Frases de Vivir para contarla

Vivir para contarla

47 frases de Vivir para contarla de Gabriel García Márquez... Apasionante relato donde el autor ofrece la memoria de sus años de infancia y juventud, aquellos en los que se fundaría el imaginario que daría lugar a algunos de los relatos y novelas más importantes.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Gabriel García Márquez son: autobiografía, memorias, aprender a leer, infancia, periodismo, luchar por un sueño, ser escritor, vocación, macondo.

Frases de Gabriel García Márquez Libros de Gabriel García Márquez

Frases de Vivir para contarla Gabriel García Márquez

01. Hay que sufrir para servir.


02. Los amaneceres del dormitorio tenían un sospechoso parecido con la felicidad.


03. El que vende comida no se muere de hambre.


04. El miedo era un factor negativo para la salud sexual.


05. Necesité muchos años para no hacer distinciones prepotentes entre música buena y música mala.


06. Las novelas no empiezan como uno quiere sino como ellas quieren.


07. No sé cómo escribes -me dijo-, pero ya hablas como escritor.


08. Su especialidad fueron siempre los problemas imposibles.


09. Me quedaba más solo que la mano izquierda en la ciudad desocupada.


10. (...) El reportaje, que aprecio como el género estelar del mejor oficio del mundo.


11. Sabía lo que pensaba de cada uno por los cambios de su silencio.


12. Si no te metes con la política, la política terminará metiéndose contigo.


13. Las diferencias de fondo entre la vida y la literatura eran simples errores de forma.


14. Nada se comía en casa que no estuviera sazonado en el caldo de las añoranzas.


15. Era hombre de pocos amigos, pero los pocos eran muy buenos.


16. Se puso a salvo de los tormentos de la memoria con un sahumerio de cianuro de oro.


17. Es que la credibilidad, mi querido maestro, depende mucho de la cara que uno ponga para contarlo.


18. Se atrincheraron en sus gustos, sus creencias, sus prejuicios, y cerraron filas contra todo lo que fuera distinto.


19. La práctica terminó por convencerme de que los adverbios de modo terminados en mente son un vicio empobrecedor.


20. La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla.


21. Me tendí vestido en la cama, y sólo entonces sentí en el cuerpo el inmenso peso de estar vivo.


22. Con el talento y la belleza de la directora Rosa Elena Fergusson estudiar era algo tan maravilloso como jugar a estar vivos.


23. (...) La primera noche no pude soportar la envidia por mis vecinos de cuarto que hacían el amor como si fuera una guerra feliz.


24. Podrás llegar a ser un buen escritor -me dijo-, pero nunca serás muy bueno si no conoces bien a los clásicos griegos.


25. Con el tiempo y las posibilidades de tener buena música en casa, aprendí a escribir con un fondo musical acorde con lo que escribo.


26. Fue la única persona de la familia, de cualquier sexo, que no parecía tener atravesada en el corazón una pena de amor contrariado.


27. El sueldo diario me alcanzaba justo para pagar el cuarto, pero lo que menos me importaba en aquellos días era el abismo de la pobreza.


28. Con su inteligencia natural y su habla prodigiosa tenía la facultad inigualable de conocer el sitio justo en que las malas palabras recobran su estirpe cervantina.


29. El tedio de mis horas libres encontró remedio por una razón del corazón: el que no canta no puede imaginarse lo que es el placer de cantar.


30. Todo lo que suena es música, incluidos los platos y los cubiertos en el lavadero, siempre que cumplan la ilusión de indicarnos por dónde va la vida.


31. No nos fue posible encontrar otra historia como aquélla, porque no era de las que se inventan en el papel. Las inventa la vida, y casi siempre a golpes.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Vivir para contarla" de Gabriel García Márquez.

Libros parecidos

Síguenos