Frases del libro "Recuerdos olvidados" de Mario Benedetti

Recuerdos olvidados

Disfruta de estas 23 frases de "Recuerdos olvidados"... A través de fragmentos, frases y confesiones inscritos en la prosa, el narrador nos hace parte de las desventuras, soledades y fantasmas de Fernando y Lucía, dos exiliados que han llegado a vivir a Madrid (España).

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Recuerdos olvidados", de Mario Benedetti son: soledad, gratitud, gran amor, exilio, madrid, alegría de vivir, solidaridad, tristeza, duelo psicológico.

Frases de "Recuerdos olvidados"

01. Lo esencial era saberse en compañía.


02. Esta bienaventuranza es asimismo parte de mi duelo.


03. Se ríen como antídoto, o como exorcismo.


04. Quiero darte mi soledad, que es lo único que verdaderamente poseo.


05. (...) Comprendió que ante esa tristeza no cabía decir nada. Sólo estar.


06. (...) Era un ser contradictorio, injusto, pero a la vez tierno, sensible como pocos.


07. Cuando nos abrazamos, casi a escondidas de nosotros mismos, yo quisiera abrazarte toda.


08. Pero aquí el sufrimiento pasó de moda como tema periodístico, ¿No te parece?


09. No podemos saber qué nos traerá el futuro; en cambio sí sabemos qué nos trajo el pasado.


10. Yo quiero darte mi soledad, que es lo único que verdaderamente poseo. Y voy a dártela ahora.


11. Los que ya se fueron no están para brindar. Y los que se quedan, ya no brindan.


12. La gratitud no se teñía de súplica; simplemente instaba, sin proponérselo, a la solidaridad y la obtenía.


13. ¿Por qué, a pesar de nuestras edades, llegamos, cada uno solo, a esto que es más un cruce que un encuentro?


14. Mira que cuando uno tiene el ánimo en un pozo, nadie puede ayudar, el único que puede hacer algo es uno mismo.


15. Se atreve a brindar: por todo lo que nos falta. Ella sonríe y comenta: eso es casi como brindar por el mundo.


16. (...) En estos años, uno se vuelve un especialista en fabricarse culpas y después es difícil separar las falsas de las reales.


17. Las fintas del amor duraron tres: dos años para creer que nos queríamos y sólo uno para convencernos de que no.


18. Aquella primera noche en tu casa, cuando te soltaste a llorar, sentí que, sin que vos misma lo supieras, también llorabas por mí.


19. Sólo una vez la sorpresa es dolor y el dolor es entrega y la entrega es el color del mundo el placer del mundo la esperanza.


20. Quizá algún día te busque, dijo ella... Es por mi marido, ¿Sabes? , lo puede tomar a mal. O sea que era casada, vaya vaya. La noticia como adiós.


21. Uno puede enviciarse con la propia soledad y en ocasiones (es casi una droga) envenenarse con ella. Es arduo abrirle de pronto la puerta y decirle: Vámonos, vamos a encontrarnos con otra soledad, con otro desamparo.


22. La gratitud puede ser un afluente del amor. Pero cuando la corriente de gratitud se junta con el caudal del amor, siempre sobre viene una etapa indecisa, en que no se sabe a ciencia cierta cuál es cuál.


23. Sólo podía ver, reflejado en el vidrio de la ventana, aquel rostro único, irrepetible, que asomaba sobre su hombro. Cuando aquellas manos que tan bien conocía, desabrocharon el último botón, sintió junto al oído este presagio: No sé qué pasa, pero de pronto me he quedado sin miedo.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Recuerdos olvidados", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Mario Benedetti.

Libros parecidos

Síguenos