Frases de La isla bajo el mar

La isla bajo el mar

20 frases de La isla bajo el mar de Isabel Allende... Azarosa historia de una esclava en el Santo Domingo del siglo XVIII que logrará librarse de los estigmas que la sociedad le ha impuesto para conseguir la libertad y, con ella, la felicidad.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Isabel Allende son: esclavitud, ficción histórica, falta de libertad, colonialismo, realismo mágico, búsqueda de la libertad, cultural colonial, verdadera felicidad, espiritualidad, plantaciones de azúcar, ambientada en haití, fortaleza de espíritu, honradez.

Frases de Isabel Allende Libros de Isabel Allende

Frases de La isla bajo el mar Isabel Allende

01. No hay peor sufrimiento que amar con miedo.


02. Baila, baila...Porque esclavo que baila es libre... mientras baila.


03. En el corazón humano hay espacio para todas las divinidades.


04. La madre, como la patria, no se prestaba para bromas: era sagrada.


05. Según su experiencia, la piel clara y el dinero facilitaban casi todo....


06. (...) Ella pretendía tragarse el mundo y él vivía abrumado por la realidad.


07. A veces tengo esas premoniciones y no se me olvidan, así estoy preparada cuando se cumplen.


08. Todos tenemos adentro una insospechada reserva de fortaleza que emerge cuando la vida nos pone a prueba.


09. La música es un viento que se lleva los años, los recuerdos y el temor.


10. "No necesito a nadie", se decía, con el orgullo taimado de aquellos con vocación de solitarios.


11. No hay que ser de la misma sangre ni de la misma tribu para ser de la misma familia.


12. El camino de la libertad es tortuoso...A veces parecerá que retrocedemos, pactamos, perdemos de vista los principios de la revolución...


13. No daba consejos, porque según su experiencia era una pérdida de tiempo, cada uno comete sus propios errores y aprende de ellos.


14. Le gustaba aprender. Al principio disimuló su avidez por los libros para no pecar de arrogante, pero pronto empezó a ayudar a otros en las tareas y así se hizo respetar.


15. Se sentaron en frágiles sillas de patas curvas a tomar café en tazas para enanos pintadas de flores y conversar de todo y de nada, como habían hecho otras veces.


16. No hay nada tan peligroso como la impunidad, amigo mío, es entonces cuando la gente enloquece y se cometen las peores bestialidades, no importa el color de la piel, todos son iguales.


17. (...) Eran unos locos fanáticos que se atrevían a desafiar a la sociedad, a la historia, incluso a la palabra divina, porque la esclavitud aparecía en la Biblia. ¿Un abolicionista en su propia familia? ¡Ni pensarlo!


18. (...) Agradeció calladamente que el hombre apenas lo mirara, porque estaba nervioso pensando que ambos compartirían un estrecho camarote durante el viaje. Nada hería tanto su inmenso orgullo como las insinuaciones que solía recibir de otros hombres.


19. Caminando y caminando por el mundo se irá consolando de a poco y un día, cuando ya no pueda dar un paso más de fatiga, se dará cuenta de que no se puede escapar del dolor; hay que domesticarlo, para que no moleste.


20. Era notable que hubiese ascendido en su carrera con semejante lastre. Pero Relais le interesaba mucho, porque contaba con la lealtad de sus soldados: era el único capaz de mezclar sin problema en sus filas a blancos, mulatos y hasta negros. Se preguntó cuánto valía ese hombre; todo el mundo tiene un precio.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La isla bajo el mar" de Isabel Allende.

Libros parecidos

Síguenos