Frases de Una habitación con vistas

Una habitación con vistas

15 frases de Una habitación con vistas (A room with a view) de Edward Morgan Forster... Crítica romántica y humorística de la sociedad inglesa de principios del siglo XX, la época eduardiana, protagonizada por una joven inglesa de clase media alta que comienza a llevar una vida más independiente y aventurera.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Edward Morgan Forster son: libertad de elección, búsqueda de la felicidad, condición de la mujer, humor, ambientada en inglaterra, crítica social, ironía, independencia femenina, amor romántico, ambientada en (florencia) italia, ambientada en la época eduardiana, convenciones sociales.

Frases de Edward Morgan Forster Libros de Edward Morgan Forster

Frases de Una habitación con vistas Edward Morgan Forster

01. Desconfía de todas las empresas que requieren vestidos nuevos.


02. (...) Descendiendo del cielo a la tierra, donde siempre hay sombras porque hay colinas.


03. Uno no viene a Italia para encontrarse con cosas agradables -fue la réplica-; uno viene a encontrar vida. Buon giorno! Buon giorno!


04. Pero de verdad te amo, seguramente de una manera mejor que la suya -y se quedó pensativo-. Sí, realmente de una manera mejor.


05. La música que nunca vence, que nunca mengua, sino que ondea hacia la eternidad como los mares límpidos del país de las hadas.


06. La vida -escribió un amigo mío- es un recital público de violín en el cual uno va aprendiendo a tocar el instrumento mientras va interpretando.


07. La armadura de falsedad se desenvuelve sutilmente en la oscuridad y encubre a un hombre no sólo al resto de los hombres sino también a su propia alma.


08. Solamente advirtió que la vela ardería mejor y hacer el equipaje sería más fácil y el mundo más feliz, si pudiese dar y recibir algo de amor humano.


09. No es posible amar e irse. Deseará que así sea. Puede transmutar el amor, ignorarlo, confundirlo, pero nunca podrá apartarlo completamente de sí misma. Sé por experiencia que los poetas tienen razón: el amor es eterno.


10. ¡No, no, señorita Lucy! Espero que prescinda pronto de su Baedeker. Sólo enseña los lugares superficialmente. Por lo que se refiere a la verdadera Italia, no la ha visto ni en sueños. La verdadera Italia se descubre solamente con paciente observación.


11. (...) Ha visto que el reino de este mundo está lleno de poder, belleza, guerra, una radiante corteza que se levanta rodeando fuegos centrales, entretejidos con los cielos que han descendido. Los hombres, declarando que los inspira, actúan llenos de gozo en la superficie terrestre, teniendo los más agradables torneos con otros hombres, felices, no porque son varoniles sino porque están vivos.


12. Una emoción llena de piedad, terror, amor, pero una emoción muy fuerte, la empujaba y le hacía ser consciente del otoño. El verano estaba llegando a su fin y el atardecer le brindaba perfumes de perecimiento que resultaban patéticos porque eran una reminiscencia de la primavera. ¿Que una cosa y otra cuadraban intelectualmente? Una hoja, levantada violentamente, bailó detrás mientras otras hojas yacían sin ningún movimiento.


13. El reino de la música no es un reino de este mundo y aceptará a aquellos que no sobresalen ni por cuna ni por intelecto, ni por cultura. La persona corriente empieza a tocar y entra ardientemente en la esfera celeste sin esfuerzo, mientras la observamos maravillados de no habernos dado cuenta antes y pensando cómo podríamos adorarla y amarla si pudiera trasladar sus visiones en palabras, y sus experiencias en actos humanos.


14. Los ejércitos están llenos de agradables y piadosas gentes, pero se han rendido ante el único enemigo que importa: el enemigo interior. Han pecado en contra de la pasión y de la verdad, y resultará vana su lucha posterior con la virtud. Cuando los años pasen, serán censurados. Su bondad y su piedad mostrarán fallas, su agudeza se convertirá en cinismo, su altruismo en hipocresía: sienten y producen incomodidad dondequiera que vayan.


15. Es fácil enfrentarse a la muerte y al destino y a todo lo que pueda sonar terrible, pero respecto a mis confusiones veo mi pasado con horror, respecto a las cosas que debían haber evitado. No podemos ayudarnos los unos a los otros más que mínimamente. Solía creer que podía enseñar a la gente joven todo sobre la vida, pero ahora sé mucho más y todo lo que he enseñado a George se fundaba en esto: ten cuidado con estar confuso.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Una habitación con vistas" de Edward Morgan Forster.

Libros parecidos

Síguenos