Frases de Las huellas imborrables

Las huellas imborrables

14 frases de Las huellas imborrables (Tyskungen) de Camilla Läckberg... Cuándo un historiador especializado en la Segunda Guerra Mundial es asesinado, el comisario Patrik Hedström debe compaginar el cuidado de su hija con la investigación.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Camilla Läckberg son: arrepentimiento, crimen, segunda guerra mundial, ficción sobre escritores, ficción con nazis, ambientada en suecia, venganza, afrontar las consecuencias.

Frases de Camilla Läckberg Libros de Camilla Läckberg

Frases de Las huellas imborrables Camilla Läckberg

01. Quien no ama, tampoco se arriesga a perder.


02. Delegar. En eso consistía ser un buen líder.


03. El arrepentimiento es expresión de humanidad. Sin arrepentimiento... ¿Qué somos?


04. Existe una diferencia asquerosamente abismal entre ser "el que ayuda" y ser el que carga con la responsabilidad última.


05. Así es la naturaleza del ser humano, no mira las consecuencias de sus acciones, no aprende de la historia.


06. Aquello que pertenece a un pasado remoto se desliza de pronto hacia el presente y cobra un protagonismo cada vez mayor.


07. (...) Comprendió en un instante de lucidez que nada puede expiarse. Tarde o temprano, el tiempo y el pasado nos alcanzan. De nada servía esconderse. De nada servía correr.


08. Sí, yo siempre he pensado que la gente que observa un orden tan estricto tiene algún problema. Seguro que tiene que ver con la falta de entrenamiento en el uso del orinal en la infancia, o algo por el estilo.


09. - ¿De qué habría de arrepentirme? Lo hecho, hecho está. Todos elegimos un camino. Tú has elegido el tuyo. Y yo el mío. ¿Que si me arrepiento de algo? No, ¿De qué serviría? Axel se encogió de hombros. -El arrepentimiento es expresión de humanidad. Sin arrepentimiento... ¿Qué somos?


10. No importa cómo ocurrió. Ocurrió, sencillamente. Y lo único que podemos tratar de hacer es cambiar las cosas, sobrevivir. No mirar atrás. No regodearnos en el arrepentimiento o en las especulaciones de cómo habrían podido ser las cosas... No debes mirar atrás. Lo hecho, hecho está. El pasado, pasado está. No existe el arrepentimiento.


11. Sólo quiero que comprendas que, detrás de todas esas acciones nobles a las que tú crees que has dedicado tu vida, hay un sentimiento extremadamente primitivo, básico, humano: la venganza. Yo no creo en la venganza. Yo creo que lo único en lo que debemos concentrarnos es en llevar a cabo aquello con lo que podamos cambiar el presente.


12. Será que la idea es que no lo sepamos -dijo Frans contemplando la inmensidad del mar-. Si tuviéramos una bola de cristal que mostrara todo lo que iba a pasarnos en la vida, no seríamos capaces de movernos. La idea es esa, seguramente, que la vida se nos dé en porciones. Que nos sobrevengan las penas y los problemas en dosis tan pequeñas que podamos masticarlas.


13. De repente, tomó conciencia de hasta qué punto la quería. Resultaba tan fácil olvidarlo... Resultaba tan fácil que la vida y el día a día rodasen sin parar, el trabajo y las tareas domésticas y... Los días, pasando uno tras otro. Pero había momentos como aquel, en los que sentía con una fuerza aterradora hasta qué punto estaban unidos. Y cómo adoraba despertar a su lado cada mañana.


14. Y ahora la base de sus vidas se tambaleaba, y se tendían los brazos para tratar de recuperar el punto de apoyo de su existencia. Era aterrador ver a tus padres encogerse, reducirse, volverse más pequeños que uno mismo. Tener que intervenir y comportarse como adultos con aquellos a quienes, de pequeños, veíamos como infalibles, inquebrantables. Aunque, en la edad adulta, ya no ve uno a sus padres como seres divinos con respuesta para todo, pero resulta doloroso verlos perder la fuerza que un día poseyeron.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Las huellas imborrables" de Camilla Läckberg.

Libros parecidos

Síguenos