Frases de No es por mí, es por ti

No es por mí, es por ti

20 frases de No es por mí, es por ti (Itís not me itís you) de Mhairi McFarlane... Divertida comedia que nos hace pensar en las preguntas que nos planteamos cuando, llegado un momento, nuestra vida se pone patas arriba: ¿vuelvo a lo que tenía o intento crear algo nuevo?.

Frases de Mhairi McFarlane Libros de Mhairi McFarlane

Frases de No es por mí, es por ti Mhairi McFarlane

01. Nada que valiese la pena carecía de riesgo. Tenía que decidir si sus sentimientos eran lo suficientemente fuertes para que mereciese la pena correr el riesgo.


02. ¡Uf! Una noche contigo y se ha convertido en un escritor de cartas de amor. Debes de tener un suelo pélvico increíble.


03. Siempre se puede elegir ser o no infeliz. Incluso a pesar de haberse enfrentado a algo horrible.


04. Veía al amor de mi vida a punto de irse y pensé que la sinceridad total me haría perderte para siempre. Es ahora cuando me he dado cuenta de que la sinceridad total era mi única esperanza.


05. Esta es toda la historia de cómo fui tan estúpido para poner en riesgo aquello que me importaba por algo que no tenía ninguna importancia.


06. Algunas amistades se mantenían en el tiempo sin ganar confianza.


07. Junto a ella, en la mesilla había una botella de Coca-Cola con un post-it que ponía: "Bébeme", una caja de pastillas de ibuprofeno que pedía: "Tómame" y un papel doblado que decía: "Léeme".


08. Descubrir una infidelidad no era un hecho único. Era como las matrioskas, una mentira dentro de otra y esta dentro de otra.


09. Londres la intimidaba. Era tan enorme. Se suponía que uno tenía que sentirse parte de todo, pero en realidad nunca formaba parte de nada.


10. Al final, quizá Londres no fuese tan malo. Necesitabas poner chinchetas en un mapa y crear puntos fijos de familiaridad alrededor de los cuales orbitar.


11. La hostilidad brutal no era algo con lo que uno se encontrase a menudo. El estilo británico era más bien una hostilidad codificada que considerabas después.


12. Mi jefe tiene un dicho... Cuando llegue la pelea, no te "atortugues".


13. Fue una distracción. Aquella situación ridícula empezó porque cuando lo hacía, no tenía que pensar en el resto de mis problemas. Creé un problema nuevo para no pensar en los otros. "Un extraño comportamiento en busca de riesgos", según lo llamó mi terapeuta. Como una autolesión psícológica.


14. Hay hombres con principios. Pero ninguno de los que conozco.


15. Quizá la confianza consistía simplemente en fingir hasta que ya no finges.


16. Era una de esas mujeres capaces de combinar una sentimentalidad extrema con una brutalidad exagerada.


17. Te vistes para las mujeres, no para los hombres.


18. La experiencia está sobrevalorada. Es lo que nadie tiene al empezar, sea lo bueno que sea. La actitud lo es todo.


19. La vida es confianza, ¿No?


20. Se dio cuenta de que los tópicos acerca de las consecuencias de que le hubiesen puesto los cuernos se estaban haciendo realidad. Por ejemplo, solía pensar que la frase "Lo que duele es la mentira" era bastante idealista.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "No es por mí, es por ti" de Mhairi McFarlane.

Síguenos