ese fue el pacto que hicimos, que nos aliviaríamos mutuamente la carga de ser quien todo el mundo nos decía que éramos.


05. El silencio que me rodeaba era tan espeso como el mar.


06. Todo el mundo parece más joven que yo, incluso los muertos.


07. (...) Temblé, no por el frío que hacía entonces, sino como si algo me hubiera atravesado, silencioso, veloz, irresistible.


08. ¡Sé tú mismo! Con lo que quería decir, claro, sé alguien que te guste.


09. Y ahora todo había acabado, y para mí había empezado otra cosa, que era el delicado asunto de haberla sobrevivido.


10. Dado el mundo que dios creó, sería una impiedad contra él creer en su existencia.


11. Qué pequeño recipiente de tristeza somos, navegando en este apagado silencio a través de la oscuridad del otoño.


12. A lo mejor todo lo que nos ocurre en la vida no es más que una larga preparación para abandonarla.


13. La verdad es que todo ha comenzado a ocurrir al mismo tiempo, el pasado y el posible futuro y el imposible presente.


14. Hoy me invade una extraña ligereza, una, cómo podría llamarla, volatilidad.


15. La desdicha, la enfermedad, la muerte prematura, esas cosas les pasan a la buena gente, a los humildes, a la sal de la tierra, no a Anna, ni a mí.


16. Bebo como alguien que acaba de enviudar, (...), insegura y errante y que necesita consuelo y el efímero alivio del olvido que provoca el alcohol.


17. El pasado supone para mí un refugio, allí voy de buena gana, me froto las manos y me sacudo el frío presente y el frío futuro.


18. En la oscuridad, toda la incredulidad sin aliento del día - ¡Esto no me puede estar pasando! - daba paso en ella a un asombro tardo y sin emoción.


19. ¿Qué es el dinero, después de todo? Casi nada, cuando uno tiene suficiente.


20. Era capaz de demostrar su irritación tan sólo con su manera de sentarse, el cuerpo ladeado, la espalda rígida...Miraba desdeñosa a su alrededor.


21. Aparté rápidamente la mirada por temor a que mis ojos me delataran; los ojos de uno son siempre los de otro, el enano loco y desesperado agazapado en el interior.


22. La bolsa de té es un infame invento, y a mi ojo quizá excesivamente melindroso le recuerda lo que una persona descuidada deja en el retrete cuando no tira de la cadena.


23. Llevamos a los muertos con nosotros hasta que también morimos, y entonces es a nosotros a quien llevan durante un tiempo, y luego nuestros portadores caen a su vez, y así sucesivamente en todas las generaciones imaginables.


24. En la casa todo estaba tranquilo y silencioso. Me movía por las habitaciones como si fuera un ser de aire, un espíritu flotante, un Ariel liberado y desconcertado.


25. (...) No me dejaba que le hablara a nadie de su enfermedad. La gente sospechaba que algo pasaba, pero no sospecharon, hasta la fase final, que lo que pasaba era que a ella se le estaba pasando la vida.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El mar" de John Banville.

Libros parecidos

Síguenos