Frases de Palmeras en la nieve

Palmeras en la nieve

23 frases de Palmeras en la nieve de Luz Gabás... Dos hermanos abandonan Huesca para viajar hasta la isla de Fernando Poo, donde vive su padre. Allí descubrirán las diferencias y similitudes entre coloniales y autóctonos.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Luz Gabás son: esclavitud, enamorarse, isla, racismo, colonialismo, pasión prohibida, amor entre clases sociales, secretos de familia, valor de la amistad, cacao.

Frases de Luz Gabás Libros de Luz Gabás

Frases de Palmeras en la nieve Luz Gabás

01. Me voy. Te vas. Pero te quedas en mi corazón. Para siempre.


02. Cuando ella sonreía, él se olvidaba de todo.


03. Desde que había estado con él, encontraba defectos en todos los hombres.


04. Vivía más de los recuerdos, propios y ajenos, que de su propio presente.


05. Los tornados. La vida es como un tornado. Paz, furia, y paz de nuevo.


06. En los países con graves carencias, la educación se encuentra al final de la lista de cuestiones a mejorar.


07. En esta vida hay que celebrarlo todo. Hoy estamos aquí y mañana... ¡Con los espíritus!


08. El tiempo pasa muy rápido cuando estamos juntos. Se nos acabará y entonces nos arrepentiremos de no haberlo exprimido lo suficiente.


09. Una cosa era la libertad de pensamientos azuzados por la complicidad de la noche y otra muy distinta la realidad.


10. A veces también es necesario saber preguntar, que no basta con creerse a pies juntillas todo lo que nos dicen.


11. Anhelaba librarse de un equipaje demasiado pesado porque el mundo realmente pertenecía a quien sabía ir ligero de equipaje.


12. No puedo decirte ni cómo ni cuándo, pero llegará un día en que esta pequeña isla se apoderará de ti y desearás no abandonarla... No conozco a nadie que se haya marchado sin derramar lágrimas de desconsuelo.


13. La vida es circular, los hechos se repiten; en otras circunstancias, sí, pero básicamente semejantes. Como la naturaleza.


14. Necesitaba estar sola, aunque sólo fuera por unas horas. Tal vez por la mañana viera las cosas de otra manera.


15. (...) Había conseguido superar la etapa más dolorosa de su vida y resurgir del abismo fortalecida tanto en sus creencias como en su amor por él.


16. ¿No fue un gran jefe blanco el que dijo que, en cuanto empieza a echar raíces, la libertad sí que es una planta de rápido crecimiento?


17. La familia es como el bosque -le había dicho-. Si estás fuera de él, solo ves su densidad. Si estás dentro, puedes ver que cada árbol tiene su propia posición.


18. (...) Me enamoré de ellos nada más verlos. Son... ¿Cómo te diría...? Simples y complejos, serenos y violentos, enigmáticos y transparentes...-Como esta isla...-murmuró Kilian. -Sí. Y como cualquiera de nosotros...


19. Te aseguro que yo no me pienso morir (...), hasta que llegue el momento.


20. Siempre sabrían ambos que en algún lugar del mundo existía alguien cuyo olor había impregnado de forma embriagadora sus sentidos; un cuerpo cuyo sudor había empapado su piel sedienta; un cuerpo cuyo sabor había saciado su necesidad de placer justo entonces: en plena madurez, cuando la distancia recorrida ya era larga y la que faltaba por recorrer, incierta.


21. Mira, Kilian -dijo Jacobo-, estamos entrando en la bahía de Santa Isabel. ¡No te pierdas ningún detalle! -Un brillo iluminó sus verdes ojos-. Te guste o no tu estancia aquí, te quedes dos o veinte años, odies o ames a la isla..., ¡Escucha bien lo que te voy a decir! , jamás podrás borrar de tu mente esta estampa. ¡Jamás!


22. Sonrió al imaginarse a esos hombres rudos y cerrados de la montaña, de carácter taciturno y serio, poco expresivos y acostumbrados a una gama cromática limitada al blanco de la nieve, al verde de los pastos y al gris de las piedras, descubriendo los colores llamativos del trópico, las oscuras pieles de los cuerpos semidesnudos, las construcciones livianas y la caricia de la brisa del mar.


23. Te dejarás arrastrar por las nubes durante miles de kilómetros y tomarás tierra en Madrid, donde cogerás un tren a Zaragoza. Luego te subirás a un autobús y, en poco tiempo, te reencontrarás con los tuyos. Todas las horas del viaje te resultarán escasas para despegarte de los últimos años, que habrán sido los mejores de tu vida. Y ese hecho, el reconocer que los mejores años de tu existencia pasaron en tierras lejanas, será un secreto que guardarás en lo más profundo de tu corazón.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Palmeras en la nieve" de Luz Gabás.

Libros parecidos

Síguenos