Frases de Almas muertas

Almas muertas

30 frases de Almas muertas (Miórtvyie dushi) de Nikolái Gógol... Historia de Chíchikov, quien junto con su cochero y un criado emprenden un viaje en su troika (trineo) por la vasta Rusia deteniéndose en ciudades y aldeas con la intención de comprar almas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Nikolái Gógol son: búsqueda de la felicidad, dignidad del ser humano, orgullo, vanidad, tristeza, ambientada en san petersburgo (rusia), zarismo, crítica social.

Frases de Nikolái Gógol

Frases de Almas muertas Nikolái Gógol

01. El ejemplo tiene más fuerza que las reglas.


02. Lo difícil es ganar miles honradamente, los millones se amontonan sin trabajo.


03. Así es la vida: la alegría se transforma en tristeza cuando nos paramos por mucho rato frente a ella.


04. (...) Estos proyectos nunca pasaban de ser más que simples palabras.


05. Quien quiere llegar a ser inteligente, carece de tiempo para cometer travesuras. Las travesuras tienen que desaparecer por sí mismas.


06. El pánico es más contagioso que la peste y se comunica en un instante.


07. Si yo no puedo ser feliz, quiero consagrar toda mi vida a la felicidad de mis semejantes.


08. La juventud es feliz en lo que tiene de porvenir.


09. ¡Qué cantidad de maravillosos proyectos nacieron en ti, cuántos poéticos sueños y cuántas asombrosas impresiones has hecho nacer!


10. Por estúpido que sea lo que dice el necio, en ocasiones es más que suficiente para confundir al hombre inteligente.


11. Ahora la gente es débil, no tiene voluntad.


12. Cuando el anzuelo se queda sujeto en el fondo, no te quejes. El llanto no me servirá de nada. Es preciso hacer algo.


13. No ignoro que me tacharán de cruel, pero sé muy bien quiénes serán ésos...Debo recurrir, pues, al instrumento insensible de la justicia, al hacha, que es forzoso que caiga sobre la cabeza de los culpables.


14. El destino del hombre no queda definido hasta que se asienta firmemente en sólidas bases, y no en las quimeras del libre pensamiento.


15. El remedio es amargo, pero ¿Qué enfermo se resiste a tomar la medicina si sabe que de lo contrario no conseguirá recobrar la salud?


16. (...) Pero nuestra generación se ríe, y arrastrada por el orgullo y la vanidad, empieza una serie de nuevos errores, de los que con el tiempo se reirán asimismo nuestros descendientes.


17. ¿En qué consistía eso de adquirir almas muertas? ¿Quién era el estúpido capaz de hacerlo? ¿Quién iba a tirar de este modo el dinero?


18. ¿Qué hacer si el mundo está lleno de tentaciones? (...) A uno no le resulta nada fácil abstenerse cuando ve que todos hacen lo mismo y la moda se impone.


19. (...) Buscaba sólo las dificultades, ardiendo en deseos de obrar allí donde le resultaba difícil, donde había mayores obstáculos, donde era necesario mostrar una gran fuerza de ánimo.


20. Una tristeza llena de desesperación había anidado en su alma como un gusano zoófago. Con creciente rapidez, comenzó a devorar su corazón indefenso.


21. Un compañero o un amigo te engañará y será el primero en traicionarte en un momento difícil, pero el dinero no te traicionará nunca. Todo lo podrás alcanzar y vencer en el mundo con dinero.


22. (...) No dejaba de leer libros, filosofar e intentar buscar la causa de todo, explicarse el porqué y el cómo de las cosas.


23. ¡Pero todo esto es absurdo! ¡No se puede comprender! No es posible que los funcionarios llegaran a asustarse de tal forma, a acumular tantas necedades, a alejarse hasta tal punto de la verdad, cuando un niño puede comprender fácilmente de qué se trata.


24. Quedó claramente de manifiesto cómo es el ser humano: es inteligente, sabio, sensato en todo cuanto se relaciona con los demás, pero no en lo que atañe a su propia persona. ¡Qué firmeza y prudencia hay en los consejos que da en los momentos difíciles!


25. El general pertenecía a esa clase de personas que, aunque hacían de él lo que querían (por supuesto sin que él lo advirtiera), si se le metía una idea en la cabeza, en ella se quedaba como un clavo, sin que existiera ninguna posibilidad de sacársela.


26. La troika vuela, vuela, ya está allá lejos, sumergida en una nube de polvo, y hiende los aires. ¿No avanzas tú, Rusia, como una troika a la que nadie consigue alcanzar? Se levantan nubes de polvo por donde tú pasas, se estremecen los puentes y todo lo vas dejando atrás.


27. Esas acciones tan poco nobles no me producen más que pesadumbre. Cuando veo que hay personas que engañan ante los mismos ojos de todos y que no son castigadas con el desprecio general, no sé lo que me ocurre, me pongo mala. Pienso, pienso...-y poco faltó para que rompiera a llorar.


28. Tenga mucho cuidado, si va en busca de las vistas se quedará sin trigo y sin vistas. Preocúpese del beneficio y no de la belleza. La belleza vendrá por sí sola. El ejemplo nos lo ofrecen las ciudades: las mejores y más bellas son las que crecieron por sí, aquellas donde cada uno edificó conforme a sus necesidades y a sus gustos. Las que se edificaron a cordel, parecen una aglomeración de cuarteles...No busque la belleza y preocúpese de sus necesidades.


29. En él no había nada ni de bueno ni de malo, y la carencia de todo dejaba un espantoso vacío. Su rostro duro como el mármol, sin ninguna imperfección notable, no se semejaba a nada; sus rasgos mantenían entre sí una fría proporción. Sólo las diminutas picaduras de viruela y las arrugas que surcaban aquel rostro lo incluían entre esa categoría de personas a las que, como dice la expresión popular, el diablo acude por la noche a fin de moler guisantes en su cara.


30. ¡Feliz el escritor que abandona los caracteres poco gratos y aburridos que asombran por la tristeza que infunden en el alma y se aproxima a caracteres en los que se manifiestan las elevadas cualidades del ser humano, que de la gran multitud de personajes que se le presentan a diario, se limita a escoger las contadas excepciones, que nunca traiciona la excelsa canción de su lira, no desciende de la cima en que se halla hasta sus hermanos mezquinos y míseros, y, alejado del suelo, se entrega en cuerpo y alma a sus sublimes imágenes!

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Almas muertas" de Nikolái Gógol.

Libros parecidos

Síguenos