Frases del libro "Delta de Venus" de Anais Nin

Delta de Venus

Disfruta de estas 21 frases de "Delta de Venus"... Relatos que ofrecen una visión libre de las relaciones humanas, en la que el erotismo y el ansia de placer no excluyen ni la belleza ni el sentimiento, ni la amistad.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Delta de Venus", de Anais Nin son: erotismo, relaciones personales, amante, búsqueda de placer, deseo, sensualidad, lujuria, verdadera amistad.

Frases de "Delta de Venus"

01. El sexo no prospera en medio de la monotonía.


02. La fuente del poder sexual es la curiosidad, la pasión.


03. Pierre estaba celoso del futuro de Elena, y ella del pasado de él.


04. Sin sentimiento, sin invenciones, sin el estado de ánimo apropiado, no hay sorpresas en la cama.


05. ¿Acaso no sabía (...) hasta qué punto las palabras aportan colores y sonidos a la carne?


06. Sólo el latido al unísono del sexo y del corazón puede crear el éxtasis.


07. Cuando se mezclan en una mujer, lo erótico y lo tierno forman una poderosa unión.


08. El lenguaje del sexo aún está por inventarse. El lenguaje de los sentidos tiene que explorarse.


09. Deseo mezclar el erotismo con el amor. Y no es frecuente que uno sienta un amor profundo.


10. Un amante, cuando es movido por el verdadero amor, puede recorrer siglos y siglos de tradición amorosa.


11. Unas veces está más ancho que otras, y parece cargado de electricidad. Entonces el placer es inmenso, prolongado. El orgasmo no termina nunca.


12. Existe perfección en un cuerpo de mujer que nunca puede ser poseído ni conocido por completo, ni siquiera mediante la relación sexual.


13. Era eso lo que me asustaba, el sentimiento de que en la grande amoureuse se disimulaba una pequeña burguesa que aspiraba a la seguridad del amor.


14. Sus ojos tenían la mirada del gato que hace desear acariciarlo, pero que no quiere a nadie, que nunca considera que deba responder a los impulsos que despierta.


15. Si alimentara usted su vida sexual con todas las excitaciones y aventuras que el amor inyecta en la sensualidad, se convertiría en el hombre más potente del mundo.


16. Ahora comprendía (...) por qué los maridos (...) se niegan a iniciar a sus esposas en todas las posibilidades del amor: para evitar el riesgo de despertar en ellas una pasión insaciable.


17. El sexo debe mezclarse con lágrimas, risas, palabras, promesas, escenas, celos, envidia, todas las variedades del miedo, viajes al extranjero, caras nuevas, novelas, relatos, sueños, fantasías, música, danza, opio y vino.


18. La mujer más obsesiva es aquella que no puede encontrarse en el café atestado donde uno la está buscando, aquella que debemos cazar y perseguir a través de los disfraces que adopta en sus historias.


19. No pronunciamos palabra hasta que llegamos a su apartamento. No me había tocado. No necesitó hacerlo. Su presencia me había afectado de tal manera, que me sentía como si me hubiera acariciado durante mucho tiempo.


20. El sexo pierde todo su poder y su magia cuando se hace explícito, mecánico, exagerado; cuando se convierte en una obsesión maquinal. Se vuelve aburrido. Usted nos ha enseñado, mejor que nadie que yo conozca, cuan equivocado resulta no mezclarlo con la emoción, la ansiedad, el deseo, la concupiscencia, las fantasías, los caprichos, los lazos personales y las relaciones más profundas, que cambian su color, sabor, ritmos e intensidades.


21. Sus caricias poseían una extraña cualidad. Unas veces eran suaves y evanescentes, otras, fieras, como las caricias que Elena había esperado cuando sus ojos se fijaron en ella; caricias de animal salvaje. Había algo de animal en sus manos, que recorrían todos los rincones de su cuerpo, y que tomaron su sexo y su cabello a la vez, como si quisieran arrancárselos, como si cogieran tierra y hierba al mismo tiempo.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Delta de Venus", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Anais Nin.

Libros parecidos