Frases de Los desposeídos

Los desposeídos

23 frases de Los desposeídos (The dispossessed: an ambiguous utopia) de Ursula K Le Guin... En el planeta Urras es capitalista y su luna Anarres, anarquista. Cuando el científico Shevek viaja hasta Urras para tratar de impulsar la comunicación entre ambos planetas, un antiguo conflicto revive.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Ursula K Le Guin son: mantenerse fiel a las convicciones, distropía, utopía, feminismo, anarquismo, libertarismo, capitalismo, choque de culturas, inconformismo, autocrítica.

Frases de Ursula K Le Guin Libros de Ursula K Le Guin

Frases de Los desposeídos Ursula K Le Guin

01. El verdadero viaje es el retorno.


02. Todo exceso es excremento... El excremento retenido envenena el cuerpo.


03. Cuanto menos tenía, más absoluta era la necesidad de ser.


04. La idea, por su naturaleza misma, necesita ser comunicada: escrita, explicada, realizada.


05. Una promesa es una dirección elegida, una auto-limitación de la opción.


06. La separación educa, sin duda, pero tu presencia es la educación que yo quiero.


07. Tienes la obligación de buscar lo mejor... No te dejes atrapar por un igualitarismo equívoco.


08. La gente hace eso en todas partes, todo el tiempo. Van de un lado a otro, buscando algo mejor.


09. Libera tu mente de la idea de merecer, la idea de obtener y empezarás a ser capaz de pensar.


10. Un anarquista muerto se convierte pronto en mártir, sabe usted, y sigue viviendo durante siglos. Pero los ausentes pueden ser olvidados.


11. Como la hierba, la idea busca la luz, ama las multitudes, las cruzas la enriquecen, crece más vigorosa cuando se la pisa.


12. Las torres de la ciudad, grandes escalinatas de luz empañada, trepaban hacia la bruma...Piedra, acero, vidrio, luz eléctrica. Ningún rostro.


13. -Es que lo hacemos. Las mujeres hacen exactamente lo que se les antoja...- ¿Pero qué es lo que hacen ustedes? - ¿Qué hacemos? Gobernar a los hombres, naturalmente.


14. Piensan que si la gente posee muchas cosas se contentará con vivir en una cárcel. Pero yo no acepto eso. Quiero derribar los muros. Quiero solidaridad, solidaridad humana.


15. -Hay una sola ley que respetamos, sólo una, la ley de la evolución humana. - ¡La ley de la evolución es la supervivencia del más fuerte!


16. No me importa la otra gente, que a nadie le importa, por lo demás. Los que dicen lo contrario fingen. Yo no quiero fingir. ¡Yo quiero ser libre!


17. (...) Nos tienen miedo. Temen que traigamos de vuelta la revolución, la antigua, la verdadera, la revolución por la justicia que ustedes comenzaron y abandonaron a mitad de camino.


18. Siempre había temido esto, más que a la muerte. Morir es perder la identidad y unirse al resto. Él había conservado la identidad y había perdido el resto.


19. La misma hipocresía de siempre. La vida es una lucha, y el más fuerte gana. ¡Todo lo que hace la civilización es ocultar la sangre y disfrazar el odio con palabras bonitas!


20. En un rincón una pareja se entretenía en las preliminares de un juego sexual. Shevek miró para otro lado, con repugnancia. ¿Hasta en el sexo eran egoístas? Acariciarse y copular en presencia de gente sin pareja era tan grosero como comer en presencia de un hambriento.


21. Al parecer, en la sociedad de ustedes los hombres se ocupan de todo. (...) Los hombres van a la escuela y ustedes no; ellos son siempre los maestros, los jueces, la policía, el gobierno, ¿No es así? ¿Por qué permiten que lo dominen todo? ¿Por qué no hacen lo que se les antoja?


22. Era fácil compartir cuando había comida suficiente, o apenas la suficiente, para seguir viviendo. ¿Pero cuando no la había? Entonces entraba en juego la fuerza; la fuerza se convertía en derecho; en poder, y la herramienta del poder era la violencia, y su aliado más devoto, el ojo que no quiere ver.


23. Estaban todos discutiendo sobre la guerra, sobre cuál sería el próximo paso de Thu, cuál el próximo paso de A-Io, cuál el del CGM. - ¿Por qué sólo hablan en abstracto? -inquirió intempestivamente, preguntándose mientras hablaba por qué estaba hablando, cuando había resuelto no hacerlo-. No sólo nombres de países, son gentes que se están matando, unos a otros. ¿Por qué van los soldados? ¿Por qué un hombre va a matar a desconocidos? -Pero si los soldados están para eso -dijo una mujercita rubia con un ópalo en el ombligo.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Los desposeídos" de Ursula K Le Guin.

Libros parecidos

Síguenos