Frases de Nada se opone a la noche

Nada se opone a la noche

27 frases de Nada se opone a la noche (Rien ne s'oppose à la nuit) de Delphine De Vigan... Después de encontrar a su madre muerta en misteriosas circunstancias, la escritora francesa se convierte en una sagaz detective dispuesta a reconstruir la vida de la desaparecida.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Delphine De Vigan son: memorias, suicidio, detective, anorexia, incesto, secretos de familia, relación madre-hija, muerte dudosa, trastorno bipolar, desnutrición.

Frases de Delphine De Vigan Libros de Delphine De Vigan

Frases de Nada se opone a la noche Delphine De Vigan

01. El ayuno es una droga poderosa y barata.


02. La escritura es impotente. Como mucho permite plantear preguntas e interrogar a la memoria.


03. Las épocas se resumen, en nuestra memoria, en los lugares que las contienen.


04. Soñaba que se hacía invisible: verlo todo, escucharlo todo, aprenderlo todo, sin que nada palpable señalara su existencia.


05. No puedo más que medir la extensión del enigma.


06. Todas las familias felices se parecen; las desdichadas lo son cada una a su modo.


07. El tiempo nos enseña que podemos echarnos la bronca y debemos pasar página después.


08. El aburrimiento nunca es pasajero. Existe un remedio al aburrimiento, pero es radical y desagradable para los demás.


09. La coordinación es a la escritura lo que el montaje a la imagen.


10. Y por eso sé desde hace mucho tiempo que es preferible mantenerse de pie que tumbado, y evitar mirar hacia abajo.


11. El estado de desnutrición anestesia el dolor, las emociones, los sentimientos, y funciona, en un primer momento, como una protección.


12. Comparten, por razones diferentes una especie de fuga hacia delante, una forma de vida despreocupada, son los precursores de la burguesía bohemia.


13. La anorexia restrictiva es una adicción que hace creer en el control cuando en realidad conduce al cuerpo a su destrucción.


14. Volvía tarde por la noche, cuando había cesado el ruido y había llegado la hora de ir a la cama.


15. No se concordar ciertas imágenes con las que he conservado de la infancia, con el halo amarillento con que las encuentro. Son resueltamente dispares.


16. Poco a poco, aprendía a calmar mi velocidad, mi vértigo, a aceptar mi excesiva permeabilidad, a dominar ese apetito de vivir que me había devorado.


17. Me hubiera gustado escribir sobre lo que tenía de más alegre mi familia, esa vitalidad ruidosa y excesiva que la animaba, esa forma poderosa de luchar contra el drama.


18. La anorexia no se resume en la voluntad que tienen ciertas jóvenes de parecerse a las modelos, ciertamente cada día más delgadas, que llenan las páginas de las revistas femeninas...


19. Mientras pretendo escribir un libro sobre la mujer a la que quizá él más amó, y odió, mi padre se extraña de que no recurra a sus recuerdos, de que no quiera escucharle.


20. (...) No había dormido en toda la noche, había intentado llamar cada hora, sin respuesta, ni en el móvil ni en el fijo, estaba segura de que pasaba algo, había que ir.


21. Hoy sé el estado de tensión particular en el que me hunde esta escritura, lo mucho que me cuestiona, me perturba, me agota, en una palabra, me cuesta, en el sentido físico del término.


22. No me gusta el gentío, el número, las grandes comilonas, huyo de las mundanidades, soy más sociable en los encuentros cara a cara, en pequeños grupos, o bien durante un paseo, en el movimiento de la marcha.


23. Al leer esos relatos, es lo primero que me sorprende, esa eliminación natural ordenada por nuestro organismo, esa capacidad que tenemos de recubrir, borrar, sintetizar, esa aptitud para la clasificación selectiva, que permite sin duda liberar espacio como en un disco duro, dejar sitio libre, avanzar.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Nada se opone a la noche" de Delphine De Vigan.

Libros parecidos

Síguenos