Frases de Friedrich Nietzsche - Página 12

Frases de Friedrich Nietzsche (página 12 de 16)

265. Debería considerarse a todo escritor como un malhechor que en muy contados casos merece perdón y gracia. Éste sería un remedio contra la invasión de los libros. "Humano, demasiado humano" (1878)

Invasión


266. Al cabo de cierto tiempo tengo la impresión de que quieren desterrarme de mí mismo y arrebatarme el alma, y empiezo a odiar y a temer a todo el mundo. "Aurora. Reflexiones sobre los prejuicios morales" (1881)

Impresión


267. No hay razón para buscar el sufrimiento, pero si éste llega y trata de meterse en tu vida, no temas; míralo a la cara y con la frente bien levantada.

Sufrimiento


268. Un hombre de Estado divide a los seres humanos en dos especies, primero instrumentos, segundo enemigos. Propiamente no hay para él, por tanto, más que una especie de seres humanos: enemigos.

Estado


269. No es raro encontrar copias de hombres de consideración, y la mayor parte de las personas, como sucede con los cuadros, tienen mayor aprecio por las copias que por los originales. "Humano, demasiado humano" (1878)

Copia


270. En realidad, ¿Qué sabe el hombre de sí mismo? ¿Sería capaz de percibirse a sí mismo, aunque sólo fuese por una vez, como si estuviese tendido en una vitrina iluminada? "Sobre verdad y mentira en sentido extramoral" (1873)

Capaz


271. Verdad es que existen innumerables senderos y puentes y semidioses que desean conducirte a través del río, pero sólo a condición de que te vendas a ellos entera. "Schopenhauer como educador" (1874)

Condición


272. Los artistas están descontentos cuando trabajan por el efecto sensible de sus obras, pues el público no tiene igual manera de sentir. Su sensibilidad comienza quizá donde cesa la del artista. "Humano, demasiado humano" (1878)

Sensible


273. Es un autoengaño por parte de los filósofos y los moralistas salir de la décadence con el sencillo expediente de hacerle la guerra. Salir de ella excede a sus fuerzas. "El crepúsculo de los ídolos" (1889)

Autoengaño


274. Lo mejor que ha logrado hasta ahora la humanidad es no necesitar vivir con el temor constante a los animales salvajes, a los bárbaros, a los dioses y a nuestros sueños. "Aurora. Reflexiones sobre los prejuicios morales" (1881)

Temor


275. También en el conocer yo siento únicamente el placer de mi voluntad de engendrar y devenir; y si hay inocencia en mi conocimiento, eso ocurre porque en él hay voluntad de engendrar. "Ecce homo. Cómo se llega a ser lo que se es" (1889)

Conocer


276. "No me caigo bien a mí mismo", dijo alguien para explicar su propensión a la sociedad. "El estómago de la sociedad es más sólido que el mío, me aguanta".

Sociedad


277. Cuando con el premio y el castigo se ha arrojado del mundo la causalidad natural, hay necesidad de una causalidad contraria a la naturaleza; y luego sigue todo el resto de las cosas innaturales. "El Anticristo" (1888)

Causalidad


278. El gusano al que se pisa se hace un ovillo. Es prudente esa forma de proceder. Con ello reduce la probabilidad de que lo pisen otra vez. En el lenguaje de la moral: humildad. "El crepúsculo de los ídolos" (1889)

Prudente


279. En cuanto acariciamos el pelo de un perro, éste se estremece y lanza chispas, como haría cualquier adulador. A su manera, no deja de ser inteligente. ¿Por qué no ha de darnos gusto? "Aurora. Reflexiones sobre los prejuicios morales" (1881)

Aduladores


280. No obstante, siempre hay algún semidiós que soporta tener que vivir bajo condiciones tan terribles, y vive victoriosamente; si acaso quisierais oír su canto solitario, escuchad la música de Beethoven. "Schopenhauer como educador" (1874)

Solitario


281. Pido pues a mi orgullo que siempre vaya del brazo con mi cordura. Y cuando me abandone mi cordura, pues le gusta alzar el vuelo, que mi orgullo vuele siquiera del brazo con mi locura.

Orgullo


282. Se parecen ellos a los exaltados; pero lo que los exalta no es su corazón, sino la venganza. Y cuando se vuelven finos y fríos no es su espíritu, sino la envidia.

Envidia


283. La ciencia moderna tiene como meta: el menor dolor posible, la vida más larga posible, es decir, una especie de eterna bienaventuranza, ciertamente muy modesta en comparación con la prometida por las religiones. "El Anticristo" (1888)

Ciencia moderna


284. Ser feliz en la contemplación serena, con la voluntad extinguida, sin la codicia y el afán del egoísmo, frío y gris de pies a cabeza, pero con ojos ebrios de luna.

Contemplación


285. La persona que tiene mucha alegría es necesariamente buena: pero tal vez no sea la más lista, aunque consigue precisamente aquello que la más lista trata de conseguir con toda su listeza.

Alegría


286. En todo caso, hablar del espíritu y del bien como lo hizo Platón significaría poner la verdad cabeza abajo y negar el perspectivismo, el cual es condición fundamental de toda vida. "Más allá del bien y del mal" (1886)

Condición


287. El que busca con propósito deliberado penetrar en lo confidencial de otra persona, no está de ordinario cierto de poseer su confianza. El que está seguro de la confianza, da poco valor a la confidencia. "Humano, demasiado humano" (1878)

Confidencia


288. Palabras hermosas, resplandecientes, tintineantes, solemnes son: honestidad, amor a la verdad, amor a la sabiduría, inmolación por el conocimiento, heroísmo del hombre veraz, - hay en ellas algo que hace hincharse a nuestro orgullo. "Más allá del bien y del mal" (1886)

Heroísmo

Autores relacionados

Georg Wilhelm Friedrich Hegel Karl Marx Martin Heidegger Sigmund Freud

Enlaces

Influenciado por:

Influencia a:

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo XIX » Filósofos de Alemania

Psicólogos » Psicólogos siglo XIX » Psicólogos de Alemania

Filólogos » Filólogos siglo XIX » Filólogos de Alemania

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Alemania

Músicos » Músicos siglo XIX » Músicos de Alemania

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Alemania

Síguenos