Frases de El amante japonés

El amante japonés

21 frases de El amante japonés de Isabel Allende... Historia de amor entre Alma Velasco y el jardinero japonés Ichimei que nos lleva a través de diversos escenarios, desde Polonia hasta el San Francisco, Estados Unidos.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Isabel Allende son: ficción histórica, amantes, segunda guerra mundial, campos de concentración, amor imposible, homosexualidad, racismo, objeto del deseo, fuerza de la pasión, amor inquebrantable.

Frases de Isabel Allende Libros de Isabel Allende

Frases de El amante japonés Isabel Allende

01. No tengo que demostrar nada, no ando corriendo, cada día es un regalo y lo aprovecho a fondo.


02. ¿Qué hacer con esta felicidad que nos llega sin motivo especial, esta felicidad que no requiere nada para existir?


03. Se avanza paso a paso hacia el final, unos más rápidamente que otros, y por el camino se va perdiendo todo. No se puede llevar nada al otro lado de la muerte.


04. La felicidad no es exuberante ni bulliciosa, como el placer o la alegría. Es silenciosa, tranquila, suave, es un estado interno de satisfacción que empieza por amarse a sí mismo.


05. La edad, por sí sola, no hace a nadie mejor ni más sabio, sólo acentúa lo que cada uno ha sido siempre.


06. ¡Qué exuberante y alborotado es el universo! Gira y gira. La única constante es que todo cambia. Es un misterio que sólo podamos apreciarlo desde la quietud.


07. Mi primera vida terminó, ahora comienza la segunda. A veces me verás deprimida o exasperada, pero no me hagas caso, porque no me va a durar.


08. Hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aun así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno.


09. No reconocía a muchas de las personas de las fotos, gente intrascendente de su pasado que se podía eliminar.


10. Hay mucha gente buena, (...), pero es discreta. Los malos, en cambio, hacen mucho ruido, por eso se notan más.


11. Mi espíritu contempla con fascinación los cambios en mi cuerpo, pero esa contemplación no es desde un punto distante, sino desde dentro. Mi espíritu y mi cuerpo están juntos en este proceso. Ayer me decías que echas de menos la ilusión de inmortalidad de la juventud. Yo no. Estoy disfrutando mi realidad de hombre maduro, por no decir viejo. Si me fuera a morir dentro de tres días, ¿Qué pondría en esos días? ¡Nada! Me vaciaría de todo menos del amor. Hemos dicho muchas veces que amarnos es nuestro destino, nos amamos en vidas anteriores y seguiremos encontrándonos en vidas futuras. O tal vez no hay pasado ni futuro y todo sucede simultáneamente en las infinitas dimensiones del universo. En ese caso estamos juntos constantemente, para siempre. Es fantástico estar vivo. Todavía tenemos diecisiete años, Alma mía.


12. El amor y el deseo por él le quemaban la piel, quería estirar las manos a través de la mesa y tocarlo, acercarse, hundir la nariz en su cuello y comprobar que todavía olía a tierra y hierbas, decirle que sin él vivía sonámbula, que nada ni nadie podía llenar el vacío terrible de su ausencia, que daría todo por volver a estar desnuda en sus brazos, nada importaba sino él.


13. Si nada me duele, es que amanecí muerta.


14. Eso pasa con la edad: las historias del pasado cobran vida y se nos pegan en la piel.


15. Para siempre es mucho tiempo... Creo que volveremos a encontrarnos en mejores circunstancias o en otras vidas.


16. Me explicaste que de la quietud nace la inspiración y del movimiento surge la creatividad.


17. A los humanos los tragaba en dosis pequeñas, más de tres la indigestaban.


18. No te tengo lástima. En este momento te tengo rabia.


19. Me voy, pero siempre te llevo en el recuerdo.


20. Nadie desea terminar la vida con un pasado banal.


21. A cualquier edad es preciso un propósito en la vida. Es la mejor cura contra muchos males.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El amante japonés" de Isabel Allende.

Libros parecidos

Síguenos