Frases de Muchas vidas, muchos maestros

Muchas vidas, muchos maestros

18 frases de Muchas vidas, muchos maestros (Many lives, many masters) de Brian Weiss... Historia real de un psiquiatra, su joven paciente y el nacimiento de la terapia de regresión a vidas pasadas... Una asombrosa experiencia que cambió por completo su propia vida y su visión de la psicoterapia.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Brian Weiss son: autoestima, comprensión, reencarnación, inteligencia emocional, equilibrio entre cuerpo y mente, tratamiento médico, psicoanalista, conocimiento, terapia de vidas pasadas, tener la mente abierta.

Frases de Brian Weiss Libros de Brian Weiss

Frases de Muchas vidas, muchos maestros Brian Weiss

01. Dios está en cada uno de nosotros.


02. Mantén la mente abierta, la verdadera ciencia comienza con la observación.


03. La experiencia es necesaria para añadir crédito emocional a la comprensión intelectual.


04. Es posible que nuestra mente diga: "yo no te conozco". Pero el corazón sí le conoce.


05. Nos preocupa horriblemente nuestra propia muerte; tanto que, a veces, olvidamos el verdadero propósito de la vida.


06. Una criatura criticada de manera constante puede perder tanta confianza y autoestima como quien recuerda haber sido humillado en una horrible ocasión especial.


07. En verdad, la felicidad arraiga en la sencillez. La tendencia al exceso en el pensamiento y en la acción disminuye la felicidad. El exceso nubla los valores básicos.


08. Comprendamos que nadie es mejor que otro. Sintámoslo. Practiquemos la ayuda al prójimo. Todos estamos en el mismo bote. Si no lo hacemos juntos, nuestros equipos se encontrarán muy solos...


09. Nuestra tarea consiste en aprender, en llegar a ser como dioses mediante el conocimiento, por el conocimiento nos acercamos a Dios y entonces podemos descansar, luego regresamos para enseñar y ayudar a otros.


10. Los religiosos nos dicen que la felicidad se logra llenando el corazón de amor, fe y esperanza, practicando la caridad y brindando bondad. En verdad tienen razón. Dadas estas actitudes, habitualmente vienen el equilibrio y la armonía.


11. La humanidad no ha aprendido el equilibrio; mucho menos lo ha practicado. Se guía por la codicia y la ambición; se conduce por el miedo. De este modo acabará por aniquilarse. Pero la naturaleza sobrevivirá, al menos las plantas.


12. La alta tecnología es maravillosa para la investigación y para facilitar la comprensión de la enfermedad humana. Puede ser un valioso instrumento clínico, pero jamás reemplazará las características y los métodos inherentemente personales de los verdaderos médicos.


13. En la naturaleza hay equilibrio. Los animales destruyen en pequeñas cantidades. Los sistemas ecológicos nunca son eliminados en masa. Las plantas consumidas vuelven a crecer. Las fuentes de sustento proveen y vuelven a reponerse. Se disfruta de la flor, se come la fruta, se preserva la raíz.


14. Si una parte del ser humano es eterna (y en la historia hay sobradas evidencias para pensarlo así), ¿Por qué nos tratamos tan mal? ¿Por qué pasamos por encima del prójimo en "provecho" personal, si en realidad estamos desechando la lección? Al parecer, todos vamos hacia el mismo sitio, aunque a diferente velocidad. Nadie es más grande que los demás.


15. Debernos evitar la seducción de la alta tecnología. Antes bien, deberíamos ser modelos para nuestros colegas. Deberíamos demostrar que la paciencia, la comprensión y la compasión ayudan tanto al paciente como al médico. Reservar más tiempo para dialogar, para enseñar, para despertar la esperanza y la expectativa de curación: estas cualidades del médico-curandero, medio olvidadas, son las que debemos emplear siempre, como ejemplo para nuestros médicos colegas.


16. En la carrera hacia la cada vez mayor incorporación de la medicación en psiquiatría, es importante que no abandonemos las enseñanzas tradicionales de nuestra profesión, aunque a veces parezcan vagas. Somos nosotros quienes aún conversamos con nuestros pacientes, con paciencia y compasión. Aún nos tomamos tiempo para hacerlo. Facilitamos el entendimiento conceptual de la enfermedad, curando con comprensión y mediante el descubrimiento inducido del conocimiento de sí mismo, no sólo con rayos láser. Aún utilizamos la esperanza para curar.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Muchas vidas, muchos maestros" de Brian Weiss.

Libros parecidos

Síguenos