Frases de El loro de Flaubert

El loro de Flaubert

37 frases de El loro de Flaubert (Flaubert's parrot) de Julian Barnes... Historia de Geoffrey Braithwaite, un erudito amateur experto en la vida del escritor Gustave Flaubert, y la búsqueda del loro disecado que inspiró el cuento "Un corazón sencillo" del gran escritor francés.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Julian Barnes son: búsqueda de la verdad, infidelidad, búsqueda de placer, naturaleza del amor, ficción sobre escritores, humor, ser escritor, moral burguesa, metaficción, ironía, subjetivismo, ilusión.

Frases de Julian Barnes Libros de Julian Barnes

Frases de El loro de Flaubert Julian Barnes

01. Atraigo a los locos y a los animales.


02. ¿Impide la ironía que brote la simpatía?


03. No se puede cambiar a la humanidad, sólo conocerla.


04. ¿Cuánto tiene que sumergirse una referencia para no morir ahogada?


05. Mis libros y yo en el mismo apartamento, como un pepinillo en vinagre.


06. Me siento desarraigado y llevado de acá para allá como un alga muerta.


07. Nada más fácil que confundir; nada más difícil que la claridad.


08. Las mujeres intrigan cuando son débiles, mienten por miedo. Los hombres intrigan cuando son fuertes, mienten por arrogancia.


09. Aparte de no vivir con aquellos a quienes amamos, no hay mayor suplicio que vivir con quienes no amamos.


10. Todo lo que inventamos es cierto: puedes estar segura. La poesía es tan precisa como la geometría...


11. Para un escritor, no hay mejor clase de vida que la que le ayuda a escribir los mejores libros.


12. Siempre he intentado vivir en una torre de marfil; pero una marea de mierda golpea sus muros y amenaza derribarla.


13. El mayor acto de patriotismo consiste en decirle a tu patria que está comportándose de forma deshonrosa, estúpida, malévola.


14. El escritor debe tener simpatías universales, y ser un proscrito por naturaleza: sólo entonces puede ver las cosas con claridad.


15. (...) Mientras que el lector corriente pero apasionado puede olvidar; puede irse, serle infiel con otros autores, regresar y sentirse otra vez en éxtasis.


16. "El mayor sueño de la democracia consiste en elevar al proletariado hasta el nivel de estupidez de la burguesía", escribió Flaubert.


17. El orgullo hace que anhelemos encontrar soluciones: soluciones, objetivos, causas finales; pero cuanto más se perfeccionan los telescopios, más estrellas aparecen.


18. La palabra humana es como caldera rota en la que tocamos música para que bailen los osos, cuando querríamos conmover a las estrellas.


19. La mejor forma de gobierno, aseguraba, es la que ya ha empezado a agonizar, porque significa que está cediéndole el paso a otra forma.


20. En realidad no le gustaba viajar. Le gustaba la idea de los viajes, y también el recuerdo que dejan los viajes, pero no el viaje en sí.


21. ¿Cómo es que las reliquias nos ponen tan cachondos? ¿No tenemos la fe suficiente en las palabras? ¿Creemos que los restos de una vida contienen cierta verdad auxiliar?


22. Al fin y al cabo, es fácil no ser escritor. La mayoría de las personas no son escritores, y esta circunstancia no les causa ningún perjuicio.


23. Si yo fuese una mujer -escribe él al cabo de seis años- no me querría a mí como amante. Como un antojo, sí; pero una relación íntima, no.


24. Un malecón es un puente defraudado; pero si se mira durante cierto tiempo al final se puede acabar soñando que ese puente cierra su arco al otro lado del Canal.


25. Pero a menudo he comprobado que, después de un rato de amor, la inteligencia se me agudiza; que veo las cosas con más claridad; que me invade la poesía.


26. ¿No será que la forma más segura de placer, nos dice implícitamente Flaubert, es el placer de la ilusión? ¿Acaso hay alguien que necesite irrumpir en el desolado desván del cumplimiento?


27. En el caso de un amante, de una esposa, cuando te enteras de lo peor -tanto si se trata de infidelidad como de falta de amor, de locura como de tendencias suicidas- casi te sientes aliviado.


28. Lo único que ocurrió fue quizá que su cuerpo tenía un gran sentido del decoro: cuando el cerebro que albergaba se declaró prematuramente viejo, la carne hizo todo lo posible por adecuarse a esa situación.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El loro de Flaubert" de Julian Barnes.

Libros parecidos

Síguenos