Frases del libro "La hierba roja" de Boris Vian

La hierba roja

Disfruta de estas 30 frases de "La hierba roja"... El ingeniero Wolf y el mecánico Lazuli, construyen una máquina del tiempo gracias a la que Wolf pretende, mediante el retorno a su infancia, reparar todos los errores y todas las obsesiones que lo atormentaban.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "La hierba roja", de Boris Vian son: obsesión, surrealismo, búsqueda de la felicidad, viaje a través del tiempo, ternura, regreso a la infancia, incertidumbre, volver el tiempo atrás.

Frases de "La hierba roja"

01. Luchar no significa avanzar.


02. Envolvemos la vida con diplomas.


03. Tocaban la noche con todo su cuerpo.


04. El cielo, bastante bajo, relucía sin ruido.


05. Las cosas que se quieren se ponen juntas.


06. ¿Hay alguien más solo que un héroe?


07. No se está completo hasta que se está muerto.


08. Hay tanta agua por todas partes...-dijo-. Y tan pocas islas.


09. Una solución que te hunde vale más que cualquier incertidumbre.


10. Y su vestido seguía a sus piernas, complacido, más bien halagado.


11. Se sentía como una araña en una tela que no es la suya.


12. En un salto de agua -dijo-, lo que importa es el salto, no el agua.


13. Todos los profetas cometen el mismo error: tener razón. La prueba es que los descuartizan.


14. La vida estaba vacía y no era nada triste, si se estaba a la expectativa.


15. No puedo decirte que eres hermosa como el día -dijo Lazuli-, porque depende de los días.


16. Los recuerdos no existen: es otra vida revivida con otra personalidad, y que en parte es consecuencia de esos mismos recuerdos.


17. Evidentemente, cuantos más obstáculos ha vencido uno, más tentado se siente de creer que ha llegado más lejos.


18. ¿Tienes miedo de que me sienta decepcionado cuando lo haya olvidado todo? Es preferible sentirse decepcionado que seguir esperando en el vacío.


19. Me da lo mismo ser guapa que ser fea -dijo Folavril-. Lo único que quiero es gustar a la gente que me interesa.


20. Va a ver usted cómo se desata una de las pasiones que han dominado mi existencia: el odio a lo inútil.


21. Todo lo que no sea un color, un perfume o una música -dijo contando con los dedos- es una niñería.


22. Si tenemos una sola avería con una máquina como ésa -gruñó Saphir-, aprendo brenuyú y no hablo otra cosa en toda mi vida.


23. ¿Hay alguien más solo que un héroe? - ¿Hay alguien más solo que un muerto? -dijo el señor Perle, con aire indiferente.


24. Claro que bastaría con esperar, para olvidar -dijo Wolf-. También se conseguiría. Pero pasa lo de siempre...Hay gente que no puede esperar.


25. Al final de la escalera el subterráneo se ensanchaba, y el aire, cálido y palpitante, parecía sangre en el interior de una arteria.


26. Por encima de ellos se abrían brechas de vacío acosadas por una oscuridad móvil que, por momentos, sustraía las estrellas a su vista.


27. Y ahora me retiro a mis cuarteles. Les quiero mucho, y puede que siga comprendiéndoles, pero no abriré más la boca. Tengo mi uapití. Encuentren el suyo.


28. El negro era muy hábil, sabía mover las rótulas de por lo menos quince maneras distintas, lo que, incluso para un negro, es un número considerable.


29. Es un buen juego -dijo Sandre-. No hay perdedores. Se gana más o se gana menos, pero se aprovecha tanto lo que ganan los demás como lo que gana uno mismo.


30. ¿Dónde estaban los recuerdos puros? En casi todos se funden impresiones de otras épocas que se les superponen y les confieren una realidad distinta. Los recuerdos no existen: es otra vida revivida con otra personalidad, y que en parte es consecuencia de esos mismos recuerdos. No se puede invertir el sentido del tiempo, a menos que se viva con los ojos cerrados y los oídos sordos.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "La hierba roja", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Boris Vian.

Libros parecidos

Síguenos