Frases de La oración de la rana

La oración de la rana

44 frases de La oración de la rana (The prayer of the frog) de Anthony De Mello... Obra que desafía a todos a cuestionar, examinar y liberarse de los modelos establecidos de pensamiento y de conducta, acabar con toda clase de estereotipos y atreverse a ser verdaderamente uno mismo.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Anthony De Mello son: nuevas experiencias, guía espiritual, parábolas, existencia de dios, hacerse cargo de uno mismo, cuentos filosóficos, iluminación, suposiciones, falsas creencias.

Frases de Anthony De Mello Libros de Anthony De Mello

Frases de La oración de la rana Anthony De Mello

01. Los inteligentes hablan; los estúpidos discuten.


02. Muchos pueden actuar amorosamente. Pero es rara la persona que piensa amorosamente.


03. ¡Dios oculta las cosas poniéndolas ante nuestros ojos!


04. ¡El amor soporta la carga sin sentir su peso!


05. Trata de probar a qué sabe la ausencia de saber.


06. Si el universo no es consciente de tu existencia, ¡Tranquilo!


07. Cuando no hay distancia, no es posible establecer relación.


08. Si deseas un mundo perfecto, olvídate de la gente.


09. La verdad no se encuentra en fórmulas.


10. Al igual que la belleza, también Dios está en el yo del observador.


11. Donde hay amor hay desorden. El orden perfecto haría del mundo un cementerio.


12. La mejor oración y el mejor estudio consisten en aceptar la vida tal como viene.


13. Tanto aquello de lo que huyes como aquello por lo que suspiras está dentro de ti.


14. En realidad, no eres tú lo que me importa, sino la sensación que me produce amarte.


15. Los que buscan la iluminación no logran encontrarla, porque no comprenden que el objeto de su búsqueda es el propio buscador.


16. ¿Será posible que todas las cosas horribles que has hecho hayan sido olvidadas por todos...Menos por ti?


17. Yo hablo, tú escuchas. Tú hablas, yo escucho. Nadie habla. Los dos escuchamos. Nadie habla y nadie escucha: Silencio.


18. Si crees ser lo que tus amigos y enemigos dicen que eres, evidentemente no te conoces a ti mismo.


19. Si de algo estoy seguro, es de que no soy un ratón, porque a mi mujer le horrorizan los ratones.


20. No se nos pregunta si queremos jugar. No es ésa la opción. Tenemos que jugar. La opción es: cómo.


21. "Lo importante no es el clamor, ya sea de inocentes o de criminales", dijo el mullah, "sino la sabiduría y el conocimiento".


22. Es un error creer que la meditación no puede practicarse por falta de tiempo. El verdadero motivo es la agitación de la mente.


23. Conocer las cosas es tener erudición. Conocer a los demás es tener sabiduría. Conocer el propio yo es tener iluminación.


24. Si pudieras elegir, qué elegirías: ¿que se te concediera lo que pides o la gracia de vivir en paz, aunque no la hubieras pedido?


25. Se decía que un santo, cada vez que salía de su casa para ir a cumplir sus deberes religiosos, solía decir: "Y ahora te dejo, Señor. Me voy a la iglesia".


26. Quienes insisten en querer jugar no las cartas que les han tocado, sino las que creen que debería haberles tocado, son los que pierden el juego.


27. Las suposiciones afectan a la observación. La observación engendra convencimiento. El convencimiento produce experiencia. La experiencia crea comportamiento, el cual, a su vez, confirma las suposiciones.


28. - ¿Cómo has conseguido llegar hasta aquí con este tiempo de perros, buen hombre? -Mi corazón llegó primero, y al resto de mí le ha sido fácil seguirle.


29. El médico: "Este dolor que siente usted en la pierna es producto de su avanzada edad". El paciente: "¿Se cree usted que yo soy tonto? ¡La otra pierna tiene la misma edad!".

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La oración de la rana" de Anthony De Mello.

Libros parecidos

Síguenos