Frases de John Fowles - Página 5

01. (...) Siempre tuvo una cuenta ridículamente amplia en ladbroke y sus facturas del bar de oficiales solían alcanzar proporciones asombrosas, porque le gustaba la popularidad y a falta de encanto tenía que regalar alcohol. "El mago" (1965)

+ Frases de Popularidad + Pensamientos de "El mago"


02. Y que la realidad, ese gran monstruo pasivo, ya no estaba muerta y había dejado de ser fácilmente manejable; sino que, por el contrario poseía un misterioso vigor, y nuevas formas y posibilidades. "El mago" (1965)

+ Frases de Posibilidades + Pensamientos de "El mago"


03. Lo único que realmente importa es sentir y vivir lo que uno cree, siempre que sea algo más que una simple creencia en el propio bienestar. "El coleccionista" (1963)

+ Frases de Bienestar + Pensamientos de "El coleccionista"


04. Todas las Repúblicas perfectas son perfectas bobadas. Nuestra más grave y definitiva perversión es esa ansia de arriesgar nuestras vidas. Venimos de la noche y vamos hacia la noche. ¿Qué necesidad hay de vivir en la noche? "El mago" (1965)

+ Frases de República + Pensamientos de "El mago"


05. Todo el barullo de mi vida, mis egoísmos y mis errores y mis traiciones, podían encontrar su sitio, podían convertirse en fuente de creación en lugar de ser fuente de caos y precisamente porque no tenía elección. "El mago" (1965)

+ Frases de Caos + Pensamientos de "El mago"


06. La clave radicaba quizás en el hecho de que yo no era imprescindible. Me estaban dando una oscura lección metafísica acerca de cuál es el lugar que ocupa el ser humano en la existencia, acerca de las limitaciones de todo egocentrismo. "El mago" (1965)

+ Frases de Imprescindible + Pensamientos de "El mago"


07. Para venderse uno mismo a otra persona, (...), era necesario tener cierta carencia de sentido del humor, cierta falta de objetividad, cierta superficialidad para la que no había pérdida ni siquiera vendiendo la decencia a cambio del lujo, el espíritu a cambio del cuerpo... "El mago" (1965)

+ Frases de Objetividad + Pensamientos de "El mago"


08. Toda buena ciencia es arte. Y todo buen arte es ciencia. "El mago" (1965)

+ Frases de Ciencia + Pensamientos de "El mago"


09. (...) Siempre anda en pos de la poesía, la pasión y la sensibilidad, el menú del romanticismo al completo. A mí me basta con cosas mucho más sencillas. - ¿Prosa y budín? -No espero que las almas de los hombres atractivos sean también atractivas. "El mago" (1965)

+ Frases de Sensibilidad + Pensamientos de "El mago"


10. (...) Creo que la historia de anoche, esa sobre Seidevarre, encierra alguna clave. La importancia de lo misterioso en la vida. La necesidad de no dar nada por supuesto. Un mundo en el que no hay nada seguro. Creo que eso es lo que ha estado tratando de crear aquí. "El mago" (1965)

+ Frases de Inseguridad + Pensamientos de "El mago"


11. No cabía la menor duda de que nos habíamos merecido aquel fracaso. Cualquier necio puede inventar un plan para hacer un mundo más razonable. En diez minutos. En cinco. Pero esperar que la gente viva razonablemente es como pedirles que se alimenten sólo de calmantes. "El mago" (1965)

+ Frases de Sentido común + Pensamientos de "El mago"


12. ¿Sabes qué es la guerra? La guerra es una psicosis provocada por la incapacidad de captar relaciones. Nuestras relaciones con los demás seres humanos. Nuestras relaciones con la situación económica e histórica en que vivimos. Y sobre todo nuestras relaciones con la nada. Con la muerte. "El mago" (1965)

+ Frases de Incapacidad + Pensamientos de "El mago"

Influencias

Autores relacionados

Anthony Burgess Franz Kafka Iris Murdoch William Golding

John Fowles

John Fowles

Escritor, novelista, ensayista y guionista inglés, autor de "El coleccionista" (1963), "Aristos" (1964), "El mago" (1965), "La mujer del teniente francés" (1969), "Capricho" (1985) y "Los diarios" (2003).

Sobre John Fowles

John Fowles nace en Leigh-on-Sea (Essex), hijo de Robert J. Fowles, un próspero comerciante de tabaco y Gladys Richards, maestra.

Realiza sus estudios iniciales en el Bedford School y luego estudia francés y alemán en la universidad de Edimburgo y en el New College de Oxford.

Tras un breve paso por la Armada británica, John Fowles comienza a trabajar como profesor en Francia, Grecia e Inglaterra.

En 1963 publica su primera novela, "El coleccionista", obteniendo gran éxito y renombre y haciendo que dejara la docencia para dedicarse exclusivamente a la literatura.

John Fowles publica entre otras obras "Aristos" (1964), "El mago" (1965), "La mujer del teniente francés" (1969), "Capricho" (1985) y "Los diarios" (2003).

Un tema constante en su obra es el libre albedrío, que en ocasiones implica al lector, además de recurrir a la ironía para interpolar alusiones a teorías científicas y artísticas de la época.

John Fowles fallece en su casa de Dorset en 2005, tras una larga batalla contra una apoplejía que sufrió en 1988.

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Síguenos