Frases de Sólo el acero

Sólo el acero

14 frases de Sólo el acero (The steel remains) de Richard Morgan... ¿Qué es de los héroes cuando las guerras terminan? Los caminos de tres viejos camaradas de guerra volverán a cruzarse, y entonces sabrán por fin si su tierra puede ser realmente apta para los héroes.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Richard Morgan son: sexualidad, espadas, héroes, brujería, elfos, homosexualidad, fantasía urbana, antigua leyenda.

Frases de Richard Morgan Libros de Richard Morgan

Frases de Sólo el acero Richard Morgan

01. Todos debemos hacer sacrificios...Estamos en guerra.


02. La gente tiene miedo de lo que no entiende...Recuérdalo.


03. Parece que las mentiras son fáciles para tu especie...Es difícil saber qué creer en este lugar.


04. El liderazgo es una criatura escurridiza, difícil de rastrear y apresar.


05. Huir sólo convierte tu culo en una diana más grande.


06. La gente es un rebaño de ovejas...Putas ovejas agilipolladas.


07. Es poder, sólo es... poder. Energía, y la voluntad para desplegarla. Al final, la magia se reduce a eso, ¿Sabes?


08. Creo que mi reputación de chupapollas ya está lo bastante deteriorada como para que no importe nada de lo que haga.


09. (...) Pero también he aprendido que la preocupación por la exactitud o la veracidad no suele atar la lengua de los hombres.


10. Haz lo que quieras. Pero no saldrá bien, te lo advierto. Son hombres píos de vida limpia, adoradores del templo de sus propios cuerpos.


11. Si ni siquiera sabes cómo se llaman las personas que están a tu espalda, luego no te extrañes si no te siguen a la batalla.


12. Son brutales, necios, tienen la conciencia ética de los simios y el nivel de iniciativa de las ovejas. Pero te enfrentaste a los reptiles en el campo de batalla por ellos. ¿Por qué?


13. -Somos veinte contra algo que no podemos cuantificar, algo que asustó a mi pueblo hace cuatro mil años y que aún hoy sigue atemorizando a los timoneles...-Cuentos de fantasmas. A la hora de la verdad, no puede dar más miedo que un dragón, ¿No?


14. Los hombres eran como hojas, todos se rompían tarde o temprano, incluido tú. Pero cuando mirabas a los hombres a tu mando veías en sus ojos el acero con el que debías luchar, cómo había sido forjado y templado y qué golpes resistiría, si es que podía resistir alguno.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Sólo el acero" de Richard Morgan.

Libros parecidos

Síguenos