Frases de Antonio Machado - Página 5

01. No extrañéis, dulces amigos,que esté mi frente arrugada: yo vivo en paz con los hombres y en guerra con mis entrañas.

+ Frases de Arrugas


02. Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar,pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar.

+ Frases de Caminos


03. Juzgarnos o corregirnos supone aplicar la medida ajena al paño propio.

+ Frases de Medida

Autores relacionados

Federico García Lorca Juan Ramón Jiménez Manuel Machado Miguel de Unamuno Rafael Alberti

Antonio Machado

Antonio Machado
  • 26 de julio de 1875
  • Sevilla, España
  • 22 de febrero de 1939
  • Collioure, Francia

Poeta español perteneciente a la generación del 98 y dueño de una poesía simple y personal.

Sobre Antonio Machado

Antonio Machado fue el segundo de cinco hermanos, hijos de padre folclorista de nombre homónimo al poeta y Ana Ruiz.

Estudió en su ciudad natal y se trasladó en 1883 a Madrid, donde completa su formación en la "Institución Libre de Enseñanza".

En 1893 muere el padre por tuberculosis y la economía de la familia se ve resentida.

En 1899, Antonio Machado viaja a París (Francia) donde vive su hermano Manuel y trabaja como traductor para la Editorial Garnier.

De vuelta a España termina su bachillerato y comienza a trabajar como profesor de francés en varios institutos secundarios de España.

En 1909 se casa con Leonor Izquierdo y gana una beca que le permite viajar a París.

Al año muere su esposa y Antonio Machado cae en una gran depresión, trasladándose a la casa de su madre.

Durante la Guerra Civil Española (1936-1939), permaneció fiel al gobierno republicano, siendo uno de los últimos en salir de Barcelona, obligado por las tropas derrotadas del gobierno.

Embarcado con su madre en un barco de pescadores, llega a Collioure, una aldea del sur de Francia, donde muere a los pocos días.

Con elementos simples y con palabras que parecen brotar de la misma tierra, Antonio Machado describió la belleza y la soledad de la llanura castellana, además de haber sido un poeta profundamente humano.

Síguenos