Frases de Quisiera que alguien me esperara en algún lugar

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar

18 frases de Quisiera que alguien me esperara en algún lugar (Je voudrais que quelqu'un m'attende quelque part) de Anna Gavalda... Doce relatos breves protagonizados por personajes que se enfrentan a diferentes tragedias cotidianas, que muestran los placeres y angustias que les condenan o les redimen.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Anna Gavalda son: relaciones personales, soledad, desamor, esencia del ser humano, el bien y el mal, historia de amor, vida en pareja, tristeza.

Frases de Anna Gavalda Libros de Anna Gavalda

Frases de Quisiera que alguien me esperara en algún lugar Anna Gavalda

01. Odio mi orgullo.


02. La vulgaridad del corazón es algo indecible.


03. ¿Cuánto tiempo he permanecido ahí, contemplando mi desastre?


04. (...) Nerviosa como en el umbral de una historia de amor.


05. (...) Será que tu rostro es un lugar que ha marcado mi vida.


06. Le dedico una sonrisa traviesa, en plan flecha de Cupido, pero más reservada.


07. Llora porque su corazón ha vuelto hoy a latir cuando hace ya tiempo que no creía en ello.


08. Lo importante no es el lugar en el que uno se encuentra, sino el estado de espíritu en el que está.


09. Incluso la más fea, siempre tiene algo. Por lo menos el deseo de ser guapa. Él también me sonríe.


10. Cuando te miro, me duele la tripa como si estuviera delante de diez mil personas, por favor, acaba con esto y abrázame...


11. Dicen que el ejército cambia a los hombres; a mí, personalmente, el ejército me ha hecho aún más pesimista que antes.


12. Es una de las razones por las cuales he elegido un oficio manual. Prefiero que sean mis manos las que piensen. Es más fácil.


13. Miren a una mujer embarazada: creen que está cruzando la calle, o que está trabajando o incluso que les está hablando. No es verdad. Está pensando en su bebé.


14. Mi corazón es como una gran bolsa vacía, una bolsa sólida, en la que se podría meter todo un bazar y, sin embargo, no hay nada dentro.


15. Era como un turista en París. Tenía las manos en los bolsillos y olía al aftershave de Nina Ricci for Men distribuido en todos los hoteles Ibis del mundo.


16. Llora por tantísimas razones que no tiene ganas de pensar en ello. Se le planta delante toda su vida. Entonces, para protegerse un poco, se dice a sí misma que llora por el placer de llorar y punto.


17. Las primeras semanas dormí sobre un colchón en el suelo. Había leído en una revista que era muy bueno para la espalda. Diecisiete días después me fui a Ikea: me dolía demasiado la espalda.


18. Precisemos: una parisina que se precie no cruza nunca el bulevar Saint-Germain por el paso de cebra cuando el semáforo está en rojo. Una parisina que se precie mira los coches que pasan y se lanza, sabiendo que se está arriesgando.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Quisiera que alguien me esperara en algún lugar" de Anna Gavalda.

Libros parecidos

Síguenos