Frases de La mujer justa

La mujer justa

22 frases de La mujer justa (Az igazi) de Sándor Márai... Tres voces, tres puntos de vista, tres sensibilidades diferentes para desentrañar una historia de pasión, mentiras, traición y crueldad.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Sándor Márai son: problemas de pareja, soledad, ambición, matrimonio, familia burguesa, abandono, fuerza de la pasión, clases sociales, fidelidad, período de entreguerras, hungría.

Frases de Sándor Márai Libros de Sándor Márai

Frases de La mujer justa Sándor Márai

01. ¡Cuántos pequeños detalles forman a una persona!


02. Hombres ricos y elegantes hay muchos. Señores, pocos.


03. No tengo en mucha estima la belleza producida por medios artificiales, pues me recuerda las técnicas de embalsamamiento.


04. A veces las personas son buenas porque tienen inhibiciones que les impiden actuar con maldad.


05. La literatura es algo más que arte, la literatura es una respuesta, un comportamiento ético.


06. En la vida ocurre todo lo que tiene que ocurrir y, al final, todo encuentra su lugar.


07. Mi padre y mi madre vivían un matrimonio "ideal", es decir, monstruoso. Jamás levantaban la voz.


08. No callamos o hablamos sólo con la boca sino también con el alma.


09. La pobreza y la enfermedad cambian de forma sorprendente el valor de los sentimientos y de las complicaciones emocionales.


10. Sólo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estás leyendo.


11. A veces pienso que uno decide hacer algo no porque sea una cosa buena o sensata sino simplemente porque puede hacerlo.


12. El tiempo que nos pertenece, el que es realmente nuestro, no se mide ni con los relojes ni con los calendarios...


13. Usted quiere privar a un hombre de su alma. Eso es lo que siempre quieren hacer todos los enamorados. Y eso es pecado.


14. ¡Hay tanto egoísmo en los sentimientos humanos, tantas intenciones ociosas, tantos sutiles chantajes con los que intentamos desesperadamente mantener atada a una persona!


15. Ése es el único dolor verdadero: la muerte de un niño. Es el modelo por el que se miden todos los demás dolores.


16. No son sólo el rango y el nacimiento lo que hacen nobles a las personas sino también el carácter y la inteligencia.


17. Siempre he creído que entiendo algo de hombres. Creía que estaban compuestos de ocho partes de orgullo y dos partes de otras cosas...


18. Esos pequeños detalles son muy importantes. Entre la riqueza y la pobreza hay infinidad de matices. Y dentro de la pobreza ¿Cuántos matices crees que hay?


19. Ha intentado hacerse indiferente a los sentimientos mediante la razón, que es como intentar convencer con palabras y argumentos a un paquete de dinamita de que no explote.


20. No hay nada de lo que avergonzarse en la vida excepto de la cobardía, que hace que uno no sea capaz de dar sentimientos o no se atreva a aceptarlos.


21. Se puede recuperar a alguien que es infiel. Se puede recuperar a alguien que se ha ido. Pero a alguien que ni siquiera ha llegado verdadera y definitivamente... No, eso es imposible.


22. Hay instantes en la vida en que lo ves todo claro, con absoluta lucidez: vuelves a descubrir energías y posibilidades escondidas, y comprendes por qué has sido tan cobarde o tan débil. Esos momentos constituyen puntos de inflexión en la vida. Llegan sin avisar, como la muerte o la conversión.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La mujer justa" de Sándor Márai.

Libros parecidos

Síguenos