Frases del libro "El arrancacorazones" de Boris Vian

El arrancacorazones

Disfruta de estas 14 frases de "El arrancacorazones"... Historia de un psicoanalista que llega casualmente a una casa de campo en cercanías del mar y se familiariza con las costumbres cotidianas de los dueños de casa y de los habitantes del poblado cercano.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "El arrancacorazones", de Boris Vian son: maltrato a los animales, inmadurez emocional, falsa espiritualidad, pueblo chico, vacío existencial, psicoanalista, explotación.

Frases de "El arrancacorazones"

01. Mire, desear algo significa estar encadenado a un deseo.


02. Necesito anhelos y deseos, y voy a apropiarme de los ajenos.


03. Estoy vacío. No tengo más que gestos, reflejos, costumbres. Quiero llenarme.


04. El uso del condicional (...) es con frecuencia un reconocimiento de impotencia...O de vanidad.


05. Conozco los términos que definen pasiones y emociones, pero yo no siento ninguna.


06. Dios es la voluptuosidad de lo superfluo. Vosotros no pensáis más que en lo necesario.


07. Quiero proceder a una especie de identificación. Saber que las pasiones existen y no poder sentirlas es horroroso.


08. Algo tan inútil como es el sufrimiento no puede dar derechos de ningún tipo, a nadie ni sobre nada.


09. Soy responsable de ellos. Dependen de mí. Son mis hijos. Debo hacer todo cuanto esté en mi mano para evitar las incontables calamidades que los acechan.


10. El cielo se embaldosaba de nubes amarillentas y de mal aspecto. Hacía frío. A lo lejos, el mar empezaba a cantar en un tono desagradable.


11. (...) Me alegra comprobar que razona usted de mala fe y con absoluto desprecio por la evidencia. Es lo que corresponde. Un psiquiatra tiene que tener mala conciencia.


12. No se queda uno porque quiera a alguien: dejamos de irnos si no detestamos a nadie, y nos vamos cuando odiamos. Sólo lo desagradable nos mueve a obrar. Somos cobardes.


13. Sólo se es libre cuando no se desea nada, y un ser perfectamente libre no debería desear nada. Y como yo no deseo nada, llego a la conclusión de que soy libre.


14. Vienen a la iglesia como dictadores. De carne y hueso. ¿Y sabe usted lo que me piden? Que haga crecer el forraje. La paz del espíritu, señor, les importa un bledo. ¡Ya la tienen! ¡Tienen a La Gloira! Lucharé hasta el fin, y no me rendiré. No haré crecer el forraje. Gracias a Dios...Tengo amigos fieles. Pocos, pero me apoyan.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "El arrancacorazones", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Boris Vian.

Libros parecidos

Síguenos