Frases de La oración de la rana - 2

30. Nada hay que supere la santidad de quienes han aprendido la perfecta aceptación de todo cuanto existe.


31. Decía un violinista mundialmente famoso..."Tengo una espléndida música, un espléndio violín y un espléndido arco. Todo lo que tengo que hacer es reunirlos v quitarme de en medio".


32. Había un leñador que se agotaba malgastando su tiempo y sus energías en cortar madera con un hacha embotada, porque no tenía tiempo, según él, para detenerse a afilar la hoja.


33. Tu obligación es ser. No ser un personaje ni ser un don nadie -porque ahí hay mucho de codicia y ambición-, ni ser esto o lo de más allá -porque eso condiciona mucho-, sino simplemente ser.


34. ¿Ves esa piedra que hay en medio de la calle? Desde que llegué aquí esta mañana, diez personas han tropezado en ella y han maldecido, pero ninguna de ellas se ha tomado la molestia de retirarla para que no tropezaran otros.


35. La realidad existente no puede realmente ser rechazada ni aceptada. Huir de ella es como tratar de huir de tus propios pies. Aceptarla es como tratar de besar tus propios labios. Todo lo que hay que hacer es mirar, comprender y estar en paz.


36. Las personas jamás pecarían si fueran conscientes de que cada vez que pecan se hacen daño a sí mismas. Por desgracia, la mayoría de ellas están demasiado aletargadas para caer en la cuenta de lo que están haciéndose a sí mismas


37. -"En un día tan gélido como éste, yo sé exactamente lo que hay que hacer". -" ¿Qué hay que hacer? ", le preguntaron los demás. -"Conservar el calor. Y si eso no es posible, también sé lo que hay que hacer". -" ¿Qué hay que hacer? " -"Congelarse".


38. Poco después de que muriera el Rabino Mokshe, preguntó a uno de sus discípulos de éste el rabino Mendel de Kotyk: "¿Qué era a lo que tu maestro concedía mayor importancia?". El discípulo, tras reflexionar durante unos momentos, respondió: "A lo que estuviera haciendo en ese momento".


39. La madre: "¿Qué es lo que le gusta a tu novia de ti? " El hijo: "Piensa que soy guapo, inteligente y simpático y que bailo muy bien". -" ¿Y qué es lo que te gusta a ti de ella? " -"Que piensa que soy guapo, inteligente y simpático y que bailo muy bien".


40. Míralo de este modo, querida: mi profesión es la de pintor, y creo haber destacado como tal. La profesión de Dios consiste en perdonar; y si él es tan bueno en su profesión como lo he sido yo en la mía, no veo razón alguna para tener miedo.


41. La oración resulta perfecta cuando se descubre la intemporalidad. La intemporalidad se descubre a través de la claridad de percepción. La percepción se hace clara cuando se libera de los prejuicios y de toda consideración de pérdida o provecho personal. Entonces se ve lo milagroso, y el corazón se llena de asombro.


42. Un hombre se perdió en el desierto. Y más tarde, refiriendo su experiencia a sus amigos, les contó cómo, absolutamente desesperado, se había puesto de rodillas y había implorado ayuda a Dios. "¿Y respondió Dios a tu plegaria?", le preguntaron. "¡Oh, no! Antes de que pudiera hacerlo, apareció un explorador y me indicó el camino".


43. Un sacerdote paseaba por la calle cuando, de pronto, vio cómo un niño se esforzaba, dando saltos, por llegar al timbre de una puerta. Pero el pobre niño era demasiado pequeño, y el timbre estaba demasiado alto. De modo que el sacerdote, para ayudar al pequeño, se acercó y pulsó el timbre. Luego, volviéndose sonriente al muchacho, le preguntó: "¿Qué hacemos ahora?" "Correr todo lo que podamos", respondió el niño.


44. En cierta ocasión, un amigo le hizo saber al gerente de una orquesta que le encantaría tener un puesto en la misma. Y el gerente le replicó: "No tenía ni idea de que supieras tocar algún instrumento"..."Yo no sé hacerlo", le respondió su amigo, "pero he visto que tienes ahí a un tipo que no hace más que agitar una vara mientras los demás tocan. Creo que yo podría hacer este trabajo"...

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La oración de la rana" de Anthony De Mello.

Libros parecidos

Síguenos