Frases de Tierra de hombres

Tierra de hombres

19 frases de Tierra de hombres (Terre des hommes) de Antoine De Saint-Exupéry... Libro que narra algunos de los episodios más memorables de Saint-Exupery como aviador. Un relato acerca del coraje con que los pilotos de entonces enfrentaban peligros y superaban adversidades y la construcción de un mundo mejor.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Antoine De Saint-Exupéry son: autobiografía, memorias, responsabilidad, solidaridad, desierto, coraje ante la adversidad, aviación, relaciones humanas, verdadera amistad, salvar al mundo, cordillera de los andes.

Frases de Antoine De Saint-Exupéry Libros de Antoine De Saint-Exupéry

Frases de Tierra de hombres Antoine De Saint-Exupéry

01. Es un centinela. Y cada centinela es responsable de todo el imperio.


02. Hasta la misma lisonja hubiera sido inútil: ellas ignoraban la vanidad


03. Él pertenece a ese tipo de hombres generosos que aceptan cubrir amplios horizontes con su sangre.


04. Una estrella verde emerge frente a mí, deslumbrante como un faro. ¿Es una estrella o es un faro?


05. Los compañeros, uno a uno, nos retiran su sombra. Y a nuestra tristeza se mezcla, en adelante, el íntimo pesar de envejecer.


06. Después de todo, me ha tocado la mejor parte. Si regresará, volvería a empezar. Necesito vivir. En las ciudades ya no hay vida humana.


07. El viento ha cambiado de forma de pensar. También ha cambiado de dirección. El cálido viento del desierto ya comienza a acariciarnos. ¡La fiera está despertando!


08. Quizá la grandeza de un oficio consista, más que nada, en unir a los hombres. Sólo existe un lujo verdadero, y es el de las relaciones humanas.


09. Tú no sientes la necesidad de burlarte de tus adversarios antes de encararte con ellos. Frente a una tempestad, te dices simplemente: "He ahí una tempestad". Y la aceptas y la sopesas.


10. Trabajando únicamente por conseguir bienes materiales, no hacemos sino construirnos nuestra propia prisión. Nos encerramos a solas con nuestra provisión de ceniza que no nos proporciona nada que merezca ser vivido.


11. Admiro a este moro que no defiende su libertad porque en el desierto siempre se es libre; que no defiende tesoros visibles, porque en el desierto está desnudo, que defiende un reino secreto.


12. Creemos que el hombre es libre... No vemos la cuerda que nos ata el pozo, que nos une, como un cordón umbilical, al vientre de la tierra. Si damos un paso de más, morimos.


13. Para el infante del ejército colonizador que funda un imperio, el sentido de la vida es conquistar. El soldado desprecia al colono, pero ¿Acaso esa conquista no se lleva a cabo para que el colono pueda afincarse?


14. Sólo cuando estamos unidos a nuestros hermanos por un objetivo común, ajeno a nosotros, respiramos, y la experiencia nos demuestra que amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección.


15. ¿Por qué odiarnos? Somos solidarios, llevados por el mismo planeta, tripulación de un mismo navío. Y si es bueno que haya civilizaciones que se confronten para promover nueva síntesis, es monstruoso que se devoren entre sí.


16. Sólo seremos felices cuando tengamos conciencia de nuestro papel, incluso del más discreto. Sólo entonces podremos vivir en paz y morir en paz, pues lo que da un sentido a la vida da sentido a la muerte.


17. Su verdadera cualidad no reside allí. Su grandeza consiste en sentirse responsable. Responde de sí mismo, del correo y de los compañeros que lo esperan. Sabe que tiene en sus manos la pena o la alegría de aquellos.


18. Ser hombre significa, precisamente, ser responsable. Supone conocer la vergüenza frente a una miseria que no parecía depender de uno. Supone sentirse orgulloso de una victoria que los compañeros han conseguido. Supone sentir, al colocar su grano de arena, que se contribuye a construir el mundo.


19. Ayer caminaba sin esperanza. Hoy estas palabras han perdido su sentido. Hoy andamos por andar. Como seguro que lo hacen los bueyes en su labor. Ayer soñaba con paraísos de naranjos. Hoy ya no hay paraísos para mí. Tampoco creo en la existencia de los naranjos.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Tierra de hombres" de Antoine De Saint-Exupéry.

Libros parecidos

Síguenos