Frases de Un avión sin ella

Un avión sin ella

22 frases de Un avión sin ella (Un avion sans elle) de Michel Bussi, libro de 2012.... ¿Cuál es la identidad del bebé de tres meses, único superviviente del accidente de avión del vuelo Istambul-París? Dos familias, una rica y una humilde, reclaman a la niña y se enfrentan en un juicio de interés nacional.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Michel Bussi son: accidente aéreo, búsqueda de la identidad, detective, intrigas, secretos de familia, supervivencia.

Frases de Michel Bussi Libros de Michel Bussi

Frases de Un avión sin ella Michel Bussi

01. De acuerdo, el destino es como los niños en el patio del colegio, se ceba con los más débiles. Pero ¡Hay límites!

débil


02. La solución saltaba a la vista... Con una condición. Una única condición. Absolutamente alucinante. ¡Abrir ese periódico dieciocho años más tarde!

condición


03. La mirada del juez Le Drian se perdía lejos por detrás del gran ventanal, por encima de las luces que formaban la constelación de la Torre Eiffel, en busca de un rumbo, de un lucero cualquiera al que seguir ciegamente esa noche de Navidad.

constelación


04. Ese tipo a la deriva no debía de sobrevivir más que a través de conversaciones entre náufragos, historias de tormentas, de supervivencia, de botellas en el mar...

a la deriva


05. Pensaban que no había que volverle la espalda a la suerte cuando por fin les sonreía. Deberían haber desconfiado, no hay que fiarse de las sonrisas...

desconfianza


06. Al fin y al cabo resulta agradable... Decidir así la vida y la muerte del prójimo, proteger para condenar mejor, dar esperanzas para sacrificar mejor. Jugar con el destino como un dios cruel e imprevisible...

veredicto


07. Émilie crecía. Poseía todavía los ojos azules de los Vitral y los gustos refinados de los Carville. La amabilidad de los Vitral...Y el dinero de los Carville. Las apariencias engañan.

apariencia


08. (...) La vida no les había sonreído ni a uno ni a otro. Unir dos desgracias provoca algunas veces una ecuación positiva, como cuando se suman dos signos de resta.

desdicha


09. Se dice que, para los detectives privados, los casos de adulterio son una lata, lo alimenticio, la escoria del oficio... ¡Tonterías! Siendo sinceros, entrar mediante efracción en la vida sexual de los clientes sigue siendo uno de los lados buenos del oficio...

detective


10. ¿Cómo habría podido adivinar, en aquel momento, que estaba cayendo en un pozo sin fondo? ¿Que la luz que me atraía entonces me iba a arrastrar hacia la nada? Un agujero negro. Un trampolín sobre el vacío.

agujero


11. - ¿Mariam? La dueña del bar, como si acechase sus actos y gestos, reaccionó de inmediato y al instante se encontraba frente a la mesa de Marc y Émilie. -Mariam, te confío una misión. Te dejo este paquete. Debes dárselo a Marc dentro de una hora, ¡Ni un minuto antes! Aunque te suplique, te pague o te haga cantar...Y, ahora que lo pienso, dentro de una hora también me lo envías a clase, aula B318, ¡Sin falta! La mujer se encontró con el paquete en la mano. -Confío en ti, Mariam. No tenía elección.

misión


12. Al hablar de ciencia, los veo venir, se creen muy listos: ¿Y la genética, el ADN, el test de paternidad y todo ese tinglado? ¡Imaginen el contexto, estamos en 1980! En la época, los tests de ADN eran todavía ciencia ficción. El primer proceso judicial en el mundo en haber sido dilucidado a partir de un test de ADN data de 1987... ¿Se sitúan? Dicho esto, los tranquilizo, volveremos sobre ello más tarde, cómo no. Acerca de este asunto del test de ADN, es una cuestión que se debía hacer algún día...Pero la pequeña superviviente del milagro había crecido mucho entonces, y las circunstancias del problema habían cambiado totalmente. La ciencia no lo explica todo, lejos de eso, ya lo verán...

adn


13. Las dudas valen más que las falsas certezas.

dudar


14. Para vivir, para sobrevivir, uno se las apaña con sus sentimientos.

supervivencia


15. La Torre Eiffel tintineaba en la niebla, apenas se distinguían sus patas húmedas en los charcos que una fina llovizna agrandaba lentamente.

torre eiffel


16. Los dolores no se suman, se superponen, y eso es una gran suerte.

consuelo


17. La piedad. Sí, se puede llamar así. La piedad. No hay vergüenza alguna en ello. La piedad. Y la sospecha también.

piedad


18. A los críos les gusta mucho escuchar a los adultos que hablan poco. Deben de compartir con ellos el mismo pudor.

pudor


19. Definitivamente no se acostumbraba a París, a su miseria, a su indiferencia, a sus soledades.

parís


20. Una mano se posó en su hombro. Un tubo metálico se hundió en sus riñones. Un arma de fuego, sin ninguna duda.

revólver


21. Se sumergió en las olas azules de letras, palabras y líneas como uno se sumerge sin respiración en un mar de dudas.

letras


22. Tenía que tomar una decisión. Hablar o callar. Era urgente, era consciente de ello, tenía que decidirlo antes de esa misma noche.

urgente

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Un avión sin ella" de Michel Bussi.

Síguenos