Frases de Un lugar llamado libertad

Un lugar llamado libertad

15 frases de Un lugar llamado libertad (A place called freedom) de Ken Follett... Ser minero del carbón en la Escocia del siglo XVIII significaba servidumbre y sufrimiento. Por eso Mack McAsh se enfrentó a su amo, lo que le obligó a huir... Una historia de pasión y libertad.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Ken Follett son: esclavitud, esperanza, ficción histórica, ambientada en escocia, búsqueda de la libertad, minas de carbón, ficción con mineros.

Frases de Ken Follett Libros de Ken Follett

Frases de Un lugar llamado libertad Ken Follett

01. El voraz apetito de carbón de la ciudad era insaciable.


02. Era algo así como decir que el adulterio tenía su origen en el matrimonio.


03. (...) Cumple su palabra incluso cuando le cuesta y no solamente cuando es fácil. En eso consisten las promesas.


04. - (...) Nunca pensé que los esclavos se dedicaran a eso. - Hay que tener algo en la vida, aparte el trabajo.


05. La ley no toma decisiones. Carece de voluntad. Es como un arma o una herramienta: trabaja por los que la toman en sus manos y la utilizan.


06. Todos quieren a alguien de quien han sido separados se rió Kobe con tristeza. La gente pregunta constantemente. Cuando los esclavos se reúnen por los caminos o en el bosque, no hablan de otra cosa.


07. Su comprensión hizo que las lágrimas asomaran a sus ojos. Poco después, sintió que sus brazos la rodeaban amorosamente. Entonces apoyó la cabeza sobre su hombro y dio rienda suelta a sus lágrimas.


08. El médico apoyó las manos en sus sienes y tanteó suavemente con los dedos. - ¿Se siente confusa? -El amor y el matrimonio me confunden, pero no es por eso por lo que me duele la cabeza.


09. Se trataba de un célebre juez reformista, demasiado blando a juicio...Afirmaba, por ejemplo, que el delito tenía su origen en la pobreza, lo cual era algo así como decir que el adulterio tenía su origen en el matrimonio.


10. - ¿Es cierto que no les alcanza el dinero para comprar pan? -Hay carestía de trigo en toda Europa y es inevitable que suba el precio del pan. Y el desempleo se debe al boicot decretado por los americanos contra los productos británicos.


11. Hicieron el amor, hablaron en susurros de sus proyectos y volvieron a hacer el amor. Poco antes del amanecer, Mack se adormiló ligeramente. Lizzie, en cambio, permaneció despierta, contemplando las facciones de su rostro a la luz del fuego de la chimenea mientras pensaba en el viaje de espacio y tiempo que los había conducido desde High Glen hasta aquella cama.


12. Minutos después mientras Lizzie y Jay permanecían de pie en la proa, el barco empezó a deslizarse río abajo. Una fresca brisa del anochecer azotaba las mejillas de Lizzie. Mientras la cúpula de San Pablo desaparecía bajo la línea del horizonte de los almacenes portuarios, ésta le dijo a su marido: - No se si alguna vez volveremos a ver Londres.


13. Tanto si los pasajeros eran esclavos como si eran prisioneros o sirvientes contratados, las condiciones en la bodega eran mortalmente insalubres. Los armadores actuaban movidos por el afán de ganar dinero y apretujaban en sus bodegas a toda la gente que podían, pero los capitanes también eran venales y cualquier prisionero que tuviera dinero para pagar sobornos podía dormir en un camarote.


14. - Pero ¿Por qué quieres ir? Buena pregunta. Experimentaba unos sentimientos contradictorios. El hecho de convertir la muerte en una diversión era vergonzoso y sabía que más tarde se arrepentiría. Pero su curiosidad era más fuerte. - Quiero saber cómo es contestó. ¿Cómo se comportan los condenados? ¿Lloran, rezan o tiemblan de miedo? ¿Y los espectadores? ¿Qué se siente cuando se contempla el final de una vida humana?


15. (...) Sabía que existían los teatros y las piezas teatrales, pero nunca había imaginado que pudiera ser algo como lo que sus ojos estaban viendo en aquellos momentos: el calor, el humo de las lámparas, los soberbios trajes de época, los rostros pintados y, por encima de todo, la emoción...La rabia, el amor apasionado, la envidia y el odio tan vivamente representados que el corazón le latía en el pecho con la misma emoción que hubiera sentido si todo aquello estuviera ocurriendo de verdad.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Un lugar llamado libertad" de Ken Follett.

Libros parecidos

Síguenos