Frases de Ante el dolor de los demás

Ante el dolor de los demás

32 frases de Ante el dolor de los demás (Regarding the pain of others) de Susan Sontag... Implicaciones y consecuencias que tiene la violencia y la guerra convertidas en lugares comunes en la sociedad contemporánea.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Susan Sontag son: recuerdos, indiferencia, fotografía, consecuencias de la guerra, compasión, afrontar el dolor, sufrimiento, memoria colectiva, agresividad.

Frases de Susan Sontag Libros de Susan Sontag

Frases de Ante el dolor de los demás Susan Sontag

01. Para los militantes la identidad lo es todo.


02. La pasividad es lo que embota los sentimientos.


03. Dondequiera que la gente se sienta segura (...), sentirá indiferencia.


04. La compasión, extendida hasta sus límites, se está adormeciendo.


05. La guerra ha sido la norma, y la paz, la excepción.


06. La guerra rompe, destripa. La guerra abrasa. La guerra desmembra. La guerra arruina.


07. La memoria es, dolorosamente, la única relación que podemos sostener con los muertos.


08. La compasión es una emoción inestable. Necesita traducirse en acciones o se marchita.


09. ¿A quién queremos culpar? ¿Qué atrocidades del pasado irremediable nos parece que estamos obligados a revisar?


10. Quizá se le atribuye demasiado valor a la memoria y no el suficiente a la reflexión.


11. Nada hay de malo en apartarse y reflexionar. Nadie puede pensar y golpear a alguien al mismo tiempo.


12. Hacer la paz es olvidar. Para la reconciliación es necesario que la memoria sea defectuosa y limitada.


13. Nuestro fallo es de imaginación, de empatía: no hemos sido capaces de tener presente esa realidad.


14. Apartarse de la agresividad del mundo es lo que nos permite la observación y la atención selectiva.


15. La función ilustrativa de las fotografías deja intactas las opiniones, los prejuicios, las fantasías y la desinformación.


16. Saturados de imágenes de una especie que antaño solía impresionar y concitar la indignación, estamos perdiendo nuestra capacidad reactiva.


17. Las fotografías que representan el sufrimiento no deberían ser bellas, del mismo modo que los pies de foto no deberían moralizar.


18. Al parecer, la apetencia por las imágenes que muestran cuerpos dolientes es casi tan viva como el deseo por las que muestran cuerpos desnudos.


19. En el centro de las esperanzas y de la sensibilidad ética modernas está la convicción de que la guerra, aunque inevitable, es una aberración.


20. Son múltiples los usos para las incontables oportunidades que depara la vida moderna de mirar, con distancia, por el medio de la fotografía, el dolor de otras personas.


21. Las imágenes dicen: Esto es lo que los seres humanos se atreven a hacer, y quizá se ofrezcan a hacer, con entusiasmo, convencidos de que están en lo justo.


22. Esto es lo que hace la guerra. Y aquello es lo que hace, también. La guerra rasga, desgarra. La guerra rompe, destripa. La guerra abrasa. La guerra desmembra. La guerra arruina.


23. Durante mucho tiempo algunas personas creyeron que si el horror podía hacerse lo bastante vívido, la mayoría de la gente entendería que la guerra es una atrocidad, una insensatez.


24. La fotografía es la única de las artes importantes en la cual la formación profesional y los años de experiencia no confieren una ventaja insuperable sobre los no formados e inexpertos.


25. Los ciudadanos de la modernidad, los consumidores de la violencia como espectáculo, los adeptos a la proximidad sin riesgos, han sido instruidos para ser cínicos respecto de la posibilidad de la sinceridad.


26. El problema no es que la gente recuerde por medio de fotografías, sino que tan sólo recuerda las fotografías. El recordatorio por este medio eclipsa otras formas de entendimiento y de recuerdo.


27. Lo que se denomina memoria colectiva no es un recuerdo sino una declaración: que esto es importante y que ésta es la historia de lo ocurrido, con las imágenes que encierran la historia en nuestra mente.


28. Así que cómo puedo indignarme si alguien en Francia, Italia o Alemania ve las matanzas que suceden aquí día tras día en sus noticiarios nocturnos y dice: "¡Qué terrible! ", y busca otro programa. Es normal. Es humano.


29. Si la meta es que haya algún espacio en el cual se pueda vivir la propia vida, entonces es deseable que el recuento de las injusticias específicas se disuelva en el reconocimiento más general de que por doquier los seres humanos se hacen cosas terribles los unos a los otros.


30. ¿Ver semejantes fotos es realmente necesario, dado que estos horrores yacen en un pasado lo bastante remoto como para ser inalcanzables al castigo? ¿Somos mejores porque miramos estas imágenes? ¿En realidad nos instruyen en algo? ¿No se trata más bien de que sólo confirman lo que ya sabemos (o queremos saber)?


31. La historia ofrece señales contradictorias acerca del valor de la memoria en el curso mucho más largo de la historia colectiva. Y es que simplemente hay demasiada injusticia en el mundo. Y recordar demasiado (...) Nos amarga. Hacer la paz es olvidar. Para la reconciliación es necesario que la memoria sea defectuosa y limitada.


32. ¿Quién cree en la actualidad que se puede abolir la guerra? Nadie, ni siquiera los pacifistas. Sólo aspiramos (en vano hasta ahora) a impedir el genocidio, a presentar ante la justicia a los que violan gravemente las leyes de la guerra (pues la guerra tiene sus leyes, y los combatientes deberían atenerse a ellas), y a ser capaces de impedir guerras específicas imponiendo alternativas negociadas al conflicto armado.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Ante el dolor de los demás" de Susan Sontag.

Libros parecidos

Síguenos